Un buen ensilado de hierba supone hasta 0,5 euros de ahorro en la ración por vaca y día

Resumen de la ponencia de Mario García, ingeniero agrónomo de 3F Tecnology, en la jornada técnica sobre forrajes organizada por Delagro en la última edición de Abanca CimagGandagro 2017.

Un buen ensilado de hierba supone hasta 0,5 euros de ahorro en la ración por vaca y día

Cortando hierba para ensilar

Los forrajes son un elemento principal de la alimentación y uno de los pocos en los que tiene influencia directa el ganadero, por lo que con los mismos costes de producción se podrá lograr o no una hierba de gran calidad.

En este sentido, Mario García, ingeniero agrónomo de 3F Tecnology, explicó las recomendaciones básicas para lograr un buen silo de hierba durante su intervención en la jornada técnica sobre forrajes organizada por Delagro dentro de Abanca Cimag GandAgro 2017.

“Todo lo que podamos aportar de proteína en la hierba lo ahorraremos en soja”. Bajo esta premisa, Mario García mostró dos casos reales de dos raciones para vacuno de leche con un silo de hierba de óptima calidad y uno de mala y el impacto económico que supone para el ganadero:

Ración con un buen silo de hierba Ración con un silo deficiente

26 kilogramos de silo de hierba,

2 kg de soja,

11,2 kilos de concentrado y

0,08 kilos de grasa.

13,7 kilos de silo de hierba de tercera, 4 kilogramos de soja,

13,7 kilos de concentrado y

0,3 kilos de grasa.

Precio: 4,7 euros al día

Precio: 5,2 euros por vaca y día

“Esta diferencia de 0,5 euros al día para un rebaño de 100 vacas son 18.250 euros al año. Y el coste de hacer un silo de hierba bueno o malo va a ser el mismo”, subrayó el ingeniero de 3F Tecnology.

Además, destacó que con una ración con más hierba y de buena calidad “evitaremos los problemas que acarrea utilizar mucho concentrado en la ración, como son más acidosis, desplazamientos de obomaso, paradas del rumen…etc”.

“Es decir, no solo es dinero que ahorraremos en la ración, sino también que utilizando más forrajes de hierba y de buena calidad mejoraremos la salud de los animales”, concluyó.

Recomendaciones para elaborar silos de hierba de buena calidad:

-Cortar la hierba antes del espigado para evitar perder proteína. “Es necesario mirar más a la planta y algo menos al cielo”, subrayó Mario García.

Diferencia en la calidad de la hierba a medida que crece:

calidades_pasto

-Evitar cortar baja la hierba: no solo no estaremos aportando nutrientes al recoger la parte más fibrosa, sino que incrementaremos la presencia de cenizas, y por lo tanto de clostridios y de otros organismos contaminantes.

En este sentido, la altura de corte de la hierba para ensilar debería ser de entre 15 y 20 centímetros, descartando los tallos, la parte más pobre y contaminada de la planta, y la que es más difícil de compactar en el silo. “Cuanto mayor es la altura de corte, más energía, más proteína y menos fibra estaremos llevando al silo. No importa tanto la cantidad como la calidad”, destacó Mario García.

Relación entre altura de corte de la hierba y presencia de esporas butíricas

Altura de corte:

Esporas butíricas

2 centímetros 83000
20 centímetros 4000

-Presecado: No debe superar las 24 horas. Se deben evitar los presecados excesivos, pues suponen perder proteína y calidad en la conservación.

-La importancia de compactar bien la hierba en el silo. Cuanto mejor sea el pisado, menos oxígeno quedará en el silo y mejor conservación.

La recomendación es pisar capas de un máximo de 15 centímetros y de estas forma almacenar unos 225 kilogramos de materia seca por metro cúbico. Compactando correctamente capas de hierba de 5 centímetros de grosor lograríamos almacenar 325 kilogramos de materia seca por metro cúbico pero si con capas gruesas, por ejemplo de 30 centímetros, bajaría a 150 kilogramos por metro cúbico.

-Tenemos que lograr cerrar el silo en el máximo tiempo posible. Es decir, no tardar más de 2 días desde que acabamos de ensilar. El objetivo es lograr las condiciones idóneas de conservación (ausencia de Oxígeno y PH bajo, en torno a 4), en el menor tiempo posible para conservar los nutrientes y parar la fermentación butírica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información