Requerimientos de las instalaciones para vacuno de leche en ecológico

Elena Fernández Rodríguez, doctora en Ingeniería Agrícola, hace un repaso por los puntos más importantes a tener en cuenta en el diseño de las granjas para garantizar la crianza sostenible

Requerimientos de las instalaciones para vacuno de leche en ecológico

En las ganaderías en ecológico, los animales deben estar sueltos, con abundante ventilación y con entrada de luz natural.

En el marco de la Semana de la Ganadería Ecológica organizada por el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia (Craega), la doctora en Ingeniería Agrícola Elena Fernández Rodríguez hizo un repaso por las características de las instalaciones que deben cumplir las granjas en ecológico.

La experta apunta a 5 aspectos relacionados con diferentes espacios de la granja a los que prestar especial interés para garantizar el bienestar de las vacas en las instalaciones. Garantizar un tiempo y una zona de descanso apropiada es una de las cuestiones claves a tener en cuenta. Contar con comederos y bebederos adecuados es otro de los pilares, pues permitirá proporcionarle al animal una alimentación correcta.

«Una instalación bien pensada facilita el trabajo y contribuye a garantizar el bienestar de los animales»

Condiciones ambientales, sala de ordeño y confort de trabajo completan algunos de los principales factores a valorar. «Una instalación bien pensada facilita el trabajo y contribuye a garantizar el bienestar de los animales», subraya la experta.

Zona de descanso

En el diseño del espacio dedicado al descanso del animal es fundamental tener presente el comportamiento de la vaca, puesto que pasará unas 12 horas al día acostada, de las cuales case 4 horas estará durmiendo y el resto rumiando. «Hay que tener en cuenta tanto las posturas que el animal va a tener mientras descansa como los movimientos de la vaca para levantarse y garantizar que las instalaciones los permitan», indica.

Un mal diseño de los cubículos, la zona de alimentación o una sobreocupación reduce el tiempo de descanso de los animales

Las dos normativas que regulan los requerimientos de las ganaderías en ecológicos, el reglamento 834 del año 2007 y el 889 de 2009, fijan ya algunas de las pautas que deben cumplir estas zonas de descanso, bien sean con cubículos individuales o en cama colectiva. Así es que en ambos casos, los animales deben estar sueltos, con abundante ventilación y con entrada de luz natural. También se ha de controlar la densidad de animales, en función de la raza y la edad. Es preciso que cuenten con suelos lisos, sin que terminen por ser resbaladizos. Además, la zona donde las vacas estén acostadas deberá ser cómoda, estar limpia y seca, al tiempo que debe incluir un lecho amplio.

Fernández apunta a que un mal diseño de los cubículos o de la zona de alimentación, así como una sobreocupación pueden reducir el tiempo de descanso de los animales. Tener más vacas de las que serían recomendables para las instalaciones con las que se cuenta lleva también a una mayor competencia, agresiones, así como a mayor permanencia de pie y suciedad.

El tiempo que tarda en acostarse una vaca es un indicador del confort que tiene en el cubículo

El cubículo debe adaptarse al tamaño del animal, así como a la secuencia de movimientos que hace tanto al levantarse como al acostarse. También tiene que permitirle al animal adoptar una posición cómoda mientras está acostada y tener libertad de movimientos y un espacio social adecuado.

Dimensions-cubiculos-ganado-Afriga-

Dimensiones de los cubículos. // Fuente: A Callejo Ramos y M.A. Majano Gamarra.

El tiempo que tarda en acostarse una vaca es un indicador del confort que tiene en el cubículo. Se estima que el tiempo medio para acostarse es de 5,20 segundos y de incrementarse podría indicar que el espacio no se adapta a las necesidades de las vacas.

