Viviendas en madera, el potencial del CLT

La madera contralaminada (Cross Laminated Timber) es un material que se está popularizando en la construcción, en sustitución del hormigón y del ladrillo, por las calidades que aporta y por su sostenibilidad a nivel climático

Viviendas en madera, el potencial del CLT

Vivienda elaborada en madera, con CLT, entre otros materiales, que está ubicada en Ribeira. / Arkke Arquitectura.

El Clúster de Madeira e o Deseño de Galicia celebró recientemente las XI Jornadas de Arquitectura y Diseño, donde se expusieron los nuevos horizontes de la madera, el diseño y la arquitectura, bajo la pretensión de generar un punto de encuentro para la reflexión y la generación de nuevas ideas. Uno de los puntos clave del evento fue la ‘pequeña vivienda en CLT’, abordado por el arquitecto Óscar Ramos, que explicó las ventajas y potencialidades de una nueva manera de construir, en la cual, la madera es el futuro.

El CLT (Cross Laminated Timber) son paneles de madera contralaminados. Óscar Ramos lo define como un “producto industrializado de alta tecnología conformado de madera de pino o abeto”. El resultado de este proceso adopta un formato de tablero “que puede medir hasta 13 metros, con una anchura de 3 metros, y con espesores muy variables, que oscilan desde los 6cm hasta los 30cm, aproximadamente”. Se trata de grandes piezas de madera que cada vez tienen un mayor peso en la fabricación de viviendas debido a sus propiedades. “Por el avance de la sostenibilidad, por las características territoriales de Galicia, y especialmente por su sector forestal, este tipo de productos tienen mucho potencial aquí”, explica Ramos.


Ventajas: sostenibilidad, eficiencia y mayor rapidez


Las piezas resultantes de CLT tienden a ser de grandes dimensiones. Esto permite “un ensamblado en obra muy fuerte y rápido, con lo cual acabas teniendo un volumen estructural de la vivienda muy compacto y resistente”, detalla el arquitecto de Arkke Arquitectura. Este producto, relativamente reciente en Galicia, “permite montar la estructura de una casa de unos 200m2, aproximadamente, en unos 5 días”. La rapidez de su ejecución es uno de sus puntos fuertes, a diferencia de otros materiales de construcción convencional como el hormigón, el cual requiere un tiempo de secado, y por lo tanto, una ejecución más lenta.

«La estructura de una casa de CLT de 200 metros cuadrados se monta en obra en 5 días. La agilización de los trabajos es uno de sus puntos fuertes»

Realizada la estructura “el proceso de construcción no difiere del normal, esa madera va recubierta por el material que se quiera por dentro y por fuera”, amplía Ramos. En cualquier caso, el comportamiento térmico del conjunto estructural manifiesta una serie de ventajas, debido “a la condición del material y a su transpiración, por ejemplo, que permiten un mayor confort térmico y, asimismo, generar un espacio residencial mucho más saludable”, comenta Óscar Ramos.

Vivienda hecha por Arkke Arquitectura con estructura de madera contralaminada

Vivienda hecha por Arkke Arquitectura con estructura de madera contralaminada

Además de su adaptabilidad a una construcción sostenible y de buena calidad, el CLT permite una gran precisión tanto en su fabricación como en el montaje. “Frente a la construcción tradicional basada en el hormigón o el ladrillo, el CLT aporta menores espesores, mayor ligereza y una importante mejora energética, ya que la propia estructura de la casa es un material aislante» amplía Ramos. De esta manera, la casa puede tener menor consumo y un mejor confort interno.

“La propia estructura de la casa por la condición de la madera ya sería aislante” (Óscar Ramos)

“Las casas con CLT se construyen con una tecnología y mano de obra mucho más especializada que la tradicional, lo que hace que el precio de construcción sea competitivo en viviendas por encima de los 200 m2. El CLT y otros derivados tecnológicos de madera están introduciendo un cambio de actitud y un nuevo modo de entender la construcción que ya está siendo demandado por los clientes; el nivel de información e interés al respecto es cada vez mayor”.


