Un gallego al frente de una de las mayores granjas de vacuno de leche de Arabia Saudí

Entrevistamos a Martín Prieto Rodríguez, uno de los responsables del equipo veterinario de Almarai, una de las mayores industrias alimentarias en Oriente Medio. Cuenta con 6 explotaciones que suman 180.000 cabezas de ganado, de las que unas 100.000 son vacas en ordeño

Un gallego al frente de una de las mayores granjas de vacuno de leche de Arabia Saudí

Martín Prieto Rodríguez, uno de los responsables del equipo veterinario de Almarai,

Entrevistamos a Martín Prieto Rodríguez, un gallego que es responsable del equipo veterinario de Almarai, una de las mayores industrias alimentarias en Arabia Saudí. Cuenta con 6 explotaciones que suman 180.000 cabezas de ganado, de las que unas 100.000 son vacas en ordeño.

¿Que te llevó a trabajar como responsable veterinario en Arabia Saudí?
Este proyecto se presentó de una forma accidental. Estando trabajando en EEUU, tenía que decidirme entre continuar en Norteamérica o volver a Europa, y entonces me surgió la oportunidad de trabajar en Arabia Saudí. Me informé un poco sobre la empresa y me pareció una opción interesante desde el punto de vista profesional y para aquí me vine.

Trabajas en Almarai, una importante compañía láctea de Oriente Medio. ¿Qué datos destacarías de esta empresa?
Almarai es una empresa de capital privado que cuenta con más de 40.000 empleados en sus diferentes líneas de negocio. Además de productos lácteos, Almarai se dedica a la producción de carne de pollo, zumos y bollería industrial, junto a una línea de productos de alimentación infantil. En el año 2017, Almarai tuvo unos beneficios de casi 500 millones de euros, de los cuales, las granjas de leche aportaron en torno a 80.

Una característica a destacar es que se considera la empresa del sector lechero integrada verticalmente más grande de oriente medio. Esto le permite generar beneficio a lo largo de toda la cadena y tener una dependencia mínima de los intermediarios.

“Almarai cuenta con 6 explotaciones que suman 180.000 cabezas de ganado”

¿Hay más empresas lácteas en Arabia Saudí? ¿A cuanto puede ascender el número de explotaciones de vacuno de leche y de animales en producción?
Si bien Almarai es la más grande, existen otras tres empresas similares en cuanto a filosofía de negocio en Arabia Saudí. Nadec, Nada y Al Safi son empresas muy parecidas que comparten el mismo nicho de mercado. Cada una posee una explotación de vacas de aproximadamente 20 mil vacas. Los datos oficiales dicen que puede haber algo más de 250.000 vacas lecheras en todo el país, estando la mayoría concentradas en esas 4 empresas: Almarai, Nada, Al safi y Nadec, estas dos recién fusionadas desde hace unos meses.

Cuéntanos como es la ganadería de vacuno de leche en las que trabajas…
Almarai cuenta con 6 ganaderías diferentes que suman 180.000 cabezas de ganado entre vacas adultas y recría. En concreto, posee dos explotaciones de 25000 vacas, otras dos de 22000 vacas, una de 12000 vacas y una de 4000 vacas. Entre las cuatro, hay casi 100.000 vacas en ordeño. Excepto la pequeña, todas ellas se encuentran en un radio de 40 km en la región de Al Kharj, a 150 km de la capital, Riyadh.

La leche es recogida por camiones de la propia empresa y llevada a la planta de envasado, situada en la misma área. Ali la leche se envasa o se transforma y salen los productos finales preparados para su distribución y venta.

A más de uno le parecerá una locura tener granjas de vacuno de leche en el desierto. ¿Es rentable producir leche en Arabia Saudí o sería imposible sin las ayudas públicas?
Esa es la cuestión que más llama la atención. Si nos basamos en el hecho de que las explotaciones de leche generaron en torno a 80 millones de euros de beneficios en el año 2017, parece que sí es rentable.

Lo realmente importante no son las ayudas publicas, que son casi inexistentes, sino las políticas de control de la importación de lácteos. De este modo, la leche puede venderse en el supermercado en torno a 1 euro por litro, precio que es constante y que no fluctúa, pues depende de acuerdos que Almarai tiene con el gobierno saudí. Almarai, como empresa, no puede subir el precio de la leche unilateralmente. Esto tiene que ser acordado con el gobierno. De hecho, después de diez años sin cambio alguno, el precio acaba de incrementarse en torno a 5 céntimos de euro por litro, con el fin de compensar los aumentos de costes de producción que se avecinan.

”No hay ayudas públicas, pero se controla la importación del lácteos y el precio de venta al público se acuerda con el gobierno”

Al ser Almarai una empresa de integración vertical, permite que exista un beneficio en todas las etapas de producción: desde la producción en granja, pasando por la transformación hasta la comercialización en los establecimientos.

¿Toda la alimentación del ganado se importa?
Hasta no hace mucho, los forrajes eran en la mayoría producidos en el propio país. En el norte, a unos 700 km de distancia de las explotaciones, es donde se cultiva la alfalfa y el maíz con el que se alimentan las vacas. En esas tierras con regadío, por supuesto, se sacan hasta 10 cortes de alfalfa por año y 2 cosechas de silo de maíz de altísima calidad.

