¿Todo para los ganaderos pero sin los ganaderos?

Fuertes críticas de parte de los productores que estaban en los bloqueos de las industrias lácteas a la decisión de los sindicatos de desconvocar la movilización sin contar con su opinión

¿Todo para los ganaderos pero sin los ganaderos?

Asamblea en Betanzos en la que parte de los ganaderos expresó su malestar con el desbloqueo de las industrias.

El protagonismo que vienen reclamando los ganaderos en la defensa de sus intereses cogió con el paso cambiado a las organizaciones agrarias, que aún no se acostumbraron al nuevo escenario. La manera en que se le puso fin al bloqueo a las industrias lácteas el pasado miércoles, sin consultar con los piquetes apostados durante días ante cada empresa, ilustra la situación. Docenas de ganaderos le recriminaron a las organizaciones agrarias este proceder en una asamblea celebrada ayer a la tarde ante Gadisa, en Betanzos. “¿Por qué no se contó con nosotros para tomar la decisión?” fue una de las preguntas más repetidas.

El despropósito llegó a tal punto que en algunos bloqueos comenzaron a salir al atardecer los camiones de las industrias sin que los ganaderos concentrados ante ellas tuvieran aún ninguna noticia de la desconvocatoria por parte de la Plataforma en Defensa del Sector Lácteo, que agrupa a las organizaciones agrarias convocantes de la protesta (Unións Agrarias, Organización de Productores de Leche -OPL-, Sindicato Labrego y Fruga). “Fue una vergüenza. Salían los camiones y no sabíamos lo que estaba pasando”, le recriminó un ganadero a los sindicatos en la asamblea de ayer en Betanzos.

«Fue una vergüenza. Salían camiones de la factoría y nadie nos había dicho que se desconvocaba el bloqueo» (Un ganadero)

Descontento
La decisión de la desconvocatoria del bloqueo se tomó en una reunión de la Plataforma celebrada en Lugo el miércoles a partir de las dos de la tarde y se comunicó en rueda de prensa ese mismo día a las cinco de la tarde. Sin embargo, ganaderos presentes en la asamblea de ayer aseguraron que los conductores de alguna empresa, caso de Logística Alimentaria, ya habían entrado a las tres y media de la tarde en la factoría.

Por parte de las organizaciones agrarias dio la cara y las explicaciones que hicieron falta Román Santalla, de Unións Agrarias, y mediada la asamblea también Manuel Iglesias, presidente de la Organización de Productores de Leche (OPL). En menor medida, intervino Manuel Da Cal, de la Fruga. El Sindicato Labrego, que los últimos quince días viene manteniéndose en un segundo plano, optó también ayer por situarse a un lado de la asamblea.

«Nos equivocamos una vez más y tenemos que pediros disculpas» (Román Santalla)

Santalla fue claro ante los ganaderos: “Nos equivocamos una vez más y tenemos que pediros disculpas”. Pero los ánimos de los productores no estaban para conformarse con las disculpas. “Once días durmiendo en el tractor. Que menos que me consulten mi opinión antes de desconvocar”, lamentaba un ganadero en el corro que se formó en torno a los representantes de las organizaciones agrarias. “¿Quién tomó esa decisión y cómo se tomó esa decisión?”, querían saber los productores. “Que den la cara”, pedían.

¿Cómo se tomó la decisión de desconvocar?
Tras más de cuatro horas de conversaciones, con un intervalo de una hora en el que la asamblea se centró en negociar con el presidente de Gadis, se aclaró un poco la situación. La decisión de desconvocar, se concluyó, fue tomada en una reunión de representantes de la Plataforma en la que figuraban las cuatro organizaciones agrarias y algunos ganaderos representantes de sus concellos, a los que se les dio entrada en la Plataforma a partir de la tractorada de Santiago, cuando así se pidió en asamblea. No se logró concretar el número de los representantes de los concellos en la asamblea del miércoles en Lugo, pero sí que se contaban con los dedos de una mano.