¿Existen dificultades o inconvenientes con el uso del CLT a nivel estructural?


Al pensar en madera, se puede asociar con riesgo de incendios, de plagas, o incluso de una caducidad. Los tratamientos que recibe junto a los cuidados en la construcción de viviendas suelen tener en cuenta este tipo de factores externos. En cuanto a los incendios, el arquitecto de Arkke explica que “cualquier tipo de construcción hecha con un material determinado tiene que cumplir los requisitos que establece el código técnico de resistencia al fuego, con lo cual, una casa, aunque esté hecha de madera debe tener respetar las medidas que marca la normativa y las correspondientes medidas contra los incendios”.

“En cuanto a los incendios cualquier tipo de construcción sea de madera o ladrillo tiene que seguir los criterios del código técnico de resistencia contra los incendios” (Óscar Ramos)

Lo que el código técnico valora al respecto, según especifica el arquitecto, son los tiempos de evacuación del edificio. “Si en un edificio de hormigón hay que calcular un tiempo de 60 minutos, esto implica que la estructura tiene que resistir el fuego esa duración para que se pueda evacuar en condiciones de seguridad; después el incendio seguirá progresando o no, y el edificio puede colapsar, pero hubo el tiempo suficiente para abandonarlo”, destaca Ramos. Para conseguir esta resistencia frente al fuego, con madera, simplemente habría que ir a mayores espesores, pero los parámetros de seguridad utilizados van a ser los mismos.

En cuanto al ataque de xilófagos o, de cara a evitar la presencia de humedades, además de un trato específico que la madera puede recibir, Óscar Ramos especifica que “es fundamental construir de una manera que se mantengan unos niveles de estanqueidad, ventilación y de protección suficientes contra la presencia de estos factores”. Un ejemplo que expone es la necesidad de que la estructura de la vivienda no esté en contacto con el suelo, o incluso el empleo de ciertos materiales, como láminas anti-termitas.

“Al estar empleando otro tipo de material constructivo, lo que tenemos es que utilizar otras técnicas de trabajo”, determina el arquitecto. De esta manera, los requerimientos se van a centrar en la búsqueda de una mano de obra especializada. Esta necesidad de converger hacia una manera distinta de construir puede suponer una de las dificultades. Este cambio viene dado por el tratamiento que necesita este material y su forma de construir.

Proceso de construcción de una vivienda en CLT en A Coruña. / Arkke Arquitectura.

Proceso de construcción de una vivienda en CLT en A Coruña. / Arkke Arquitectura.

Importancia estratégica

En el año 2011 Arkke Arquitectura construyó su primera casa con este material, conseguido a través de una importación. Hoy en día ya existe una empresa gallega que fabrica CLT. Para Óscar Ramos, la madera representa una apuesta por la sostenibilidad “primero, por consumir productos de proximidad, y segundo, consumiendo en los hogares menos energía porque es un material más aislante”. Durante el 2021, su estudio realizó dos proyectos en CLT localizados en Ares y Viduido (Ames), si bien «se presupuestaron muchos más que no encajaron en CLT finalmente».

Una de las potencialidades de Galicia puede venir del entendimiento y puesta en marcha de iniciativas entre sectores forestal y constructivo para construir viviendas de madera en un territorio con una amplia superficie arbolada. “Este es un camino que se comenzó a andar no hace muchos años, pero va a ir a más. A medida que se vaya depositando confianza en la madera, en torno a ella, se va a situar un sector tecnológico que previsiblemente va a tener un gran potencial», concluye.

Finlandia es un ejemplo, pues se trata de un país con amplia trayectoria maderera. Una buena gestión de su materia prima le permite mantener un equilibrio entre expansión del uso de madera dentro del país y exportaciones. De este modo, el arquitecto comenta que “el país no se está deforestando, al contrario, cuanto más produce, mayor superficie arbórea tiene”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información