Técnicas de laboreo para conservar la salud del suelo

Charla del profesor de la Escuela Politécnica Superior de Lugo, Adolfo López Fabal “Indicadores de conservación y salud del suelo”, dentro de las jornadas organizadas por la EFA Fonteboa sobre Maquinaria Agrícola: Eficiencia energética y la conservación del suelo

Publicidade
Técnicas de laboreo para conservar la salud del suelo

Técnica de no laboreo

Humedad del suelo y laboreo: tempero

Existe una relación entre entre la humedad y cohesión o dureza del suelo. La consistencia del suelo según la humedad puede ser: sólida: muy dura; semisólida: más frágil; plástica: deformable o por último de consistencia líquida, cuando está en estado fluido.

En los estados sólidos, el esfuerzo de tracción es muy fuerte, y a medida que ganamos en humedad y suelo es más deformable y requiere menos esfuerzo de tracción.

Sin embargo, en el esfuerzo de tracción, a parte de la dureza, también hay la componente de adherencia, que es la capacidad de pegarse la tierra a los aperos y a las ruedas. La adherencia aumenta cuando el suelo está húmedo.

Cuando el suelo es plástico, cerca del límite líquido, es cuando se consigue el máximo de adherencia.

La dureza y la adherencia está muy condicionadas por la textura del suelo: los suelos arcillosos y limosos, de textura fina, son los más extremos. En Galicia contamos con un suelo más bien de textura arenosa, con lo que no tenemos una situación de las peores.

Cuando vamos a hacer una labor debemos saber en que estado está el suelo:
-Si queremos hacer rulo, grada, el cultivador mejor trabajar en seco tal y como se observa en la siguiente gráfica:

LABORES_SOLO_01

Impactos del laboreo en el suelo

El impacto más habitual es la compactación que consiste en la reducción de volumen y endurecimiento del suelo tanto por el tractor como por los efectos del apero en el interior del suelo.

Esta compactación va a estar determinada por la humedad, principalmente en suelos plásticos y húmedos, y sobre todo si la textura es fina (suelos arcillosos o limosos). En este sentido, constituye un riesgo trabajar en suelos mojados.

LABORES_SOLO_02
Los efectos son una menor porosidad, y por lo tanto disminuye la capacidad de drenaje, de retención de agua y hay una menor capacidad de las raíces de penetrar en el suelo.

El efecto de la compactación depende de la presión que se aplique (del peso y de la superficie, tamaño de las ruedas y hinchado), y de la humedad: a más humedad del suelo mayor compactación.

La compactación superficial disminuye el crecimiento radicular: disminuye el agua y el aire presente en el suelo, con lo cual la planta crece menos.

LABORES_SOLO_03

¿Como evitarla?

Prevención: evitar tráfico y laboreo con alta humedad.
Actuación: si ya tenemos compactación debemos romper la capa endurecida con labor superficial

La compactación profunda:
ES aquella provocada por el apoyo del arado en lo hondo del surco y en el lateral. Esta fricción provoca una compactación. El efecto más grave es en la parte baja del surco, ya que hay una presión continuada a lo largo del tiempo que da lugar a una suela de labor. Esto limita la extensión del sistema radicular y la penetración del agua del suelo.

Prevención:

-Evitar tráfico y laboreo con alta humedad.

-Evitar aperos con mayor peligro: arado de vertedera y fresa, ya que compacta el suelo.

Actuaciones:

-Romper la capa endurecida con otra labor más profunda, que realmente llega a ser un subsolado.

Costras superficiales:

Desestructuración en la capa superficial. Normalmente se forman por un barro superficial que luego se seca y se cementa. Esto ocurre cuando circulamos sobre el suelo en estado casi líquido, o simplemente porque llueve sobre el suelo desnudo. Las gotas de lluvia sobre el suelo desnudo y pulverizado provocan esta costra al secarse. Cuanto más fina es la textura más fuerte y dura será la cimentación.

Esta cimentación impide la entrada de aire y agua; constituye una barrera a la germinación y provoca mala aireación y mala penetración del agua.

Actuaciones: Romper la costra con una labor superficial (grade de pulas…etc

Prevención: Evitar el laboreo y tráfico en estado líquido y proteger el suelo con cubiertas (dejar restos de cosecha sobre el suelo para evitar que quede desprotegido).

