“El mercado de flor y planta ornamental tira, pero precisamos tierra y personal”

La XV Mostra de Cultivos do Baixo Miño se celebra del viernes 2 al domingo 4 de marzo en Tomiño. Hablamos sobre la situación del sector en la comarca con Patricia Rodríguez, presidenta de la Asociación de Cultivos do Baixo Miño, entidad coorganizadora del evento

Publicidade
Publicidade
“El mercado de flor y planta ornamental tira, pero precisamos tierra y personal”

La presidenta de Acubam, Patricia Rodríguez (cuarta por la izquierda), junto a la alcaldesa de Tomiño, Sandra González (tercera) y otras personas integrantes de la organización de la Mostra.

La Mostra de Cultivos do Baixo Miño, que representa un escaparate de la producción de flor y planta ornamental en la comarca, llega a su décimoquinta edición del viernes 2 al domingo 4 de marzo en Tomiño, en el pabellón de Goián. El evento está organizado conjuntamente por el Concello de Tomiño y por la Asociación de Cultivos do Baixo Miño (Acubam). Hablamos con Patricia Rodríguez, presidenta de Acubam, una entidad que agrupa a 24 empresas de la comarca, principalmente de planta ornamental y flor, así como de su cadena de valor (insumos, transporte).

La Mostra de Cultivos se orienta tanto a un público profesional como general. Cuéntanos qué van a poder encontrar tanto unos como otros.
– Los primeros dos días de la Mostra, viernes y sábado, están orientados a un público profesional. El viernes tenemos dos mesas de trabajo, una sobre sanidad vegetal, en la que participan personas investigadoras, y otra sobre el modelo de negocio en el campo, ya que una de las ambiciones que tenemos es la de profesionalizar nuestras empresas para ser más pujantes de lo que ya somos y mejorar en cuestiones como formación o innovación.

El sábado, con la colaboración de Coxapo, tenemos una jornada sobre el agua, que es un elemento fundamental en nuestras empresas y en el rural. Desarrollaremos también el sábado a la tarde, a partir de las 16 horas, un taller de empleabilidad, ya que la obtención de una mano de obra cualificada es uno de los aspectos que precisamos reforzar en nuestras empresas. Vamos a divulgar los diferentes títulos y capacitaciones que necesitamos, tanto a nivel de ingenieros agrícolas o industriales como en peones o personas especializadas en podas.

La jornada del sábado se completa con un taller de jardinería ecológica, que se celebrará a lo largo de toda la tarde. Para el domingo, nos abrimos a un público familiar, que va a tener multitud de actividades lúdicas a lo largo de todo el día para los más pequeños, desde juegos con plantas hasta actividades de reciclaje o a la realización de un mural colectivo.

Nos hablabas de la falta de mano de obra especializada, que es uno de los problemas que identificasteis en el Plan Estratégico de Planta Ornamental y Flor del Baixo Miño, elaborado recientemente. Parece sorprendente que falte mano de obra en un contexto como el actual…
– Es un problema común a todas las empresas del campo, sobre todo en lo tocante a mano de obra profesional. Pienso que es una cuestión de imagen, el sector tiene que verse cómo lo que es hoy. La agricultura fue dura en tiempos, pero hoy tenemos una agricultura muy técnica que precisa personas capacitadas.

El campo es un modo de vida distinto y respetuoso con el medio. Otros países europeos han avanzado más en la imagen de la agricultura, aunque también comparten con nosotros el problema de que la gente joven se va, pensando que va a tener mejor calidad de vida y salario trabajando en una cadena de montaje de una industria, cuando muchas veces en el campo puede tenerse un salario equiparable y mayor calidad de vida. Es un problema conceptual.

Otra cuestión que os preocupa a las empresas de planta ornamental y flor es la falta de tierra para acometer ampliaciones o nuevos proyectos.
– Junto con la falta de mano de obra, es una de las cuestiones prioritarias. Se está trabajando con las instituciones públicas y se están abriendo líneas de solución a largo plazo. Hay mucha tierra abandonada y a la vez empresas demandantes de suelo para ponerlo en producción. Se precisa una ordenación territorial y acciones como la creación de polígonos agrarios y parcelarias. El minifundio se sufre en toda Galicia.

Mucha gente no sabrá que la comarca del Baixo Miño, y en concreto el concello de Tomiño, es el mayor productor de kiwi de todo el Estado. Las posibilidades de crecer en superficie están ahí, con la repercusión que eso tendría en crear puestos de trabajo y asentar población en el rural.

En planta ornamental y flor, ¿cuáles son las perspectivas de mercado para los próximos años?
– El mercado tira y las exportaciones ya están instaladas en el día a día de las empresas. El factor limitante que tenemos no es el mercado, es la dificultad para aumentar nuestras capacidades productivas por los factores que comentábamos, la falta de disponibilidad de mano de obra especializada, la falta de superficie y la necesidad de inversiones para aumentar en superficies de producción. Para llegar a los mercados, a veces se precisa de volúmenes y de un crecimiento exponencial de las empresas.

En el 2017 se presentó la marca ‘Planta Ornamental de Galicia’, en base a una norma que trata de estandarizar formatos y tamaños, de cara a facilitar exportaciones conjuntas de planta gallega. ¿Veis de interés el proyecto?
– El camino de la profesionalización va por ahí, es un paso importante y estamos trabajando para implementarla. Resulta complicado, ya que hay que avanzar en una estandarización de tipologías y formatos, y se precisa además de un cambio de mentalidad.

Para el Baixo Miño, una de las principales áreas productoras de flor y planta ornamental de Galicia, ¿barajáis también la creación de una marca propia complementaria?
– Hay ya comarcas de Europa que tienen sellos distintivos y crear un sello para el Baixo Miño es una idea de la que hemos hablado, pero no hay nada en firme. La cuestión de fondo es que queremos que el Baixo Miño se visualice con una identidad propia, como un territorio con una agricultura empresarial, innovadora y generadora de riqueza y empleo.

Recogida de currículos y taller de empleabilidad

Una de las novedades de esta XV edición de la Mostra de Cultivos do Baixo Miño está en la habilitación de un punto dedicado a la recogida de currículos. El punto contará con la presencia de varios asesores laborales especializados que estudiarán y orientarán a todas aquellas personas interesadas en desarrollar su carrera profesional en distintas áreas de este sector. Las personas interesadas pueden asistir también el sábado a las 16 horas a un taller de empleabilidad.

Otra de las novedades este año es la presentación de los Premios Jardinería 2018, organizados por primera vez por Acubam y por la Asociación Galega de Empresas de Xardinería (Agaexar). Los premios, a los que se podrán presentar autónomos y empresas de jardinería, quieren servir de reconocimiento a los profesionales del sector y distinguirán a los mejores trabajos en jardinería.

Exposiciones
La Mostra contará con diversas exposiciones, como una de imágenes sobre la historia del campo en la comarca, haciendo un recorrido por lo que es y por lo que representa. A lo largo de los tres días que dura la Mostra, el público también podrá disfrutar de una exposición de arte del Colectivo Somosarte, compuesto por artistas, escultores y pintores locales, que mostrarán sus obras vinculadas a la temática del campo en el Baixo Miño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información