«Un incremento de tres céntimos en el precio final de la leche aliviaría el problema de las tres partes: ganaderos, industrias y distribución»

El sector valora como un paso adelante el estudio de costes de producción en la cadena de valor láctea y exigen al Ministerio que, en base al informe qué él mismo encargó, haga cumplir, de cara a la actual renovación de contratos, la legislación aprobada hace más de un año

Vacas en produción.

Pulsamos la opinión de los distintos los eslabones de la cadena de valor de la leche a respecto del informe sobre costes de producción encargado por el Ministerio de Agricultura y que pone sobre la mesa disfunciones importantes en la conformación de precios tanto a nivel de campo como de industria, evidenciando un incumplimiento de la Ley de la Cadena Agroalimentaria.

Había mucha expectación en las últimas semanas por conocer los pormenores de este estudio encargado por el Observatorio de la Cadena Alimentaria sobre el funcionamiento del mercado lácteo y parece que su publicación este jueves por parte de Campo Galego no ha dejado a nadie indiferente: las asociaciones y organizaciones agrarias se agarraran a él para exigir una subida en el precio de renovación de los contratos que se están negociando, en su gran mayoría, en este momento, mientras las industrias prefieren guardar silencio y el Ministerio, que tiene el deber de vigilar y sancionar las prácticas ilegales a través de la AICA, no desvela las medidas a adoptar bajo el pretexto de tratarse «de un procedimiento que aún está en tramitación».

Sea como sea, ninguna de las partes implicadas se atreve abiertamente a poner en entredicho los datos que recoge el estudio o a cuestionar la realidad que dibuja pero, una vez más, llegar a un punto de encuentro aceptado por todos no será fácil, lo mismo que ocurre a la hora de fijar el precio mínimo de compra de la leche en origen.

Agromuralla: «Resolver el problema está en las manos de la distribución, que es quien fija el precio final de la leche»

«Este estudio viene a darnos la razón a los productores, que llevamos años denunciando los bajos precios pagados en origen. Ahora se demuestra con datos que los ganaderos somos la parte más débil de la cadena y estamos, en muchos casos, indefensos frente a las industrias y a las cadenas de distribución», asegura Roberto López, presidente de Agromuralla, que entiende que la solución pasa por una relación de precios «justa para todos».

«Como ganaderos podemos entender que actualmente los márgenes también son estrechos en la industria y la distribución, pero un incremento de solo 3 céntimos en litro en el precio final de venta de la leche en los supermercados resolvería el problema de las tres partes, subiendo un céntimo en cada escalón de la cadena. Y adoptar eso está en las manos de la distribución, que es quien fija el precio final de la leche», añade Roberto.

Hay que exigirle a las Administraciones que hagan cumplir la ley, que no esperen a que nos sigamos arruinando

Para la asociación de ganaderos «en este momento los contratos no cumplen realmente con lo establecido en la legislación, porque los precios fijados no cubren costes», por lo que desde Agromuralla exigen a las Administraciones (Xunta y Ministerio) «que hagan cumplir la ley». «El Ministerio saca una ley que dice que no se pueden pagar precios en origen inferiores a los costes de producción y solicita un informe para conocer la realidad y saber si eso y así, un informe que corrobora que la ley no se cumple pero después no se hace nada para corregir la situación», critica Roberto.

«Se pone en evidencia el poco interés que tienen desde el Ministerio en resolver el problema que tenemos los productores a día de hoy, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en plena época de renovación de contratos, porque teniendo esto desde el mes de diciembre sobre la mesa no han adoptado ninguna medida para corregir las disfunciones de la cadena que indica el estudio que se producen. A los productores se nos tiene siempre poco en cuenta en las decisiones y una vez que aprueban la modificación de la ley no la aplican. Si deciden incluir un arma de este tipo, como es la cláusula sobre los costes de producción, que la usen, que no esperen a que nos sigamos arruinando», reclama.

UUAA: «La situación ha empeorado con la subida de los piensos, los costes se han encarecido ya más de un céntimo y medio en litro»

Javier Iglesias, de Unións Agrarias (UPA), afirma que «lo que recoge el informe del Observatorio de la Cadena Alimentaria es lo que venimos diciendo desde hace mucho tiempo, que la cadena de valor se construye de arriba a abajo, y el último eslabón, los productores, no ven recompensado en la medida de lo que deberían su esfuerzo. Eso es lo que viene la ratificar este estudio», dice.

Desde UUAA hacen hincapié también en que «el estudio está hecho con datos del 2020 y estamos ante una subida en los piensos muy significativa la que se ha producido desde el mes de enero, de 30 euros por tonelada en un pienso típico de vacuno de leche». «Solo eso representa entre 1,4 y 1,6 céntimos por litro de leche, a lo que le habría que añadir el incremento de costes de alimentación de la recría», calculan.

Es necesario modificar algunos elementos de la Ley de la Cadena que no están claros y permiten subterfugios a la industria

Javier considera que «los ganaderos no tienen capacidad real de negociación» a pesar de los cambios normativos y defiende que «es necesario modificar algunos elementos de la Ley de la Cadena que no están claros y algunos subterfugios que permiten a la industria, con una simple firma, darle validez legal a unos contratos que no tienen en cuenta para nada los costes de producción».

