Se asienta en los sotos gallegos el parásito que combate la plaga de la avispilla del castaño

Publicidade
Se asienta en los sotos gallegos el parásito que combate la plaga de la avispilla del castaño

Avispilla del castaño. Foto: Archivo

El Toryumus sinensis, el parásito que se está empleando desde el 2015 para luchar contra la avispilla del castaño, está asentándose en los sotos gallegos, lo que es un indicador de su éxito para frenar esta plaga que reduce notablemente la producción de castaña.

Así se constata en uno informe presentado este jueves en el Consello de la Xunta, en el que se informa de que una vez analizados cerca de la mitad de los puntos de recogida de muestras de bugallas tras las sueltas de 2021 (569 puntos del total de 1.200 puntos de muestreo), se recuperaron 3.314 ejemplares de Torymus, lo que ya supera todo lo recogido en las muestras de 2020 (3.158) y supone más del doble del que se recuperó en todo el período 2016-2019 (1.393 individuos). Ahora, se continúa con el análisis del resto de los puntos de recogida.

En concreto, en los análisis de bugallas de 2021 se recuperaron Torymus sinensis en 523 puntos de los 569 analizados hasta ahora (esto es, en el 92%). Y comparando las recuperaciones por cuadrícula en los primeros 307 puntos en que se cuenta con estos datos, las recogidas generales de individuos del año pasado son casi el quíntuplo de las de 2020 y casi se quintuplica también el porcentaje de parasitación.

Con estas cifras sobre la mesa, esta primavera (entre abril y mayo) la Consellería de Medio Rural procederá a soltar 1,2 millones de individuos de Torymus sinensis. Estas sueltas – para las que se consignó un presupuesto de cerca de 1,7 millones de euros – se realizan en masas continuas de castaño y se concentra el número de individuos con respecto a años anteriores, con el fin de establecer poblaciones estables que luego colonizarán el resto de masas.

Desde el año 2015 que se comenzó con este sistema natural, la Xunta liberó unos 5,7 millones de individuos de Torymus sinensis por toda la geografía gallega, lo que supuso una inversión superior a los 8 millones de euros. A estas cifras hay que sumarle lo previsto en este ejercicio, que elevará el presupuesto conjunto a cerca de 10 millones y el número de parasitos soltados a los 7 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información