Tratadas más de 2.400 hectáreas de pino contra los hongos de las bandas en montes de Lugo

Publicidade
Tratadas más de 2.400 hectáreas de pino contra los hongos de las bandas en montes de Lugo

Pinos afectados por las bandas en montes de Lugo. // Foto de archivo.

En los últimos dos años se han llevado a cabo actuaciones en un total de 2.465 hectáreas de monte de la provincia de Lugo para frenar el avance de la incidencia de los hongos de las bandas marrón (Lecanosticta acicola) y roja (Dothistroma pini), que causan defoliación en el pino y que terminan por debilitarlo de forma seria. El avance de las plagas, que afecta especialmente al pino insigne (Pinus radiata), motivó que se hayan autorizado actuaciones puntuales con tratamientos fitosanitarios. También se aplicaron tratamientos con bioestimulantes y hubo ayudas para trabajos silvícolas con los que mejorar la ventilación de las masas de pinos, lo que contribuye a frenar la expansión del patógeno.

Los datos de actuaciones realizadas los hizo públicos el director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, durante su comparecencia en la Comisión de Agricultura del Parlamento, como anticipo del informe que el departamento ultima. Así, en estos dos últimos años se llevaron a cabo tratamientos en cerca de 700 hectáreas de montes de gestión pública, con un costo de 270.000 euros, así como en otras 1.765 hectáreas en manos de distintos propietarios.

En concreto, se aplicaron tratamientos en 679 hectáreas de 121 particulares, así como en 763 hectáreas pertenecientes a 21 comunidades de montes vecinales en mancomún y en otras 323 hectáreas gestionadas por 15 sociedades cooperativas. En total, se actuó en 22 ayuntamientos de la provincia de Lugo, donde está centrado el plan de emergencia. Entre ellos, A Pastoriza, A Fonsagrada, Becerreá, Baralla, Lugo o Ribeira de Piquín. «Hubo un mayor número de solicitudes para tratamientos, pero algunas de ellas no cumplían los requisitos para llevarse a cabo por estar próximas a márgenes fluviales o tener otras limitaciones», concretaron desde Medio Rural.

Tal y como indicó Chan Rodríguez, para la gestión y organización de algunas de las fases de control de este plan de contingencia contra la banda marrón contaron con la colaboración de personal técnico de las entidades que integran la Fundación Arume, puesto que buena parte de los trabajos se realizaron en época de riesgo de incendios en la que el personal de los distritos forestales tenía una mayor carga de trabajo, según justificó Chan.

Los trabajos de aplicación de los tratamientos fueron realizados por una empresa gallega con una amplia trayectoria en el tratamiento de estos hongos en otras zonas afectadas de la cornisa cantábrica.

Están realizando ensayos con abonos foliares para mejorar el estado sanitario del pino y conseguir una mayor resistencia a la incidencia de las bandas

En el marco de este plan de actuaciones frente a los hongos de las bandas de los pinos también se llevaron a cabo analíticas para tener mayor información sobre la situación sanitaria y la incidencia de estos patógenos. Estas analíticas mostraron que por el momento no hay presencia de la banda marrón y lo que encontraron fue un cóctel fúngico principalmente de banda roja, que es asidua del monte gallego cuando coinciden temperaturas templadas y humedad.

Junto con los tratamientos, también están llevando a cabo otras acciones para frenar el avance de los daños de las bandas. «Desde el Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán están trabajando para incrementar la resiliencia de las masas de pinos tanto a las bandas como a otros retos derivados del cambio climático», indicó Chan. Además, ante los ataques de la banda roja ya han hecho ensayos con abonos foliares que mejoran la situación de los árboles.

Ayudas para la silvicultura

Una de las actuaciones para combatir la banda de la marrón, tal y como recordó el José Luis Chan Rodríguez durante su comparecencia, son los tratamientos silvícolas. En este sentido, Chan incidió en los 8 millones de euros destinados a trabajos de silvicultura este año. También anunció que para 2022 prevén dedicar una partida de 12 millones de euros para acciones silvícolas. «Incluso el pino radiata, si está en una localización idónea y se mantiene con una silvicultura idónea, también puede ser bastante resistente frente a las bandas», explicó Chan.

Por su parte, durante la Comisión de Agricultura, el grupo socialista, quien había solicitado la información sobre la afección de la banda marrón en Galicia, insistió en la necesidad de adaptar los modelos silvícolas para reducir el incidente de los hongos, unos cambios que aún no se consideraron precisos por parte de la Consellería. Los socialistas también pidieron que se elabore un mapa de daños por parte de la Administración y una mayor implicación y gestión directa de las actuaciones para frenar el avance de las bandas, sin delegar la responsabilidad en otras entidades o en las administraciones locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información