Además, hay otros signos en el ganado vacuno que pueden indicar que algunas características de los cubículos no son apropiadas, como pueden ser la aparición de heridas y lesiones, los problemas de conducta al acostarse y levantarse o en la posición del cubículo. Así, los resbalones del animal al levantarse, realizar varios intentos o que la vaca permanezca acostada o de pie mitad dentro y mitad fuera son algunos indicadores de que el espacio no resulta cómodo.

«Una buena cama facilita los movimientos del animal, reduce los riesgos de lesión y el tiempo de pie en el cubículo, a la par de mejorar el tiempo de descanso»

Otro factor que influye en el éxito de los cubículos es la cama, que debe tener la cantidad suficiente y buenas condiciones, es decir, sin humedades, agujeros o apelmazamientos. «Una buena cama facilita los movimientos del animal, reduce los riesgos de lesión y el tiempo de pie en el cubículo, a la par de mejorar el tiempo de descanso», indica la experta.

En aquellas ganaderías con cama colectiva es fundamental tener presente las limitaciones sobre el número de animales y la superficie real disponible. «Hay que tener en cuenta que, aunque se disponga de superficie suficiente, puede haber aspectos que limiten el espacio que emplean las vacas», explica Fernández. Corrientes de aire, la cercanía a zonas muy frecuentadas como son los bebederos, o zonas de paso como el ordeño, así como la posibilidad de que la cama se moje por la lluvia, pueden reducir la superficie disponible y generar problemas.

Comederos y bebederos

«Para lograr que los comederos cumplan con su función hay que tener en cuenta las dimensiones, la terminación y el espacio por vaca», comenta la experta. El comedero debe tener una anchura de entre 1 y 1,2 metros. La colocación de una barra simple a una altura de 1,20, separada entre 20 o 30 centímetros o colocada en la parte superior de una trabadiza, puede ayudar a mejorar el acceso al comedero.

En el caso de los bebederos, hay que tener en cuenta que la vaca consume de promedio entre 4 o 4,5 litros de agua por litro de leche. Además, abrevan entre 7 y 12 veces al día y tienen un consumo de 10 litros por minuto. A parte de valorar estos datos, para la colocación de los bebederos en la granja es preciso adaptarlos al número de animales, de manera que por lo menos haya 2 puntos por cada grupo de vacas.

Cada grupo de 20 vacas debería disponer de 1,2 metros de bebedero

«Entre el 10 y el 15% del mismo grupo de vacas deberían poder beber al mismo tiempo», detalla la ingeniera agrícola. Así, cada grupo de 20 vacas debería disponer de 1,2 metros de bebedero. «Precisamos que los bebederos sean fáciles de limpiar para garantizar que los animales tengan acceso a agua limpia», detalla Fernández.

Recomendaciones del espacio preciso para las vacas en el bebedero.

Los bebederos tampoco pueden colocarse a una altura que supere el 60% de la alzada a la cruz. La experta estima que el agua debe estar la entre 60 y 70 centímetros y deberán contar con una profundidad de, por lo menos, 7 centímetros, para que puedan sumergir el hocico. Fernández insiste en que es muy importante proporcionar un espacio suficiente a las vacas en la zona de bebedero.

En el caso de la producción en ecológico, además tienen que disponer de bebederos en el exterior que deberán proporcionar el agua precisa para las vacas, teniendo en cuenta el consumo que realizan en cada fase. Así, mientras las vacas secas consumen alrededor de 10 litros, cuando el animal está en producción llega a precisar entre 60 y 110 litro. Además, entre el 30 y 50% del agua la beben en el tiempo próximo al ordeño.

Fernández recomienda que los bebederos exteriores se sitúen alejados de la entrada de la parcela

La ingeniera agrícola recomienda que cada vaca tenga 45 centímetros disponibles para poder beber, de manera que entre el 5 y 10% del rebaño pueda beber al mismo tiempo. También es importante la ubicación de los bebederos exteriores. «Se recomienda que las vacas no tengan que caminar más de 250 metros para llegar al bebedero y que se sitúen alejados de las entradas de la parcela, procurando buscar el centro», detalla.

