Reforma de la PAC y purines centran un encuentro del ministro con el campo gallego

El titular de Agricultura, Luis Planas, se reunió con el presidente de la Xunta y mantuvo una reunión posterior con organizaciones del campo, a la que también acudió el conselleiro

Reforma de la PAC y purines centran un encuentro del ministro con el campo gallego

Encuentro del ministro con organizaciones agrarias y cooperativas.

Dos son los asuntos polémicos que tiene abiertos el Ministerio de Agricultura en Galicia, la reforma de la PAC y el borrador del decreto de gestión de los purines. Para escuchar la opinión del sector sobre ambos temas y apaciguar ánimos, el ministro de Agricultura mantuvo hoy una reunión en Santiago con organizaciones del campo, precedida de un encuentro con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Los mensajes que se le trasladaron al ministro fueron unánimes. En primer lugar, preocupación por cómo va a quedar Galicia en la reforma de la PAC, pues aspectos como la eliminación de los derechos históricos o la actual propuesta de ecoesquemas (pagos medioambientales) podrían perjudicar a la ganadería gallega.

Reunión con Feijoo
Sobre la nueva PAC, el presidente de la Xunta destacó que «Galicia está en contacto con las demás comunidades de la Cornisa Cantábrica para trasladarle al Ministerio una propuesta lo más cerrada posible con el fin de que se tengan en cuenta los intereses atlánticos y cantábricos».

Entrando en materia, Feijoo pidió que los ecoesquemas valoren cuestiones como la prevención de incendios y la modulación de ayudas en función del tamaño de las explotaciones, priorizando el modelo de agricultura familiar.

Otra cuestión que preocupa a la Xunta son los fondos de desarrollo rural (segundo pilar de la PAC). El presidente del Gobierno gallego incidió en la necesidad de un reparto equilibrado de fondos entre las comunidades, ponderando factores como el volumen de empleo agrario, superficie forestal o volumen y dispersión de la población rural.

Por último, Feijoo se interesó por los fondos Next Generatión, procedentes del fondo de recuperación diseñado por Bruselas para la recuperación económica tras la Covid. Insistió que su proyecto prioritario para esos fondos es una fábrica de fibras textiles que trabaje con la madera como materia prima, pero anunció nuevos proyectos para concurrir a los fondos, como un plan para desarrollar 3.500 hectáreas de regadío moderno en A Limia, para el que pide 190 millones de euros, o las plantas de purines ya anunciadas, para las que busca fondos.

Organizaciones agrarias y cooperativas
Planas mantuvo un segundo encuentro con organizaciones agrarias (Unións Agrarias, Sindicato Labrego) y cooperativas (Agaca), al que también acudió el conselleiro de Medio Rural, José González. En la reunión, el sector le trasladó a Planas sus demandas sobre la PAC y los purines. La preocupación se centra en que eliminar los derechos históricos de la PAC puede perjudicar a las granjas gallegas, pues Galicia es la comunidad con menos hectáreas elegibles por explotación, según advirtió el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García.

García abogó por retrasar dentro de lo posible la desaparición de los derechos históricos y por darle tiempo a las explotaciones gallegas a adecuar su base territorial. Demandó asimismo un plan redistributivo de fondos que prime las primeras 30 hectáreas de cada productor.

Por parte del Sindicato Labrego, su secretaria general, Isabel Vilalba, advirtió de que el promedio gallego de pagos de la PAC está en 2.590 euros, «frente a los casi 4.000 de promedio estatal». Vilalba considera que hay que acabar con esa «injusticia» y fijar criterios de reparto «con mayor impacto social, como el número de puestos de trabajo generados por cada hectárea agraria». El Sindicato Labrego pide además que en la nueva PAC puedan entrar sectores que hasta ahora estaban al margen, como el vitícola o la huerta.

Sobre los purines, las organizaciones agrarias plantean que se tengan en cuenta las características de Galicia y se diferencien las exigencias en función del tipo de granja, teniendo en cuenta a las ganaderías de montaña, a las de pastoreo y a las pequeñas explotaciones.

Un último punto de debate estuvo en los contratos de las industrias con las granjas, principalmente en vacuno de leche. El sector le demandó a Planas mecanismos eficaces que permitan defender los derechos de los productores, sin tener que recurrir a la justicia. La segunda reforma que está afrontando la Ley de la Cadena Alimentaria abre la puerta a que estas reivindicaciones se puedan tener en cuenta.

Valoraciones del ministro
Tras las reuniones, el ministro, que cerró su estancia en Galicia con una visita a la bodega cooperativa Martín Códax (Cambados, Pontevedra), afirmó que su voluntad es «contar con Galicia y con la visión de Galicia» para la elaboración del Plan Estratégico Nacional de la PAC.

Planas incidió en que está garantizado el mantenimiento de los pagos asociados de la PAC en vacuno de leche y vacuno de carne, dos líneas que interesan en la ganadería gallega, y avanzó también que se publicará en breve un real decreto que busca mejorar la transparencia del suministro de leche.

El objetivo del Ministerio es segmentar más la información de precios de la leche en el campo, indicando cuánto se paga por la leche ecológica y por aquella destinada a la «elaboración de productos de calidad diferenciada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información