Parada, pioneros en el aprovechamiento del monte gestionado en común

Parada lleva desde el año 2000 apostando por la gestión conjunta del monte y en los últimos años ha creado dos de las primeras sociedades de fomento forestal (Sofor) de Galicia

Publicidade
Parada, pioneros en el aprovechamiento del monte gestionado en común

José Lamazares, con los montes gestionados por la Sofor al fondo.

En Parada (Silleda) hace años que los vecinos decidieron juntarse para gestionar su monte. Tenían claro que para poder afrontar el mantenimiento de esa zona y buscar un aprovechamiento debían hacerlo de forma conjunta y comenzaron por plantarlo. Poco a poco fue tomando forma, después de varios procesos, la constitución de dos sociedades de fomento forestal (Sofor), que actualmente congregan buena parte del monte de esta parroquia.

La gestión unificada del monte en Parada comenzó en el año 2000, cuando decidieron plantar pino en 180 hectáreas que pertenecen a 47 propietarios. «Plantamos en conjunto y siguiendo las referencias del documento de partición del monte porque de muchas fincas no se sabía bien cuáles eran los lindes», explica José Lamazares, presidente de la Sofor Outeiro-Parada y que participó desde el principio en esta gestión conjunta del monte.

Dos años después, otros 36 titulares, plantaron más de 300 hectáreas de monte. En el 2006, los dos grupos de propietarios asentaron las bases para constituirse como Uxfor, el modelo de aprovechamiento forestal en conjunto de aquel momento. Sin embargo, con el cambio de Gobierno, comenzaron a funcionar las Sofor y tuvieron que adaptarse. «Ya teníamos el proyecto hecho e incluso nos habían hecho algunos trabajos como Uxfor, pero esta no había llegado a tramitarse y aprobarse formalmente por la Xunta y tuvimos que cambiar el modelo», detalla Lamazares. Fue entonces cuando decidieron constituir dos Sofor, buscando una optimización de los recursos a los que podían optar por parte de las administraciones. «Trabajamos siempre en conjunto y coordinados», puntualiza Lamazares.

Las decisiones en las sofores de Parada, con casi 500 hectáreas de monte, se toman atendiendo a criterios técnicos y en asamblea

Con casi 500 hectáreas de monte, Lamazares tiene claro que «sin hacerlo en conjunto es muy difícil poder gestionar esta cantidad de monte», confirma el presidente de la Sofor. Uno de los mayores beneficios de optar por este sistema es la posibilidad de poder mantener limpio el monte. «Con las ayudas a las que optamos con la Sofor estos años pudimos hacer cortafuegos, podas o limpiezas al lado de los caminos» -recuerda el vecino de Parada-. «Si no se hace en conjunto, siempre es más complicado que toda la zona esté limpia».

Unha das parcelas de piñeiro nas que farán un rareo.

Una de las parcelas de pino en las que harán un rareo.

Casi 20 años después de plantar están comenzando a hacer la primera clara en una superficie de 30 hectáreas. Esta tala estuvo condicionada hasta hace poco por la necesidad de contar con un puente para poder sacar la madera, según explican desde la directiva. Al igual que los criterios para realizar esta corta, las decisiones en las sofores se toman atendiendo a criterios técnicos y son debatidas en asamblea, como destaca el presidente de uno de estos colectivos.

El fuego, un temor constante

Uno de los mayores retos que afrontan estas sofores es el temor constante a que se pueda producir un incendio en sus montes. Para eso intentan poner todos los métodos a su alcance, tanto en materia de prevención como para mejorar la extinción. Destinan importantes esfuerzos y recursos para mantener limpios los caminos de acceso y para establecer cortafuegos que bordean toda la plantación.

En la época de mayor riesgo de incendios organizan turnos diarios de vigilancia del monte

Otra de las medidas que llevan años aplicando es la de la vigilancia. Desde 2006, en colaboración con la comunidad de montes, organizan turnos de supervisión del monte. En la época de mayor riesgo de incendios, tres vecinos recorren el monte a diario en un vehículo todoterreno que les permite abarcar esta superficie.

A estos métodos también se suman otras medidas para facilitar la extinción, que incluyen dos pozos que permiten a los helicópteros cargar agua directamente y otros cuatro de menor tamaño repartidos por el monte.

Caballos para mantener limpio el monte

En los últimos tiempos, las sofores estudian incorporar ganado para la limpieza del monte. La propuesta fue remitida ya al Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo que, tras estudiar el proyecto y visitar la zona, recomienda introducir caballos en estos montes. Es una opción que los propietarios consideran acertada y viable, atendiendo a los recursos de los que disponen y que están sopesando por el momento.

El estudio de los técnicos para introducir animales en estos montes apuntó también la necesidad de llevar a cabo clareos en las plantaciones para que, en concreto, los caballos contasen con más espacios de luz. Ahora que proceden a hacer las primeras talas, vuelve a estudiarse la opción de introducir caballos.

Madera para la red de calor de Silleda

La red de calor proyectada en el concello de Silleda, que se abastecerá de astillas de madera, puede resultar un destino viable para los pinos de los montes de Parada. Aunque el proyecto está en su fase inicial, técnicos del Concello ya abordaron la cuestión con las sofores e incluso visitaron las plantaciones. Lamazares indica que podría ser un acuerdo beneficioso para ambas partes. «Nosotros nos ahorraríamos los portes de tener que mandar la madera más lejos, como a Finsa o a Portugal, que son los principales destinos ahora mismo», ratifica. Por su parte, el Concello ya anunció que su objetivo es crear un ciclo que le permita aprovechar la biomasa de los montes del municipio en esta apuesta por las energías renovables.

Parada, la parroquia con más terreno gestionado mediante Sofor

La parroquia silledense es la que mayor superficie de monte tiene gestionado mediante las sociedades de fomento forestal (Sofor) a nivel de Galicia. Con más de 308 hectáreas, la de Parada es la Sofor más grande de las 11 existentes en el territorio gallego y a esas aún se suman las 180 hectáreas que congrega la Sofor de Parada-Outeiro.

Sofor actuales en Galicia. En amarillo, las más recientes.

Sofor actuales en Galicia. En amarillo, las más recientes.

La primera concentración privada de la provincia

La experiencia de colaboración a la hora de gestionar los montes no fue el único proyecto en el que los vecinos sumaron esfuerzos para conseguir una alternativa de futuro en la parroquia. En el 2004, iniciaron la que sería la primera concentración parcelaria privada de la provincia, que se concluyó en el 2010 con la entrega de los títulos. «Aquí tenemos el monte y la ganadería, es lo que nos puede dar de comer y teníamos que apostar por ellos», reflexiona Lamazares.

Pese a los esfuerzos de los vecinos por convertir el campo en una alternativa de futuro donde vivir, lamentan trabas como las pérdidas causadas por los ataques del jabalí. «Tenemos un gran problema con el jabalí, que acaba con todo. Este año estamos teniendo ya muchos daños en los prados y cuando llegue el tiempo del maíz ya contamos que sea bastante peor», informa Lamazares, que atiende una explotación de vacuno en la parroquia. «Desde la Consellería no hacen lo suficiente para atajar el problema y acabamos pagándolo siempre los ganaderos», sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información