El sector gallego de planta ornamental, contra las cuerdas por el coronavirus

Buena parte de los viveros del sector atraviesan una situación insostenible, sobre todo para aquellos que producen flor cortada o planta de temporada. La imposibilidad de venderla provoca que tengan que tirar la producción

El sector gallego de planta ornamental, contra las cuerdas por el coronavirus

Planta ornamental preparada para la venta en un vivero gallego.

Desde que el pasado sábado se concretaran las medidas del estado de alarma por la pandemia del coronavirus, el sector de los viveristas gallegos atraviesa una situación crítica para muchos productores al mantenerse bloqueada la comercialización.

«Ahora mismo el sector de los viveristas estamos en un limbo: somos parte del sector primario y podríamos trabajar, pero tenemos cerrados los puntos de comercialización, al no ser un producto de primera necesidad, pese a que buena parte de nuestra producción es perecedera». Así describe la situación que atraviesa el sector Santiago Ramos, técnico de la Asociación de Viveiristas del Noroeste (Asvinor).

Los principales centros de comercialización cerraron pese a que buena parte de la producción es perecedera

Aunque todo el sector está muy afectado por las limitaciones de comercialización, los más perjudicados están siendo los viveros de planta de temporada, flor cortada y huerta. Todos ellos comercializan productos con una época de venta muy concreta y que si no despachan en el momento marcado, luego ya no podrán hacerlo. «O sacamos la producción que tenemos lista para vender ahora o tendremos que tirarla, y si tengo que tirarla también tendré que cerrar el vivero», comenta un viverista centrado en la planta ornamental.

Parón en el peor momento

La paralización de las ventas se produce en el momento de mayor actividad para los viveros. La llegada de la primavera marca el arranque de la temporada de ventas de sectores como la flor cortada que encuentra en los adornos florales de festividades y celebraciones uno de sus principales destinos. Los productores ven perdidas ya fechas destacadas y próximas en el calendario como el Día del Padre o la Semana Santa.

Muchos viveros comercializan en primavera el 80% de su producción y en algunos casos incluso el 100% de su planta

Geranios, surfinias, margaritas o claveles son algunas de las plantas de temporada que los viveros gallegos tienen preparadas para comercializar. «Esta planta se vende ahora, cuando comienza a venir el buen tiempo y la gente quiere preparar sus jardines, si no se comercializa ahora muchos tendrán que tirarla, ya que no pueden estar regándola y fertilizando para luego no la vender», concreta Ramos.

La planta de temporada, la flor y la huerta viven ahora la temporada fuerte mientras que en otoño abunda más el mercado de arbusto. «Hay muchos viveros que comercializan en primavera el 80% de su producción, en algunos casos incluso el 100% de su planta», indican desde Asvinor.

planta-de-temporada-viveros-Galicia--Crisis-Coronavirus-

Planta de temporada en su momento óptimo para la venta, en un vivero gallego.

Así, los esfuerzos por desestacionalizar la producción, que muchos viveros hicieron hace más de 10 años cuando la crisis económica oprimió también al sector, no evita que la primavera siga a ser el momento clave para muchos productores. «La primavera sigue siendo el momento de más ventas», destaca también Emilio Estévez, vicepresidente de la Asociación de Cultivos del Baixo Miño (Acubam) y director gerente de Coplant, la comercializadora de planta ornamental que agrupa a 5 viveros en la zona sur de Galicia y en la que trabajan más de 200 personas en el Baixo Miño.

En el caso de Coplant, sus esfuerzos en estos momentos se centran en aprovechar la exportación hacia países del norte de Europa sin restricciones, como Holanda o Gran Bretaña. A la par, en su central de compras optaron desde comienzos de semana por el teletrabajo y desde hace ya más de una semana en sus viveros incorporaron protocolos de seguridad para evitar el contacto entre el personal.