«Las materias primas han subido y los contratos se están renovando en los mismos términos que el año pasado, en una situación además de mercado que se recuperó rápido y está evolucionando muy favorablemente, porque el consumo interno no se vio afectado de forma significativa pese al descenso de turistas y a nivel internacional las cotizaciones de los productos lácteos están al alza. Pero desde la industria no se quiere trasladar a los contratos esta buena situación del mercado lácteo», denuncia.

SLG: «Los ganaderos no se van de vacaciones con el dinero de la PAC, están destinando ese dinero a cubrir pérdidas»

Xulio Fernández, responsable del sector lácteo del Sindicato Labrego Galego (COAG), destaca, a la vista de los datos económicos que muestra el estudio, la importancia de mantener las ayudas de la PAC en el próximo periodo 2023-2027 para garantizar la supervivencia de las explotaciones lácteas. «Queda perfectísimamente claro que las ayudas de la PAC están siendo destinadas a cubrir lo que los precios de la leche no llegan a cubrir. Los ganaderos no se van de vacaciones con el dinero de la PAC, están destinando ese dinero a cubrir pérdidas. Y si en el próximo periodo de la PAC hay una bajada de fondos, eso supondrá el cierre de muchísimas explotaciones. Las granjas se han sostenido hasta ahora a base de PAC y a base de trabajo, de dedicarle muchísimas horas, pero si las ayudas caen solo el trabajo no será suficiente», razona.

En este momento las ayudas de la PAC suponen alrededor del 10% de los ingresos totales de las explotaciones lácteas gallegas

Xulio recuerda que el precio de la leche en Galicia está un céntimo por debajo de la media española y que el estudio no tiene en cuenta el valor de la mano de obra de apoyo familiar, que ahorra costes a las explotaciones y que está sin cuantificar y entiende que «46 explotaciones es una muestra pequeña a nivel de todo el Estado», por lo que pide que se amplíe el estudio «con una muestra más grande para que se recojan todo tipo de explotaciones, porque unas serán rentables con estos costes pero otro tipo de ganaderías para nada», asegura.

En todo caso, defiende, «que se aplique el informe, ya que está en la AICA y fue de ella de quien partió, que no esperen más, que lo hagan cumplir» en un momento, alerta, «en el que se están poniendo aun más difíciles las condiciones de renovación de los contratos, con bajadas de entre medio céntimo y un céntimo». Y solicita, «que manden revisar todos los contratos y se rescindan los que no cumplan con la legislación, porque con este informe en la mano la mayoría ya no cumplen», dice.

Exigimos que manden revisar todos los contratos y se rescindan los que no cumplan con la legislación, porque con este informe en la mano la mayoría ya no cumplen

Desde el SLG también ponen en cuestión los datos relativos a las cuentas de las industrias, que según el informe perderían, al igual que las ganaderías, casi un céntimo de euro por litro de leche procesada. «No nos cuadra que todos los eslabones pierdan. Puede que los márgenes industriales en el envasado de leche líquida sean más bajos, pero en los quesos y en otros derivados que están en auge no pierden dinero, ahí los márgenes son mayores y eso también se hace con el misma leche de las explotaciones, la materia prima es la misma. Por eso no se puede calcular, en el caso de la industria, solo el beneficio que le saca a la leche UHT, sino del conjunto de productos que salen de la leche. Nosotros no queremos que la industria pierda dinero y si eso ocurre hay que corregirlo, pero lo que no puede ser es que si la industria pierde en la leche le traslade esa pérdida al eslabón de abajo», indica. En el caso de los supermercados, opina, «la distribución saca de la leche otro rendimiento y otro beneficio en la balanza total de la tienda, porque la compra de leche lleva al cliente a comprar otros productos, y no tener eso en cuenta en los números es jugar a hacer trampas».

ASAGA: «Las industrias obligan a los ganaderos a firmar contratos que saben que son abusivos»

«Las organizaciones agrarias llevábamos mucho tiempo diciendo que los costes de producción estaban por encima de los precios que recibían los ganaderos por su leche, por lo menos en Galicia, una situación que viene a demostrar este estudio con datos concretos», dice Francisco Bello, presidente de la Asociación Agraria de Galicia.

«Durante años pedimos que la Ley de la Cadena Alimentaria se modificara para que no hubiera ningún contrato firmado por debajo del precio de coste. Pero a pesar de que la ley llegó a modificarse, aun así, las industrias lácteas llevan años haciendo firmar contratos a los ganaderos que saben que son abusivos por estar por debajo de los costes de producción», asegura.

El principal responsable del problema actual es el Ministerio de Agricultura, que no se esforzó para hacer que las empresas cumplieran con las directrices en la nueva Ley de la Cadena Alimentaria

Para ASAGA, «el principal responsable del problema actual es el Ministerio de Agricultura, que no se esforzó para hacer que las empresas cumplieran con las directrices en la nueva Ley de la Cadena Alimentaria”, a pesar de que la nueva normativa otorga potestad a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), como entidad que tiene la capacidad de investigar si hay contratos que incumplen la ley, de intervenir en contra de posiciones de abuso o mala fe.

