Mel Vituco, la apuesta por emprender en O Xistral

En el lugar de Rebordelos, en la parroquia de O Viveiró, perteneciente al ayuntamiento de Muras, Javier Vázquez Picos y su hermana Raquel cuidan con esmero de sus abejas y del paisaje que las rodea. Se encuentran en una de las zonas naturales de más valor de Galicia, con plantas endémicas que aportan a su producto un carácter único

Javier y Raquel, con la miel que elaboran, en el colmenar donde están sus abejas en el ayuntamiento de Muras

El entorno de Rebordelos es singular y forma parte de la Red Natura 2000, que reconoce y protege este ecosistema de turberas de cobertera único en Europa Occidental. Es el lugar donde trabajan las abejas de Javier y Raquel, dos hermanos que decidieron hace 9 años comenzar a producir miel en este lugar de la Serra do Xistral. Un emplazamiento apícola situado en un entorno protegido y con floraciones originales, una producción sostenible respetuosa con la naturaleza y un producto de elaboración artesana. Ese podría ser el resumen del proyecto de Mel Vituco.

La producción de miel para autoconsumo fue, de siempre, una actividad tradicional en Muras. La llegada de la velutina a la zona de costa de las comarcas de A Mariña y Ortegal aumentó la demanda de fincas por parte de apicultores de otros lugares para trasladar sus colmenas a esta zona de montaña, un paraje virgen y a salvo de la vespa asiática. «Había gente que quería alquilar fincas y pensamos… ¿por qué no lo intentamos nosotros?», recuerda Javier.

Empezaron con un apiario de 4 colmenas y hoy en su colmenar se cuentan ya por docenas

Dicho y hecho. Comenzaron con cuatro colmenas en el 2012 y con el pensamiento de «a ver cómo nos va» y casi una década después suman más de medio centenar de colmenas. «Aunque nosotros como productores de miel no teníamos experiencia, nuestros ancestros sí, concretamente nuestra bisabuela paterna y nuestro abuelo materno tenían colmenas para autoconsumo; quizás por eso nos entró la curiosidad y la morriña de las abejas», razona Raquel.

Calidad y diferenciación

Casi una década después Javier y Raquel trabajan con la misma ilusión con la que empezaron. Representan esa nueva generación de apicultores que está surgiendo en los últimos años en Muras, sabia nueva para continuar la tradición de los productores más veteranos, con miras hacia profesionalización del oficio, algo que está permitiendo también la mejora y diferenciación del producto.

Elaboran una miel multifloral de montaña y dos mieles monoflorales, una de zarza y otra de brezo

Lo demuestran año a año las analíticas y las catas que tienen lugar dentro de la Feria de la Miel de Muras. La última edición tuvo que suspenderse por causa de la covid, pero se mantuvo la cata, porque las abejas, igual que Javier y Raquel, siguieron trabajando para ofrecer el remedio natural que para catarros y gripes siempre fue la miel.

Emplazamiento apícola en plena naturaleza

Mel Vituco, la marca con la que comercializan, y la alvariza de la que se nutre, persigue varios objetivos, pero el más significativo para ellos es llevar a cabo una actividad sostenible y compatible con el entorno natural. «Apostamos por seguir creciendo, pero siempre desde el respeto a la naturaleza y conservando el ecosistema y entorno singular en el que nos encontramos, creciendo todo lo que podamos en el número de colmenas dentro del colmenar, diversificando la producción del apiario con otros productos además de miel, como por ejemplo polen, y pensar en la elaboración de productos derivados de la miel», avanza Raquel.

Nacimos fruto de una ilusión y de las ganas de poner en valor y recuperar un espacio único que se encuentra en plena Serra do Xistral

Pretenden contribuir con sus abejas a cumplir con uno de los objetivos fundamentales del Plan Director de la Red Natura 2000, es decir, conservar un ecosistema sostenible preservando la biodiversidad global en su estado más puro.

Miel de montaña

El colmenar se encuentra en plena Serra do Xistral, donde en invierno son frecuentes las nevadas

«Nuestro apiario se encuadra en plena montaña. En este monte de manto bajo brotan plantas como el brezo, praderas de trébol y zarza silvestres entre otras especies, de las que extraen el polen nuestras abejas», explica Raquel. Fruto de esa floración particular que emerge del entorno natural de montaña en la que se localiza la alvariza surge una miel única, diferente y singular tanto en color, textura como en sabor.

En base a la composición del polen y del néctar de las flores que las abejas chupan para hacer la miel, Vituco elabora una miel multifloral de montaña y dos mieles monoflorales, una de zarza y otra de brezo.

Estamos en una zona de monte de manto bajo en la que crecen especies como el brezo, la zarza silvestre, praderas de trébol y ya en menor proporción el saúco, de las que toman la floración necesaria nuestras abejas

«Es una zona en la que encontramos diferentes y complejos ecosistemas, como por ejemplo turberas de cobertera únicas en Europa Occidental que acogen especies endémicas en peligro de extinción y de gran valor ambiental, por lo tanto, nuestra miel se hace a partir de una floración original que no se da en otros lugares», destacan.

