La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Embriones terapéuticos en vacuno de leche: una solución para mejorar la fertilidad en verano

Embriones terapéuticos en vacuno de leche: una solución para mejorar la fertilidad en verano

El uso reproductivo de embriones se denomina a veces como “uso terapéutico” por solucionar casos de infertilidad. En este sentido, la empresa gallega Embriovet quiere ayudar a los equipos veterinarios compradores del producto para sus clientes o a los propios ganaderos a sacar el mejor partido del producto y de la técnica.

Para ello, ofrecen un asesoramiento continuado junto a un producto muy mejorado y práctico. El objetivo es la satisfacción del cliente final y la mejora de los índices reproductivos de las explotaciones logrando impacto positivo en su economía. Así, en Embriovet tienen disponible un amplio catálogo de embriones congelados para transferencia directa.

La transferencia embrionaria: El único método eficaz para mejorar la fertilidad en situaciones de estrés por calor y en vacas repetidoras

La transferencia embrionaria es el único método disponible para mejorar la fertilidad durante el estrés por calor ya que consigue hacer un by-pass al daño ovocitario y de la etapa de primeras divisiones celulares del embrión. A este respecto, numerosas experiencias en el mundo han demostrado la superioridad de la transferencia embrionaria para preñar vacas en verano y durante todo el año para las vacas repetidoras, una problemática recurrente que está siempre presente en todas las ganaderías de leche.

Las causas de esta infertilidad en vacas repetidoras son diversas, a menudo difíciles de diagnosticar, y muchas de ellas se pueden salvar utilizando embriones ya fecundados en lugar de la inseminación. La eficacia es máxima en casos de obstrucciones oviductales, adherencias ováricas y/o de mesosalpinx, mala calidad ovocitaria, o causas genéticas. Eso si, deben excluirse animales con historia de reabsorciones embrionarias, o con signos de
endometritis clínica o subclínica u otra causa infecciosa o metabólica que provoque la infertilidad.

En cuanto a la bajada de fertilidad por estrés calórico en vacuno de leche, se ha estimado que la tasa de concepción disminuye cuando la temperatura uterina sube 0.5 grados C por encima de la normal. La magnitud de este efecto se ve influida por la genética y por la producción de leche. Las vacas de alta producción son más sensibles a los efectos de estrés térmico que las no lactantes, precisamente por la producción de calor que genera la síntesis de leche.

Desde el punto de vista ginecológico la vaca o novilla candidata a recibir un embrión es una hembra con ciclicidad normal, sin causa aparente de la infertilidad o bien con diagnostico de anomalías en el sistema tubular. Se recomienda excluir todas las demás.

Lo ideal es recurrir a la T.E. terapéutica a partir de la 3ª o 4ª inseminación

Desde el punto de vista económico o de gestión de la explotación las hembras elegibles son aquellas que son todavía jóvenes (con lactaciones por delante), tienen un nivel productivo alto (promedio o superior) y su estado general, condición corporal y Días en Leche (DEL) permiten que haga un periodo de secado normal y retorno a la producción en buenas condiciones.

Lo ideal es recurrir a la T.E. terapéutica a partir de la 3ª o 4ª inseminación, sin esperar a acumular demasiados DEL.

La otra parte de la ecuación es contar con un embrión de buena calidad biológica y aplicarlo siguiendo buenas prácticas, para lo cual adjuntamos una breve guía recogiendo la metodología básica. “La calidad biológica y la fertilidad de los embriones varía según el método de producción y técnica de conservación de tal manera que los recogidos in vivo son superiores a los producidos in vitro, aunque hemos conseguido alcanzar un nivel de fertilidad
más que suficiente con estos últimos y seguimos en la senda de la mejora constante”, explican desde la empresa gallega.

En este sentido, desde Embriovet destacan la mejora que han conseguido en la fertilidad de las vacas gracias a la selección de embriones excelentes. “Seleccionamos solamente los mejores embriones para la venta, tras pasar unas exhaustivas pruebas en nuestro laboratorio. Además de la calidad biológica, deste del punto de vista sanitario realizamos text PCR para descartar que pudiesen ser positivos a IBR o BVD, unos elevados estándares de calidad que nos diferencian en el mercado”, subrayan.

Más información: www.embriomarket.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información