Ministerio e industrias guardan silencio

Frente al sector productor, que alza la voz unánimemente pidiendo a la Administración que actúe, en base a los datos extraídos del informe que ella misma solicitó, desde el Ministerio prefieren guardar silencio y no aclarar ni plazos ni medidas a adoptar. «De momento no vamos a realizar ninguna valoración, al tratarse de un procedimiento que aún está en tramitación. Una vez que esté publicado, podremos hacer algún comentario», responden desde el departamento que dirige Luis Planas ante la solicitud de información de Campo Galego a respecto de la cronología temporal para la aprobación definitiva del estudio y la adopción de posibles medidas para corregir los desequilibrios en la cadena láctea que se evidencian.

Por cada litro de leche envasado, las industrias obtienen casi 7 céntimos por la venta de nata y otros productos, según el estudio

Tampoco desde la FENIL, la federación de industrias lácteas, quieren opinar, a pesar de que los datos económicos para la elaboración del informe relativos a la industrialización de la leche partieron de la propia FENIL.»Nada que añadir de momento, es un borrador, por lo que preferimos no entrar a valorar el estudio hasta que haya una versión definitiva», dicen. Según diversas fuentes que participan en el Observatorio de la Cadena Alimentaria, la FENIL no está de acuerdo en cómo se calculan los costes e ingresos de las granjas, dado que las industrias querían que se incluyeran las ayudas que reciben las explotaciones, por ejemplo los fondos de la PAC, que sin embargo finalmente no se tienen en cuenta en el análisis económico de la cuenta de resultados de las ganaderías.

SKM_C55821031018100

A la espera de la herramienta de la Xunta para el cálculo de costes de las granjas gallegas

Los últimos datos hechos públicos por la Xunta de Galicia sobre los costes de producción a nivel autonómico son del 2015 pero la Consellería pretende aportar una herramienta de actualización continua que permita no solo llegar a una estimación media de lo que cuesta producir un litro de leche en Galicia sino también hacer el cálculo individualizado para cada explotación.

«La Consellería de Medio Rural está ultimando, en colaboración con la Fundación Juana de Vega, un programa informático para que el ganadero pueda calcular sus costes de producción y hacer estudios comparativos con respeto al sector, una aplicación que permitirá implantar un sistema de estudio de costes de producción a nivel gallego», indican en el departamento que dirige José González.

La Xunta no tiene capacidad para negociar precios, ya que iría en contra de la normativa advertida por las autoridades de la Competencia, indican desde la Consellería

Esta aplicación, que se encuentra ya en un estado muy avanzado, estará disponible en la página de la Consellería y permitirá a los titulares de las explotaciones llevar de forma sencilla la contabilidad de sus granjas, cargando en el programa los ingresos por la venta de leche, terneros o vacas de desvieje, así como las ayudas de la PAC, y compararlos con los gastos de la explotación, para llegar de este modo al cálculo del precio de equilibrio, es decir, el precio de la leche que tendría que recibir ese ganadero concreto para obtener un salario digno por su trabajo.

Ese precio indicativo sería una referencia a la hora de negociar el contrato con la industria, pero no sería de obligado cumplimiento. «Hace falta recordar, en primer lugar, que la Xunta no tiene capacidad para negociar precios, ya que iría en contra de la normativa advertida por las autoridades de la Competencia», aclara antes de nada la Consellería.

Determinación del precio de la leche a nivel autonómico

Sin embargo, Medio Rural asegura que recibe «de buen grado» que se introduzca en la Ley de la Cadena Alimentaria «la obligatoriedad del contrato escrito con referencia a que los costes de producción siempre deben ser inferiores a los precios de venta, o que se amplíe la lista de prácticas desleales para alcanzar el objetivo de evitar la venta a pérdida en el sector primario».

La Xunta pide además «que se determinen por cada comunidad autónoma la forma de fijar un precio que cubra los gastos de producción y deje un margen de beneficio a los productores», lo que en la práctica, equivaldría a establecer un precio de compra de la leche diferente en cada comunidad en función de los costes de producción concretos de cada autonomía.

Medio Rural indica que «el Gobierno gallego está trabajando al amparo de diversas estrategias, como la del lácteo, ya en marcha, la del vino y, próximamente, la de la carne, para reforzar estos sectores y velar por una transparencia y equilibro entre todas las partes que conforman estas cadenas productivas». «El principal objetivo es que se garantice un precio digno a los agricultores y ganaderos, los eslabones más vulnerables de la cadena alimentaria, como requisito indispensable para poder garantizar las rentas y, por ende, el futuro de nuestro rural», concluyen.

Además, dice, «durante la pandemia se habilitaron ayudas directas a los productores del sector agroganadero por importe de cerca de 24 millones de euros, dentro del Plan de reactivación de la Consellería de Medio Rural para hacer frente a los efectos de la covid-19», aunque, realmente, ninguha de estas ayudas estuvo destinada a los productores lácteos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información