Producción sostenible y artesana

«Nuestra actividad apícola es respetuosa con el entorno y ayudamos a la conservación de los recursos naturales sobre los que se sustenta el apiario, ciñiéndose nuestra actividad al cumplimiento del Plan Director de la Red Natura 2000 aprobado por la Xunta y que desarrolla la Directiva comunitaria 92/43 de la CENE sobre espacios naturales a nivel europeo», destacan.

Nuestro objetivo es hacer que nuestra actividad apícola sea sostenible y compatible con el entorno natural singular en el que nos encontramos

Habida cuenta el entorno y la floración en la que convive la alvariza sólo cabe afirmar con rotundidad que la producción de las abejas de Javier y Raquel es totalmente natural y sostenible con el entorno y, como no podía ser de otra manera, la posterior elaboración del producto sigue los mismos criterios. «La extracción y envasado los hacemos de forma artesana no introduciendo ningún proceso industrial», insiste Raquel.

Nuestra miel no es sometida a ningún tipo de proceso industrial, sino producido de manera totalmente artesana

Muchas veces la demanda es más que la cantidad de miel que sus abejas fueron capaces de producir en el año. Les gustaría tener más colmenas, pero no lo ven de todo viable. «Ampliar es difícil por el tiempo, hay que atenderlas y nosotros tenemos también ganadería y negocio», cuentan.

Venta directa

Praza da Feira de O Viveiró, donde se encuentra el Papicán Casa Vituco

El futuro de Miel Vituco pasa por ampliar el número de colmenas y por diversificar los productos que elaboran. Hacen sobre todo venta directa de la miel en su local de hostelería, Papicán Casa Vituco, una casa de comidas tradicional del Viveiró.

El establecimiento, que heredaron de Nélida, su madre, funciona a diario como cafetería, pero en los fines de semana también sirven comidas. Es al restaurante familiar a donde va a parar buena parte de la miel que producen.

Tienen un local de hostelería familiar donde dan salida a la mayor parte de la producción de miel

Casa Vituco comenzó su actividad en 1974. La madre de Javier y Raquel compró la casa, un local en el que ya había negocio, y montaron una taberna con ultramarinos. En 2016 sometieron el establecimiento a una importante reforma y con esos aires renovados el local mira con optimismo al futuro.

La tradición de las ferias en Muras

La familia de Javier y Raquel tiene también una explotación de ganado vacuno de carne

En O Viveiró es también donde se hace la Feria de la Miel de Montaña recuperada en los últimos años por el Ayuntamiento de Muras. Pero la tradición de los mercados de ganado en este lugar viene de antes, ya que O Viveiró era conocido antiguamente en toda la comarca por sus ferias y ese fue uno de los motivos por los que llegó a haber hasta 9 tabernas en el lugar.

O Viveiró era conocido en toda la comarca por sus ferias de ganado y llegó a haber 9 tabernas

De hecho, hoy aún quedan dos establecimientos, Casa Vituco y Casa Cándida, y su emplazamiento sigue a llamarse Praza Campo da Feira. Y aunque las ferias fueron a menos, el ganado, tanto bovino como caballar, sigue siendo una de las actividades principales en Muras, una actividad tradicional y sostenible que ayuda a conservar el paisaje y el medioambiente. El mismo ecosistema del que también forman parte las abejas.

Elaboración de productos derivados con la miel

Javier e Raquel, en la cocina del restaurante, donde elaboran distintas recetas con su miel

La miel es un alimento saludable en sí mismo, pero es también un ingrediente versátil. Por eso, Javier y Raquel, no quisieron quedar en la simple venta de miel, sino que idearon distintos productos a partir de la materia prima de calidad de sus abejas, asociando cada tipo de miel a un producto distinto, escogiendo lo que mejor se adapta a ese producto final, teniendo en cuenta las características organolépticas diferenciadas de la miel de brezo o la de zarza.

Los usos que le damos a nuestra miel son múltiples y variados, desde bombones a galletas o aliños para ensaladas, pero tratamos de asociar cada tipo de miel al producto que mejor se adapta

«Se pueden hacer indistintamente con cualquiera de los tipos de miel, pero nosotros hemos hecho la elaboración de los distintos productos asociada a cada tipo de miel, así, por ejemplo, la miel de Brezo la destinamos a la elaboración de cremas con base de miel cuyo objeto final va a ser la elaboración de bombones artesanos», adelantan.

Con la miel de brezo hacen unos bombones artesanos y con el de silva, galletas

Con la miel de zarza hacen galletas de miel. «Se elige este tipo de miel porque de las tres variedades es la más dulce por la contribución del fruto de la zarza, la mora», detalla Raquel. Finalmente, la miel multifloral es empleada en la elaboración de un aliño para una ensalada fría de caballa que sirven en el restaurante.

Los distintos productos que Javier y Raquel hacen llevan el mismo proceso que llevó primero la miel: elaboración artesanal y mimo, fruto de unas manos y una forma de entender y respetar el entorno y el mediombiente en el que se encuentran las abejas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información