Unións vincula la entrada de cisternas de leche con la rotura de contratos de las industrias lácteas

La organización agraria denuncia presiones de las industrias para bajar los precios aprovechando la llegada de leche de países excedentarios. Acusa a Lactalis e Inleit de ofrecer contratos ilegales y anima a los productores a rechazar su propuesta

Unións vincula la entrada de cisternas de leche con la rotura de contratos de las industrias lácteas

Óscar Pose responsable de Servicios de Unións Agrarias durante la comparecencia telemática.

Unións Agrarias vincula la entrada de cisternas de leche a bajos precios que se vino detectando en los últimos meses, sobre todo durante la crisis sanitaria del coronavirus, con la presión que están ejerciendo algunas industrias para modificar los contratos que tenían firmados con los productores. Señalan que no existen causas justificadas en el mercado para que las industrias intenten romper los compromisos adquiridos.

El responsable de Servicios de Unións Agrarias, Óscar Pose, analizó esta mañana en una comparecencia telemática la situación del sector lácteo en el primer cuatrimestre del año. Los datos revelan un incremento de la producción acorde al aumento del consumo tanto de leche como de productos lácteos, que en el caso de estos últimos, en el mes de abril llegó a aumentar un 21%.

Incluso los precios de determinados productos lácteos, como la mantequilla o la leche en polvo, comienzan a mostrar cierta recuperación en las últimas semanas, luego de una bajada acentuada en meses pasados. «No existe ninguna razón de mercado para las propuestas de determinadas industrias de bajar el precio de la leche a los productores», señala Pose.

Sólo en el mes de abril la importación estatal de leche se incrementó en un 211%

Sin embargo, desde la organización agraria denuncian que la entrada de leche a bajos precios procedente de países excedentarios puede ser la causa de que algunas industrias estén presionando a los productores con la rotura de los contratos. «La industria quiere abaratar el precio de la leche y se sirve de estas cisternas que están introduciendo leche a entre 18 y 24 céntimos por litro para presionar a los productores», detalla Pose, al tiempo que aclara que esta práctica ya fue denunciada por Unións ante la Agencia de Información y Control Alimentarios (Aica). En el primer cuatrimestre del año la importación estatal de leche se incrementó un 92%, y sólo en el mes de abril aumentó en un 211% con respeto al 2019, según apuntaron desde Unións.

Rotura de contratos

La organización advierte de que las industrias se están aprovechando de este incremento de leche para la modificación unilateral de contratos, como propusieron Lactalis e Inleit, y que, segundo denuncian, se basan en propuestas ilegales. En el caso de Lactalis, la industria pretende cambiar los contratos atendiendo a la modificación de la Ley de la Cadena, que impide la aplicación de un índice referencial que Unións ya había denunciado como ilegal. La propuesta de la industria es a la baja, por lo que también sería ilegal, según interpreta la organización agraria. Además, fijaría un índice teniendo en cuenta los precios de los productos industriales, que según valora Pose, no tienen que ver con el precio de la leche líquida.

Explicación de Lactalis
Por su parte, el Grupo Lactalis asegura que se ajusta a la legalidad y que los nuevos contratos reemplazan a los que caducan en el mes de agosto. Justifica que es preciso contar con nuevos contratos que fijen de forma diferente el precio base, después de que la modificación de la normativa les obligue a dejar de emplear el índice de referenciación que usaban hasta el momento. En el cálculo del precio base proponen una parte fija y otra variable indexada a índices internacionales. «En la parte variable propusimos incorporar límites máximos y mínimos, por lo que la oscilación será muy pequeña», indican desde la industria, al tiempo que aseguran que sus propuestas están siendo bien recibidas por los ganaderos.

En el caso de Inleit, la organización agraria anima a los productores a rechazar los nuevos contratos que la industria está enviando estos días, alegando que son ilegales. Recrimina que se remitieron a los productores de manera unilateral, sin llevar a cabo una negociación, tal y como exige la normativa de contratos lácteos.

Pose también indica que la misma norma prohíbe una bajada del precio, estando sólo permitida una modificación al alza. Al igual ocurre con la fijación de un precio variable en función de los productos industriales, cuando la empresa ya había acordado un precio fijo y toda vez que esta modificación supondría una bajada de 2 céntimos.

Unións califica de ilegales tanto los contratos de Lactalis como de Inleit al ser propuestas a la baja

Para Unións, la propuesta también incurre en la ilegalidad al ser remitida a los productores fuera de plazo. En vez de proponer la oferta con 2 meses de antelación, como estipula la normativa «las notificaciones están llegando en el mismo día de entrada en vigor, ayer mismo, o en el día de hoy», señala. Tampoco sería legal que la industria proponga contratos a 3 meses, ya que el mínimo es 1 año y sólo el productor puede renunciar a esa duración. Además, Pose alerta que «una vez que se rompe el contrato anual y se firma a 3 meses nadie nos garantiza que al rematar este plazo nos sigan recogiendo la leche».

En este contexto, Pose recordó además que las industrias llevan tiempo «chantajeando» a los productores obligándoles a renunciar a su participación en las Organizaciones de Productores Lácteas (OPL). «Las OPL se crean para que el ganadero tenga peso en la negociación y claro está que a las industrias les molestan», reivindica.

Desde la organización agraria también piden a la Consellería de Medio Rural su mediación para frenar estas prácticas por parte de las industrias y reclaman sanciones ejemplares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información