Sin embargo, y debido a las nuevas regulaciones gubernamentales, en el año 2019 el regadío quedará totalmente prohibido y tanto forrajes como concentrados serán importados. En estos años pasados Almarai adquirió en torno a 30000 Ha de terreno agrícola en Argentina y en los Estados Unidos que se destinarán a alfalfa, maíz y soja.

 “Hasta ahora el forraje se producía en el país, pero desde 2019 quedará prohibido el regadío agrícola y se importará toda la alimentación del ganado”

Además de estas propiedades, se alquilaron también terrenos en países de la Europa del este. Con eso se espera satisfacer una gran parte de las necesidades de alimento y quedar menos expuestos al mercado de las materias primas.

¿En que medias de producción, número de partos y calidades de la leche se mueven las vacas en Arabia Saudí?
Las vacas son ordeñadas cuatro veces al día produciendo 43.5 litros por vaca, con un 3.6% de grasa. Cuando son vendidas, estas llevan un promedio de de 3.5 partos.

El ganado vacuno de leche es una de las cabañas más demandantes de agua dulce..¿No resulta un problema grave en un país desértico?
El agua no fue un problema hasta hace poco. Como ya dije, el sistema de regadío de cultivos va a ser desconectado en poco más de un mes, lo que va a incrementar los costes de los forrajes, además de tener que usar forrajes de calidades difíciles de igualar con respecto a las producidas localmente.

Con relación a las granjas, a corto plazo, parece que no va a haber limitaciones por parte del gobierno. Sin embargo, a nivel interno, cada explotación tiene un objetivo de consumo máximo mensual que tiene que cumplir obligatoriamente, con el objetivo de minimizar los consumos.

 “De promedio se hacen 4 ordeños y la producción diaria es de 43,5 litros por vaca”

¿Cómo se gestionan los purines ganaderos?
Lo que obtenemos es un compost seco. Hay que tener en cuenta que las temperaturas diarias nunca bajan de los 20 grados por el día, incluso en invierno. Esto, unido al sistema de limpieza de los establos, permite que los residuos generados se sequen fácilmente en el exterior de los establos. Estos, finalmente, son transportados el norte del país, donde están las tierras de cultivo y ali se utilizan como abono.

A nivel genético, ¿Con que razas se trabaja en Arabia Saudí, de donde se importa la genética, y que caracteres se buscan en los animales?
Se trabaja con pura raza Holstein. El semen es importado mayoritariamente de EEUU. Se buscan vacas que produzcan mucha leche sin problemas de salud. Para eso, la producción de leche en primer lugar, y los caracteres secundarios en segundo lugar, son los caracteres que más peso tienen en la selección.

Como veterinario, ¿Cuáles son los principales problemas de salud a los que te enfrentas en las vacas de Arabia Saudí?
Los problemas de las vacas de alta producción son parecidos a cualquier parte del mundo. De este modo, las mamitiss y los problemas metabólicos pueden considerarse como los grandes retos en nuestro caso. La clave está en tener datos suficientes y precisos para así monitorizar y mantener los indicadores de rendimiento dentro de los objetivos que nos marcamos.

 “El estrés por calor no es una de nuestras grandes preocupaciones”

martin_arabia_2

El estrés por calor debería ser uno de los principales limitantes de la producción. ¿Es así? ¿Con que métodos se palía?
Sorprendentemente, en las vacas en concreto, el estrés por calor no es una de nuestras grandes preocupaciones y no nos causa mayores problemas. Por ejemplo, los datos reproductivos no empeoran durante el verano, meses en los que se alcanzan a diario más de 45C.

En los establos de las vacas tenemos ventiladores-nebulizadores instalados que reducen la temperatura interior y refrigeran a las vacas. Además, en la línea de la cornadiza existen aspersores que mojan los animales mientras estos están en el comedero. Estos sistemas se accionan cuando la temperatura interior alcanza 25 grados. En ese momento, las cortinas laterales se bajan automáticamente y los ventiladores y aspersores comienzan a funcionar manteniendo la temperatura interior por debajo de los 25 C con humedades relativas del 20-30%. La situación es diferente en la recría, donde no tenemos sistemas de ventilación forzada, y aquí sí que se ve una caída de los parámetros reproductivos durante los meses más calurosos.

¿Por que sistemas de ordeño apuestan en Arabia Saudí: Robots o salas?
El ordeño se hace en salas traseras con salida rápida de 75×2. Tenemos una sala de ordeño cada 3600 vacas que trabaja en torno a 20 horas al día. Las 3600 vacas se ordeñan en cinco horas y entonces la sala se lava. Las vacas son ordeñadas cada seis horas.

¿Qué fortalezas y que debilidades ves a la producción de leche de vaca en Arabia Saudí?
Los principales puntos fuertes de Almarai son, por un lado la independencia que tiene de los intermediarios (tierras, maquinaria y transporte, y plantas propias de transformación y envasado del producto) y el alto poder en la negociación con proveedores.

El segundo punto a favor es el potencial de crecimiento de consumo de lácteos que existe en el país, pues solamente existen unas 250 mil vacas para una población de 30 millones de personas. Y el tercer punto fuerte, es el proteccionismo para las empresas locales por parte del gobierno.

Como punto débil, sin duda, el incremento de los costes de alimentación a partir del 2019.

Por otra parte, asistimos a un proceso de saudinización de las empresas decretado por el gobierno -las empresas están obligadas a tener un % mínimo de saudies contratados-, una dinámica que es imparable. El futuro del sector dependerá en gran medida del nivel de protección que el gobierno árabe le quiera dar a la producción local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información