Sin embargo, las restricciones comienzan también a llegar de los países europeos. Esta misma semana, desde Alemania cancelaban importantes pedidos de arbusto a viveros gallegos. «Pese a que pueda parecer que muchas plantas pueden resistir, tienen una época de venta, que es justo antes de florecer, si no se venden ahora luego ya no las quieren», recuerda Ramos.

Restricciones en las ventas

Aunque la comercialización está paralizada la situación, por ahora, tampoco está muy clara, segundo apuntan desde el sector. Mientras que la Xunta permite el comercio al por menor de flores, plantas o semillas, las indicaciones desde el Ministerio de Agricultura apuntan a que no está permitida esta comercialización. «Se lo consultamos ya a comienzos de semana al Ministerio y nos indicaron que sólo se permite estar abiertas las tiendas que también tengan productos de primera necesidad como piensos para animales, fertilizantes, semillas o productos indispensables para el sector agrario, especifican desde Asvinor.

Por eso desde el colectivo, que agrupa a más de 40 viveristas gallegos, le trasladarán al gobierno autonómico la petición para poder comercializar su producción, al tratarse de productos perecederos.

Intentan que la Xunta autorice la venta al tratarse de productos perecederos

En los últimos días también se están promoviendo iniciativas para visibilizar la importancia que pueden tener las plantas aunque no sean considerados bienes de primera necesidad en esta crisis. Se busca fomentar que estos productos perecederos también contribuyan a pasar de una manera mejor, los encierros preventivos de la población.

«Si se permite comercializarlas, estas plantas también pueden purificar ambientes además de ser un aliciente más para las personas que tienen que permanecer cerradas en sus casas todo el día. Tener que regar la planta o poder plantar un tomate o unas lechugas puede ayudar a sobrellevar el encierro», señalan desde el sector. A la par, la venta de plantel de huerta para autoconsumo es una manera más de garantizar los bienes de alimentación básicos a la población.

Planta-cortada-pamiplant-

Viveros como Pamiplant, centrados en la flor cortada, dan la producción por perdida al no poder comercializarla.

La flor cortada, los grandes olvidados

Sin duda uno de los grandes perjudicados por el cierre de los puntos de comercialización están siendo los productores de flor cortada, puesto que sus ventas son muy puntuales y una vez que se paralizó el mercado se está descartando toda la flor que ya tenían preparada y la que florezca mientras duren las restricciones. «El sector de la flor cortada en España es el gran olvidado siempre que se diseñan planes de ayuda o estrategias de cualquier tipo», denuncian desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

«El paro del mercado minorista y del sector turístico y de eventos supuso dejar de vender todo. En nuestro caso, al ser un producto perecedero las pérdidas son muy importantes», concreta Patricia Rodríguez, centrada en la producción de flor cortada en su vivero Pamiplant.

Aunque en Galicia, el número de productores centrados en la flor cortada es reducido, en España se destinan a esta producción cerca de 1.200 hectáreas. Las importantes restricciones sanitarias para el cultivo de la flor hicieron que muchos viveros hayan optado por otros cultivos en los últimos años. «Las pérdidas que afronta el sector de la flor cortada son totales por eso pedimos que no se abandone a su suerte a los productores», reclaman desde UPA.

Gerberas en flor do viveiro Pamiplant.

Mientras, los datos manejados por UPA indican que en el país casi unas 5.000 hectáreas están destinadas a producción de plantas ornamentales, sobre todo en comunidades como Cataluña o Valencia. Desde Asvinor intentarán abordar posibles soluciones para el sector de los viveiristas codo a codo con otras comunidades autónomas. «Llevamos mucho tiempo en el que el margen de beneficios para la producción de planta es mínimo y estas restricciones van a suponer muchas pérdidas insostenibles para los viveros», concretan desde el colectivos de viveristas.

Al margen de la paralización de la comercialización los viveros afrontan en estos momentos las plantaciones de las próximas campañas con una gran incertidumbre sobre lo que serán capaces de afrontar tras esta crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información