«A mí me podrán pedir explicaciones los asociados de la Fruga, no los demás» (Manuel Da Cal)

En aquella reunión, la postura de las cuatro organizaciones agrarias y de buena parte de los representantes de los concellos fue unánime: desconvocar el bloqueo a las industrias e iniciar protestas ante la distribución, con Gadisa como primera parada.

Antes de la reunión de la Plataforma para desconvocar, alguna de las organizaciones agrarias, caso de la OPL, celebró además una reunión previa con sus ganaderos para tomar su propia decisión particular. Cuando en la asamblea de ayer, los ganaderos le pidieron explicaciones a los diferentes representantes de las organizaciones por el desbloqueo, Da Cal, de la Fruga, fue claro: “A mí me podrán pedir explicaciones los asociados de la Fruga, no los demás”.

La respuesta revela uno de los problemas de fondo, las lagunas de representatividad de la Plataforma del Sector Lácteo, con una parte significativa de productores movilizados que no estaban representados en la Plataforma o que no se sentían parte de la misma.

¿Qué motivó la desconvocatoria?
Las organizaciones agrarias argumentaron la conveniencia de la desconvocatoria de los bloqueos de las factorías en seis puntos:

1) Cadenas de distribución como Mercadona y Eroski anunciaron subidas de 2 céntimos en los pagos que sus industrias proveedoras le deberían de trasladar a los ganaderos. Industrias como Leche Celta y Clas confirmaron además su intención de retirar los contratos firmados a la baja.

2) Se presentaron alegaciones a la propuesta de acuerdo del Ministerio que fueron bien recibidas, según las organizaciones agrarias. “Hay un compromiso de que el precio sostenible que deben cobrar los ganaderos se referencie a un estudio de costes de la Interprofesional Láctea. Ese estudio marcaba en mayo un precio sostenible de 33,7 céntimos”, expone Santalla. “Si este compromiso no se cumple, no firmaremos el acuerdo”.

Las organizaciones agrarias quisieron evitar el enfrentamiento entre ganaderos partidarios y no partidarios de la huelga

3) Evitar el enfrentamiento entre ganaderos. La gran mayoría de los productores que estaban a la puerta de las factorías eran partidarios de continuar las protestas, pero entre los que habían quedado en casa, también había una mayoría que no quería hacer huelga de entregas de la leche y que quería que las industrias retomaran la recogida, según la opinión de las organizaciones agrarias. Otra parte de los productores era partidaria de medidas de presión ante cadenas de distribución, no ante industrias.

4) Los bloqueos de Lugo exigían la participación de muchos ganaderos de A Coruña, pues entre los productores lucenses la movilización fue menor. Se consideraba complicado mantener los bloqueos muchos días si tal situación no cambiaba.

5) Temor a posibles sanciones y a la intervención de los antidisturbios. Los bloqueos se cerraron sin sanciones en la mayoría de las factorías, a excepción de las factorías de Lactalis en Vilalba y en Lugo (Puleva). Lactalis, que envasa con marcas como Lauki, Puleva o President, denunció a los ganaderos de los bloqueos por vía judicial.

6) Presiones políticas, empresariales y mediáticas para poner fin al bloqueo. Tanto la Plataforma como los ganaderos que estaban presentes en los bloqueos se mostraron en reiteradas ocasiones descontentos del tratamiento mediático, en especial en lo referente a las televisiones públicas.

Por parte de los ganaderos participantes en la asamblea de ayer, se cuestionaban los logros anunciados por las organizaciones agrarias. “Fuimos allí a buscar algo y salimos sin nada”, valoraba alguno de los productores. Cuando se conozca la propuesta de acuerdo final del Ministerio de Agricultura, previsiblemente antes del miércoles 23, día de la firma, habrá más elementos para valorar los logros de los bloqueos. El tiempo dará y quitará razones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información