Sala de ordeño

Para las ganaderías en ecológico son posibles alternativas a la sala tradicional de ordeño como puede ser el robot de ordeño o las salas de ordeño portátiles. En el caso del robot, el diseño de las instalaciones debe evitar que se produzca una saturación del paso del ganado hasta el robot. Además, hay que asegurarse de que las vacas puedan moverse con libertad entre los pastos y el robot.

Mientras, las salas de ordeño portátiles se contemplan en combinación a las instalaciones fijas, de tal manera que las fijas sean usadas en invierno o en aquellas fincas próximas, y las portátiles para épocas de buen tiempo y parcelas lejanas.

«Un acceso frontal a la sala de ordeño facilita la entrada de los animales y además, es ya necesario para algunos de los tipos de sala actuales»

El diseño de las instalaciones debería permitir un manejo adecuado, de modo que el tiempo de espera de las vacas no sea superior a 1,5 horas en aquellas granjas que realizan dos ordeño. Fernández incide en que la organización de este espacio tiene que facilitar la circulación del ganado, de manera que los recorridos sean lo más cortos posible, sin giros excesivos, cambios de direcciones o escalones. «Un acceso frontal a la sala de ordeño facilita la entrada de los animales y además, es ya necesario para algunos de los tipos de sala actuales», señala.

En los rebaños de vacas frisonas, cada animal precisa entre 1,3 y 1,5 metros cuadrados, aunque en la época de calor conviene mayor espacio para cada vaca. Además, en la sala de espera se necesita contar con una buena iluminación en la entrada de la sala, para que el animal sepa a dónde se dirige, así como buenas condiciones ambientales que permitan una adecuada ventilación.

En la sala de ordeño hace falta que no haya elementos ni bordes que puedan dañar a las vacas y en la solera de las plataformas podría emplearse goma para facilitar el confort. También la salida debe ser lo más recta posible y que se conduzcan los animales a la zona de comederos para evitar que se acuesten al acabar de ser ordeñados, ya que el canal del pezón permanece abierto y hay mayor riesgo de entrada de gérmenes.

Condiciones ambientales e higiénicas

Para proporcionar un bienestar a las vacas en la granja, las condiciones ambientales como la temperatura, la humedad relativa, la suspensión de partículas en el aire, la concentración de gases, la velocidad del aire o el ruido juegan un papel determinante. «En el caso de la temperatura y la humedad relativa están muy relacionados con otros aspectos como es la velocidad del aire o que el animal tenga o no el pelo mojado», explica la experta. «La zona de mayor confort está entre los 10 y los 20 grados, pero hasta los -4 y hasta los 22 grados los animales se adaptan de manera fácil a esas condiciones ambientales», puntualiza.

condicions-ambientales-para-el-ganado-

Una buena ventilación natural es una de las claves para garantizar unas condiciones ambientales adecuadas y el diseño de las infraestructuras será determinante para lograrlo. Fernández Rodríguez apunta que se debe tener en cuenta a orientación de la granja con respeto a los vientos dominantes, así como la superficie de entrada y salida de aire o el volumen de aire por vaca, que estará también condicionado por la densidad de vacas. «La granja debe orientarse de manera que los vientos invernales queden de manera perpendicular al eje longitudinal de la nave», detalla.

También hace falta tener en cuenta que puede haber elementos externos, como la cercanía de otra nave o de un talud, que dificulten la ventilación de la nave. Fernández especifica que para facilitar la ventilación, la cumbrera debe ser de unos 3 centímetros por metro de anchura de la granja.

direccion-de los-vientos-en la-granja-

La ingeniera agrícola también incide en la importancia de garantizar las condiciones higiénico-sanitarias tanto dentro de las instalaciones, ya que proporcionan bienestar y bioseguridade a las vacas; como en el exterior, donde pueden facilitar la integración de la granja en el entorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información