La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

“Somos una comunidad pequeña, pero intentamos aprovechar bien la madera que produce nuestro monte”

La Comunidad de Montes Vecinales de Oural e Costa, en Beariz (Ourense), trabaja de manera conveniado con la Xunta para el aprovechamiento forestal de sus montes, centrado en la madera de pino. Al mismo tiempo realizan prácticas silvícolas en los bosques de frondosas para mejorar las condiciones de estos espacios

“Somos una comunidad pequeña, pero intentamos aprovechar bien la madera que produce nuestro monte”

La Comunidad de Montes de Oural e Costa gestiona alrededor de unas 400 hectáreas de monte vecinal en la parroquia de Lebozán, en Beariz (Ourense). Cuenta con una treintena de comuneros que apuestan por el aprovechamiento forestal, centrado en el pino, pero sin olvidar el mantenimiento de las masas de frondosas con las que cuentan y que ofrecen también un espacio de ocio y proporcionan otros beneficios para los vecinos.

La directiva actual, que lleva dos años gestionando el monte, busca aprovechar al máximo tanto las potencialidades de su monte para la producción de madera como las oportunidades de financiación que ofrecen las distintas administraciones. “Somos una comunidad de montes pequeña, pero intentamos aprovechar bien la madera que puede producir nuestro monte”, detalla José Manuel Alonso Rivas, presidente de la comunidad.

Es una de las comunidades de montes vecinales gallegas que solicitó y percibió más ayudas forestales en los últimos años

Hoy, esta comunidad de montes es también una de las entidades de gestión de montes vecinales gallegas que más ayudas forestales solicitó y recibió en los últimos años, según los datos de la Consellería de Medio Rural. Algunas de las últimas partidas que recibieron fueron para la plantación de coníferas, el mantenimiento de las plantaciones y para realizar tratamientos silvícolas en áreas de frondosas.

Centrados en el pino

Alrededor del 60% del monte vecinal que gestionan en la comunidad está ocupado por plantaciones de coníferas. “El pino nos está dando buenos resultados y contamos seguir con ellos, en vez de optar por otras especies como el eucalipto, que casi no tenemos en estos montes”, detalla Alonso.

Una de las últimas actuaciones que realizaron en el monte fue la plantación de unas 20 hectáreas de pino para lo cual lograron una ayuda de la Consellería de Medio Rural de 27.000 euros. Esta partida les permitió afrontar trabajos como el desbroce del terreno y la plantación.

Pinos-CMVCM-Oural-e-Costa-_-

Al tratarse de un monte conveniado con la Xunta, el distrito forestal, en este caso el Distrito XI de O Carballiño, se encarga de supervisar la gestión del monte. También es el que organiza los turnos de venta de la madera en base al Plan Forestal con el que cuenta la comunidad. Así, en los próximos meses tienen prevista una tala en una zona de 5 hectáreas, unas 3 hectáreas de pino. “Este primer lote saldrá a final de año y se trata de una zona donde es difícil lograr mucha madera por las características del terreno”, detallan desde la comunidad de montes.

Recientemente plantaron unas 20 hectáreas de pino y en los próximos meses tienenprevisto vender unas 35 hectáreas

Para el próximo año tienen prevista una segunda subasta para la corta de 30 hectáreas, de la que esperan sacar buenos rendimientos. Los beneficios los vuelven a invertir en el monte, así además de plantar de nuevo la superficie en la que corten la madera, tienen previsto actuar en otra parte del monte. “Contábamos que esa zona del monte se fuera regenerando poco a poco, pero como no lo conseguimos decidimos plantarlo”, explica Alonso.

La comunidad maneja un presupuesto de unos 150.000 euros procedentes en exclusiva de la madera y que destinan a la gestión del monte, tanto de labores de silvicultura como de mantenimiento de accesos y del punto de agua con el que cuentan en la parroquia, para reducir el riesgo de incendios forestales. “Además del punto de agua que tenemos en la zona, en los pueblos del entorno también cuentan con pozos a escasos kilómetros, lo que es una herramienta muy buena contra los fuegos”, señala el presidente de la comunidad.

Con los fondos de la comunidad de montes también se realizó, hace años, un pozo con sistema de bombeo para evitar los cortes de agua en el abastecimiento a los vecinos en la época estival. De hecho, la propia comunidad además de la gestión del monte vecinal también se encarga de gestionar el suministro de agua de la parroquia.

