Terra do Gargalo: la búsqueda de la excelencia en el vino

Visitamos la bodega de Roberto Verino en la Denominación de Origen Monterrei. Su Treixadura-Albariño fue premiado como el Mejor Vino Blanco de Galicia 2015

Publicidade
Terra do Gargalo: la búsqueda de la excelencia en el vino

Bodega Terra do Gargalo, con el castillo de Monterrei al fondo

Buscar la excelencia desde el cultivo de la viña hasta la elaboración del vino. Eso fue lo que llevó al conocido empresario del sector textil Roberto Verino a apostar por el sector del vino con la bodega Terra do Gargalo, un proyecto que echó a andar en el año 1998 en el concello de Monterrei.

La vinculación de Roberto Verino con la viticultura viene de sus abuelos, por parte de madre, cultivadores de viñas en la Ribeira Sacra, quienes engendraron en él la curiosidad por la elaboración del vino.

Y la elección de la Denominación de Origen Monterrei no fue casual. “En Monterrei estamos en la mejor zona de Galicia para la viticultura, compartimos climatología con denominaciones como Ribera del Duero o Cigales y eso se nota en nuestros vinos”, asegura Ángel Germade, gerente de la bodega Terra do Gargalo.

El emplazamiento de la bodega también fue en un lugar emblemático para la comarca: las laderas del Castillo de Monterrei. Son 7,5 hectáreas de viñedo atravesadas por un “gargalo”, el nombre con el que se denomina a un riachuelo en la variante del idioma gallego de esta comarca. Alrededor del 80% de la parcela está plantada con variedades autóctonas blancas, principalmente Treixadura, Albariño y Godello, pero también otras minoritarias como Dona Branca o Loureiro. En cuanto a las variedades tintas, ocupan alrededor del 20% de los viñedos de Terra do Gargalo, fundamentalmente Mencía y Araúxa, conocida como Tempranillo en otras latitudes y que está perfectamente adaptada al clima seco y continental del valle de Monterrei. Compran también uvas a viticultores de confianza de la zona, a los que supervisan y asesoran en las labores de cuidado de la viña a lo largo del año.

 “Preferimos seguir mejorando en calidad y en darle más valor al vino”

La búsqueda de la excelencia ha llevado a Terra do Gargalo a ser pioneros en varios aspectos, desde su apuesta clara por vinificar por parcelas, por añadas y por variedades hasta el desarrollo del enoturismo. Todo con el objetivo de general valor añadido en sus vinos, que venden tanto en Galicia (un 65%), como en el resto de España (25%) y en otros países (un 10% de las ventas).

En cuanto a la apuesta por vinos de terroir y de añadas, Ángel Germade destaca que “elaboramos el vino por variedades y por parcelas, y en nuestra bodega los vinos se deciden siempre después de que están acabados, no antes”. Después de una vendimia 2015 que califica como “excelente” prevén sacar al mercado a lo largo de este año unas 125.000 botellas. Una parte importante se venderá bajo la marca “Gargalo” y con tres categorías: Godello 100%, Treixadura-Albariño, en blancos, y Mencía en tintos.

Además, tienen en el mercado una línea exclusiva “Terra do Gargalo” con uvas de la finca: el Terra do Gargalo sobre lías, un pluvivarietal de Godello y Treixadura, que cuenta con el distintivo de Galicia Calidade, y que en el 2014 fue reconocido por la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (Aepev), como el mejor vino blanco joven de España de la cosecha 2012. Y de esta línea también es el Terra do Gargalo Carballo, un Mencía-Araúxa envejecido en roble francés.

Su Treixadura-Albariño fue premiado como el Mejor Vino Blanco de Galicia 2015

El carácter pionero de Terra do Gargalo también lo están llevando a sus plurivarietales. Fueron unos de los pioneros en elaborar un Treixadura-Albariño, con un 60 y un 40% de proporción, respectivamente. La acogida no pudo ser mejor, recibiendo el premio al Mejor Vino Blanco de Galicia 2015 en la Cata Oficial de los Vinos de Galicia. “Este año creo que está incluso mejor, ya que la cosecha de 2015 fue espectacular, y esperamos sacar al mercado unas 13.000 botellas”, asegura Ángel Germade.

Y es que según el gerente de la bodega Terra do Gargalo “la Treixadura en el valle de Monterrei se comporta de forma diferente y es una variedad excelente para plurivarietales, aportando consistencia y notas de manzana verde, mientras que la Albariño proporciona su característica frescura y acidez, lo que da como resultado un vino amplio y muy intenso en aromas, con un gusto final largo”.

Como se ve, la apuesta de esta bodega por la diferenciación y la calidad es clara . En este sentido, el gerente de Terra do Gargalo subraya que “nunca tuvimos grandes producciones, ya que nuestro rendimiento máximo por hectárea está en 5.000 kilogramos, y lo que buscamos son vinos más concentrados y aromáticos”.

Cultivan el 100% de sus viñedos en biodinámico

El clima extremo del valle de Monterrei, con grandes diferencias de temperaturas entre el día y la noche, y con menos de la mitad de precipitaciones que en Rías Baixas, no solo aporta unas características especiales a las uvas, con más retención de azúcares, sino que también facilita en gran medida la viticultura, con menos afectación de enfermedades fúngicas (Mildiu, Oídio y Botritys”.

“Ya estábamos dando muy pocos tratamientos y finalmente optamos por practicar una viticultura ecológica en biodinámico para seguir evolucionando hacia la viticultura que hacían nuestros antepasados”, explica Ángel Germade. Tampoco utilizan herbicidas en la viña, sino que siegan la hierba y la dejan el terreno, lo que se conoce como acolchado o múlching, lo que mejora la fertilidad del suelo y reduce la evaporación de la humedad.

El gerente de Terra do Gargalo reconoce que “la reconversión ha sido lenta y visualmente las viñas no están tan bonitas, pero nuestro objetivo es mejorar nuestros vinos y avanzar hacia una viticultura sostenible mediombientalmente”.

Otro de los aspectos en los que esta bodega ha sido pionera es en la apuesta por el enoturismo. Así, Terra do Gargalo pertenece a la Ruta dos Viños de Monterrei, y desde el 1 de mayo al 31 de agosto abren sábados y domingos la bodega a los visitantes, para que estos la conozcan y puedan comprar sus vinos.

¿Y sobre los planes de futuro de la bodega?: “Lo que queremos es mantenernos, porque preferimos seguir mejorando en calidad y en darle más valor al vino que crecer en cantidad”, concluye Ángel Germade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información