Estamos protegidos de la compactación cuanto más seco esté el suelo. Si está húmedo hay riesgo de compactación y si está en estado limoso se provoca embarrado. Canta más fina es la textura más grave es el impacto del laboreo.

Erosión hídrica:

Causas:

-Insuficiente cobertura vegetal
-Intensidad de la lluvia.
-Pendiente.

Consecuencias:

-Pérdida de suelo.
-Empeoramiento de la calidad: la parte más fina y fértil.
-Creación de microrrelieve, donde es más difícil el cultivo.

Prevención:

-Limitar el laboreo en pendientes. Las de más de un 10% sólo se deberían labrar ocasionalmente, y entre lo 5-10% se debería hacer prevención.

-Época de labores: hay menos riesgo en primavera que en otoño.

-Rápida implantación de la vegetación: aumentar densidad de semilla…etc.

-Protección del suelo con cubiertas vegetales: mulch, restos de cosechas…etc.

Erosión eólica:
Se produce cuando el suelo está muy pulverizado, a veces por efecto de la fresa, y cuando se secan las partículas más finas son arrastradas por el viento, sobre todo las arcillas.

Prevención:

-Pulverizar menos el suelo.
-Trabajar con un suelo más húmedo.
-Regar para evitar la sequedad.
-Aplicar cortavientos.

Indicadores de salud o degradación del suelo

La fertilidad del suelo es consecuencia de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Físicas: extensión radicular, aireación, disponibilidad de agua, anclaje. Químicas: nutrientes y fitotóxicos. Biológicas: microorganismos del suelo.

Las tres propiedades están interrelacionadas y se retroalimentan. Un equilibrio de las tres componentes es la clave de la fertilidad del suelo.

Las propiedades del suelo están más relacionadas con el laboreo, pero también son las más limitantes, mientras que las propiedades químicas son más corregibles con abonos, encalados…etc.

En cuanto a la información aportada por la analítica de suelo, la materia orgánica influye mucho en las propiedades físicas y en las biológicas. Niveles altos de carbono/nitrógeno indican que no está habiendo una buena humificación. Los niveles normales están entre 10 y 12% y cuando sube estamos teniendo un problema de calidad del suelo.

Información geológica y edafológica: El tipo de suelo está muy condicionado por el material de partida.

Observación del suelo:

Podemos ver la profundidad y pedregosidade del suelo. También podemos ver la estructura, si se forman bien los agregados, que permitan una buena porosidad Igual, podemos observar la actividad biológica, la integración de la materia orgánica. También podemos observar las costras superficiales, las capas endurecidas, la erosión o el encharcamento.

La observación de la vegetación también es un elemento de observación importante: raíces superficiales indican que el estado del suelo no es favorable.

Formas alternativas de laboreo

Laboreo mínimo o reducido:
No disminuye tanto el número de labores como de pases. Se hacen varias labores con aperos combinados. Se sustituye el arado de vertedera por otro arado más vertical. El efecto está más en reducir la compactación, que el número de labores. El efecto es sobre todo en la compactación superficial. Pero el suelo sigue quedando desnudo, por lo que a nivel de costras y erosión seguiría.

No laboreo: siembra directa.
Se labra una parte pequeña donde se planta la semilla y el resto del suelo se deja sin labrar. Sin embargo, la compactación superficial sigue acumulándose y es progresiva. Se vende cómo una forma de reducir la compactación, pero a la larga es la misma porque no hay rotura. Tiene la ventaja de que no deja el suelo desnudo, y evita la erosión y la formación de costra. Por el contrario, tiene el problema del uso de herbicidas.

Laboreo en bandas.
Consiste en labrar bandas de cada vez, no todo el suelo. Evita bastante a erosión eólica. Las bandas se labran en momentos distintos. También evita a erosión hídrica. Las bandas, para eso, tienen que ser horizontales cuando hay pendiente.

Laboreo en curvas de nivel:
Cuando labramos los surcos no van a favor de la pendiente, sino en dirección horizontal, creando un microrrelieveo que evita que el agua escurra y evita el desplazamiento del suelo.

Laboreo de conservación:
Dejar los restos del cultivo anterior; sembrar encima, normalmente con siembra directa, con el que tenemos el suelo cubierto y evitamos la formación de costra. El laboreo de conservación más la siembra directa es una de las principales formas de evitar la erosión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información