Corta de pino prevista

Corta de pino prevista

Sin olvidar las frondosas

El mantenimiento de las masas de frondosas es otra de las líneas en las que la comunidad de montes está centrando sus esfuerzos. En los últimos tiempos aprovecharon una de las líneas de ayuda de la Consellería de Medio Rural para lograr financiación con la que afrontar el mantenimiento de una destacada masa de frondosas de la parroquia. “Se trata de una carballeira que tenemos en medio del lugar y que queríamos mejorar para el uso de los vecinos”, concreta Alonso.

Realizaron trabajos de poda y rareo en masas de frondosas para mejorar su aprovechamiento por parte de los vecinos

Con una aportación autonómica de algo más de 29.000 euros afrontaron trabajos tanto en esa masa de robles como en otras zonas del monte donde predominan las frondosas y que llevaban tiempo sin ningún tratamiento silvícola. Realizaron tanto entresacas como podas en altura para mejorar el estado de estas masas. “Aclaramos algo el monte, para que esté más separado al tiempo que realizamos podas para conseguir guías más derechas y una masa más saneada”, detallan desde la comunidad de montes.

Zona de frondosas donde se realizó un aclareo

Zona de frondosas donde se realizó un aclareo

Estos trabajos, según indican, posibilitan un mejor aprovechamiento social y de ocio de la masa de frondosas y permiten a los vecinos obtener frutos del otoño como las castañas, en mejores condiciones. Además del mantenimiento de las masas de frondosas actuales, desde la comunidad de montes tienen previsto incrementar la superficie de este arborado en las cercanías de Lebozán. “Llevamos tiempo pensando en plantar más frondosas en las zonas próximas al lugar para que hagan de cinturón verde de seguridad y protección de las viviendas ante posibles fuegos forestales”, apunta Alonso.

Líneas de ayudas forestales

La comunidad de montes de Oural y Costa fue una de las beneficiarias de las líneas de ayuda para el mantenimiento forestal de la Consellería de Medio Rural. Este año la Xunta destinó 13,5 millones de euros en ayudas para acciones silvícolas de prevención y para el incremento del valor ecológico de los montes gallegos, lo que supone la mayor ayuda pública de la Consellería en la materia, consiguiendo la mayor cuantía Feader y superficie de concesión de la historia de estas ayudas. Las aportaciones benefician a 546 entidades y particulares.

En concreto, la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal notificó recientemente la concesión de las ayudas dirigidas a rareos y podas en masas de coníferas, así como tratamientos silvícolas en masas de frondosas caducifolias, alcornoques y encinas y para la regeneración y/o mejora de sotos de castaño. Hace falta destacar que la concesión de ayudas públicas en materia de silvicultura de las masas de frondosas supone un salto cualitativo.

Se trata mayoritariamente de ayudas destinadas a comunidades de montes vecinales en mano común, pero también son perceptores las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares, cooperativas agrarias, proindivisos, entidades locales, comunidades de bienes, montes de varas, Sofor y propietarios particulares de manera individual. Además, la gestión forestal sostenible fue objeto de priorización, toda vez que aquellos montes ordenados bajo sistemas de certificación forestal obtuvieron la máxima puntuación.

Si analizamos los beneficiarios por provincias, en A Coruña se aprobaron 51 expedientes para trabajar en 505 hectáreas, con un importe de casi 900.000 euros; en la de Lugo fueron 173 expedientes para 2.021 hectáreas, con un importe de 3,6 millones de euros; en la de Ourense fueron 183 expedientes para 3.374 hectáreas, con un importe de 6,3 millones de euros y, finalmente, Pontevedra con 139 expedientes para 1.488 hectáreas e importe de 2,6 millones de euros.

Estas ayudas están bianualizadas y prácticamente la totalidad de la cuantía concedida (sobre el 90%) se corresponde al primer semestre del próximo año 2021. De este modo, la Consellería se adelanta y asegura una necesaria continuidad en la actividad de las brigadas silvícolas.

Otras líneas de gestión forestal

Por otro lado, la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal tramitó hasta ahora pagos por otros 13 millones de euros, en las diferentes líneas de ayudas en materia de gestión forestal activa en los montes gallegos, que presentaron el final de los trabajos en este año 2020. En concreto, se trata de las órdenes bianualizadas convocadas y concedidas en el año 2019 referidas a las ayudas para forestación de tierras no agrarias, para silvicultura preventiva y elaboración de instrumentos de ordenación y gestión forestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información