Una solución gallega contra el coronavirus que desinfecta personas, locales y objetos

El Cluster de la Madera y el de la Salud desarrollan prototipos de desinfección de personas, objetos y espacios como medida de prevención contra el Covid-19, de cara a la reanudación de la actividad comercial

Publicidade

Inmersos aún en el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, pero con la vista fija ya en la ansiada vuelta a la actividad y a la normalidad, uno de los retos que se presentan ahora es garantizar la seguridad y evitar nuevos picos de contagio. En esta línea están trabajando desde el Cluster de la Madera y el Diseño de Galicia, en colaboración con el Cluster de la Salud, con el objetivo de lograr soluciones preventivas para reducir los riesgos en establecimientos comerciales y hostelería.

Los sistemas de desinfección, tanto de personas como de objetos y locales, es una de las herramientas que pueden ser imprescindibles en la recuperación de la actividad comercial y en la que están centrando esfuerzos las compañías gallegas. Por el momento, han desarrollado un prototipo para la desinfección de objetos y personas y ahora trabajan en su integración en las tiendas y locales comerciales.

Cuentan con los primeros prototipos para llevar a cabo desinfecciones tanto de objetos como de personas

«Las empresas de la madera y del ‘contract’ -especializadas en el suministro internacional a cadenas de establecimientos comerciales y hoteleros- están muy acostumbradas a integrar soluciones tecnológicas en las propuestas que desarrollan para sus clientes y además, también tienen acceso a muchas tecnologías que pueden ayudar a desarrollar de manera exitosa estos sistemas de desinfección», explica José Manuel Iglesias, presidente del Cluster de la Madera y el Diseño de Galicia.

Reducir los riesgos

Los primeros prototipos que desarrollaron, en forma de cabina, se presentan como una solución para la desinfección tanto de personas como de objetos, pero aún están ultimando el procedimiento más adecuado para el uso al que se destine. «Queremos testar las soluciones que mejor se acomodan para cada uso, garantizando que no se produzcan alteraciones en los productos por emplear uno u otro método de desinfección», concreta Iglesias.

Prototipo pensado para la desinfección de personas.

El Cluster de la Madera se encargó de recopilar las tecnologías que ya estaban disponibles y de validarlas junto con el cluster de la Salud.

Las soluciones de desinfecciones incluyen desde tratamientos con productos desinfectantes hasta la aplicación de ozono o rayos ultravioletas

El abanico de propuestas para realizar estas desinfecciones incluye desde tratamientos con productos desinfectantes hasta la aplicación de oxidaciones avanzadas con ozono o tratamientos de exposición a rayos ultravioletas. «Los prototipos para objetos y espacios ya están contrastados y homologados y ahora se sigue trabajando en las opciones para las desinfecciones de las personas», concreta Iglesias.

Lograr las certificaciones y homologaciones para estos sistemas es una de las prioridades para el Cluster, de cara a facilitar la comercialización de las propuestas diseñadas por los fabricantes gallegos. «En estos momentos estamos viendo muchos vendedores que intentan comercializar cualquier tipo de productos sin mínimas garantías, por eso es tan importante que nuestros sistemas cuenten con esas certificaciones», reivindica.

El objetivo es conseguir que los consumidores tengan acceso a productos desinfectados para reducir los riesgos al máximo, incluso que puedan llevar a cabo ellos la desinfección antes de salir del comercio o en el momento de coger uno de los productos, para contar con todas las garantías. «Son procesos de desinfección que se pueden realizar para garantizar que el producto que lleva para casa se ha desinfectado o que las instalaciones están limpias, como la desinfección de probadores, de manera que el espacio queda limpio entre un cliente y otro», detallan desde el cluster.

Soluciones adaptadas

Uno de los retos que se presentan a la hora de incorporar los sistemas de desinfección es su integración en los locales comerciales. «Disponemos ya de tecnologías que nos permiten estas desinfecciones, ahora lo complejo es cómo integrarlas en las tiendas y espacios comerciales de la mejor manera posible», apunta el presidente del Cluster de la Madera.

El prototipo con el que cuentan está diseñado para la desinfección tanto de personas como de objetos y busca ser una alternativa de fácil construcción. La estructura está basada en paredes realizadas con materiales biocidas. «Muchas de las empresas del contract ya empleaban acabados antibacterianos y ahora están intentando contar también con soluciones que sean antimicrobianas», concretan desde el cluster.

Están desarrollando propuestas adaptadas a diferentes productos y actividades comerciales.

A mayores de este prototipo, las firmas están diseñando soluciones adaptadas a las necesidades de cada cliente. «Buscamos proporcionar las herramientas para que tanto el comercio local como la hostelería tengan soluciones sencillas y asumibles que puedan incorporar», indica Iglesias, que valora la importancia que pueden tener estos sistemas para reducir el riesgo de contagio de cara a mantener propuestas como el Año Xacobeo en los próximos meses.

La instalación de los equipos de desinfección puede situarse en los 1.000 euros para sistemas de limpieza de equipos y en los 3.000 euros para locales

Además de procurar soluciones seguras intentan que sean alternativas a las que puedan optar no sólo las grandes firmas comerciales sino el pequeño comercio. Los presupuestos de estos equipos dependerán tanto del tipo de desinfección a la que se destinen como la integración que se pretenda hacer de ellas en los espacios comerciales.

Así, los sistemas de desinfección de objetos pueden suponer una inversión media de 1.000 euros, mientras que la desinfección de grandes espacios públicos o locales se sitúa alrededor de los 3.000 euros. «Dependerá mucho de la integración que se quiera hacer de estos sistemas en la decoración del local, eso será lo que más incremente los costos», detallan.

Otras medidas

Al margen del desarrollo de estos sistema de desinfección, desde el cluster han estado gestionando la adquisición de equipos de protección para empresas asociadas así como para otras firmas de diferentes sectores gallegos. En total gestionaron una compra conjunta de cerca de 70.000 mascarillas que repartieron entre sectores como el audiovisual, comunicación, biotecnología, alimentación, aguas termales, naval, así como la Cámara de Comercio Pontevedra. De estas máscaras, 37.550 son quirúrgicas, del tipo II, mientras que otras 29.750 son del tipo FFP2.

En otra línea de acción, desde el Clúster de la Madera también están intentando potenciar la rehabilitación de vivienda, puesto que consideran que puede ser uno de los motores para activar la economía y favorecer la actividad de muchas empresas gallegas vinculadas al sector de la madera en los próximos meses. «Al tiempo que es una manera de proteger el patrimonio, las rehabilitaciones también pueden ser una manera de movilizar los ahorros y buscar alternativas de negocio vinculadas al territorio y que fomenten la actividad de muchas pequeñas empresas y proveedores locales», concreta José Manuel Iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información