La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Romeo® y su papel en el control de enfermedades fúngicas en la vid

El nuevo biofungicida, lanzado por Kenogard, actúa como inductor de defensas naturales de la planta y proporciona una protección preventiva de amplio espectro, frente a oídio, mildiu y botritis

Romeo® y su papel en el control de enfermedades fúngicas en la vid

Una buena protección de cultivos es esencial para ofrecer productos de calidad a los consumidores. En el actual escenario en el que se encuentran los agricultores, sujetos a un estricto control por parte de autoridades reguladoras y a elevadas exigencias normativas, su labor se vuelve cada vez más compleja.

Nos encontramos en un sector fuertemente regulado, donde se realiza un estricto seguimiento y control de los productos utilizados en sanidad vegetal, de manera que podamos ofrecer cosechas más seguras para el consumidor, el trabajador y el medio ambiente. En este marco regulatorio y normativo, vemos como cada vez tenemos menos herramientas fitosanitarias para defender nuestros cultivos de las plagas y enfermedades, que las pueden afectar a lo largo de la campaña.

Este año, por ejemplo, hemos visto la cancelación de diversas sustancias tradicionalmente utilizadas, como el mancozeb, fungicida de amplio espectro, que además de proteger al viñedo de mildiu y otras enfermedades fúngicas, es una herramienta de gran ayuda para la prevención de resistencias a fungicidas, lo que a partir de la campaña que viene, obligará a muchos agricultores a buscar nuevas estrategias para proteger sus cultivos. A esto hay que añadir los nuevos retos a los que se tendrá que adaptar el agricultor de forma gradual con la puesta en marcha del plan “De la granja a la mesa”, que propone una serie de ambiciosas medidas a implementar en la Unión Europea en el plazo de 10 años.

La cancelación de sustancias tradicionalmente usadas por el viticultor, como mancozeb, dificulta la protección del viñedo y la prevención de resistencias

Por todas estas razones, cada vez se hace más necesario el uso de todas las herramientas disponibles que, combinadas, puedan dar respuesta a estos requerimientos, así como a las demandas de los consumidores, y todo ello sin perder rentabilidad en su negocio.

Estrategia BioWin®

Es este complejo escenario, y con su espíritu de mejora continua, Kenogard lanza su estrategia BioWin®, combinación de soluciones químicas convencionales y productos de biocontrol, en las que se tiene en cuenta la gestión de residuos con las estrategias anti-resistencia; la eficacia en la protección de cultivos, con la mejora en la calidad final; y el retorno de la inversión con la sostenibilidad.

En el caso del manejo y control de enfermedades de la viña, la estrategia de Kenogard se basa en establecer unos programas de control con Romeo® combinados con otros productos ecológicos o convencionales de perfil favorable, asegurando la mejor protección del cultivo.

Romeo® es el primer biofungicida registrado en España (nº ES-00519) a base de Cerevisane®, sustancia de bajo riesgo autorizada en la Unión Europea.

Romeo® es un inductor de la resistencia biológica de las plantas, con acción fungicida de amplio espectro, exento de Límite Máximo de Residuos (LMR) y autorizado en agricultura ecológica, comercializado por Kenogard dentro de su catálogo de productos BioRacionales.

Cerevisane®, sustancia activa de Romeo®, es la pared celular de la levadura ‘Saccharomyces cerevisiae’, que se encuentra presente en la naturaleza, sin estar asociada a ningún patógeno, de uso habitual en alimentación humana, y que se descompone de forma natural en diversos elementos aprovechables por otros organismos vivos.

El modo de acción de Romeo está basado en la autodefensa de la planta, logrando una rápida respuesta. En 2 horas tras la aplicación, la defensa inmunitaria de la planta está activada ya al 60%

Cerevisane® está compuesto a base de quitina, mananos, glucanos y polímeros relativos (azúcares y proteínas), en común con los hongos patógenos, consiguiendo que tras su aplicación la planta se sienta realmente atacada por un patógeno, activando su sistema interno de defensas de manera rápida y altamente efectiva.

El modo de acción de Romeo® está basado en la defensa endógena de las plantas, habiéndose evaluado la sobrexpresión de diferentes genes tras su aplicación, que se traducen en el refuerzo de sistemas estructurales celulares (engrosamientos de lignina), segregación de compuestos fungicidas naturales (fitoalexinas y proteínas PR) y en la aceleración del metabolismo oxidativo de la planta (peróxidos, flavonoides).

Romeo® estimula tanto la vía del ácido salicílico como la del ácido jasmónico y el etileno, demostrando un amplio espectro de acción contra los hongos biotróficos (mildiu, oídio) y necrotróficos (botritis).

Los sistemas de defensa endógena dependen de cada especie e incluso de cada variedad. La capacidad de cada especie para reaccionar frente a un patógeno y la rapidez con la que se produce esta respuesta, está relacionada con la Resistencia planta-patógeno. La respuesta de la planta a la aplicación de Romeo® es muy rápida. A las 2 horas la defensa inmunitaria ya está activa al 60%, obteniendo su respuesta máxima entre las 24 y las 48 horas tras el tratamiento.

La amplia variedad de sustancias producidas por la planta tras la aplicación de Romeo® lo convierte en una herramienta muy versátil para la defensa del cultivo. Romeo® permite a la planta construir su propio conjunto de defensas físicas y bioquímicas, anticipando los tiempos de respuesta, obteniendo así una respuesta preventiva válida para reducir la susceptibilidad a los patógenos.

El biofungicida es una primera barrera frente a la infección y resulta especialmente útil en fases de estrés de la planta

Estas rutas metabólicas activadas a nivel celular, además de conformar la primera barrera para detener las infecciones fúngicas, resultan especialmente interesantes en periodos de stress de la planta. En este sentido, la aplicación de Romeo® proporciona un efecto estimulante a la planta, que le permite superar mejor estos periodos de stress, manteniendo el metabolismo productivo en altos niveles de eficiencia.

Romeo® está autorizado para su uso en vid, actuando como inductor de defensas naturales de la planta y proporcionando una protección de amplio espectro, frente a oídio, mildiu y botritis.

Además, está autorizado en tomate, berenjena y cucurbitáceas, fresa y lechuga.

Aplicación

Romeo® debe aplicarse en vid a 250 g/ha, siempre de forma preventiva, asegurando una buena cobertura del cultivo. Tras la aplicación, la planta mantendrá activas las defensas con una persistencia de 7-10 días, debiendo repetir el tratamiento tras ese periodo. Para obtener la mejor respuesta de la planta, se recomienda aplicar Romeo® en 2-3 aplicaciones consecutivas buscando un efecto acumulativo, con especial atención a las fases más susceptibles del ciclo de cultivo.

Para una adecuada protección del cultivo frente mildiu y oídio, Romeo® puede aplicarse en programas combinados con cobres, azufre u otros productos de síntesis, de manera que se potencia el efecto de estos.

En el caso de botritis, Romeo® puede aplicarse solo, en fincas con manejo ecológico, o establecer un programa con nuestro antibotritis Prolectus®, asegurando una total protección del racimo antes de la vendimia. Además se ha demostrado que aplicaciones conjuntas de Romeo® con el coadyuvante Bond®, refuerzan la eficacia del producto.

La actuación conjunta dentro de un programa de inductores de resistencia como Romeo® y productos fungicidas es una estrategia adecuada para un buen manejo integrado y sostenible de los cultivos, favoreciendo una adecuada prevención de resistencias y ayudando a cumplir con los requisitos normativos y dando respuesta a las exigencias de los consumidores.

Con este nuevo lanzamiento, Kenogard® mantiene su apuesta por una agricultura sostenible, ofreciendo un catálogo completo de herramientas, tanto naturales como de síntesis, para ayudar al agricultor con una óptima gestión de sus explotaciones.

Resumen de ensayos de eficacia

Porcentaje de control sobre oidio y botritis en racimo. Comparativa de una parcela tratada según la estrategia del agricultor con otra con Romeo a 250 gr. / hectárea. (2 ensaios campaña 2019).

Porcentaje de control sobre oidio y botritis en racimo. Comparativa de una parcela tratada según la estrategia del agricultor con otra con Romeo a 250 gr. / hectárea. (2 ensaios campaña 2019).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información