Avances en la lucha contra el chancro y la avispilla del castaño

Medio Rural proyecta tratar 32.000 castaños contra el chancro en el 2021 y en el 2022. Se constata el asentamiento en los sotos del 'Torymus sinensis', el parásito liberado para enfrentar la avispilla

Publicidade
Avances en la lucha contra el chancro y la avispilla del castaño

Reunión entre Medio Rural y la IGP Castaña de Galicia.

La Consellería de Medio Rural ha mantenido estos días un encuentro de trabajo con la IGP Castaña de Galicia para abordar la situación de los sotos gallegos. Medio Rural le comunicó a los responsables de la IGP sus planes para enfrentar los dos principales problemas fitosanitarios que están afectando a los castaños, el chancro y la avispilla.

El chancro, llegado a Galicia en los años 70, es una enfermedad fúngica peligrosa para el árbol, pues el hongo interrumpe el suministro de savia y causa un serio debilitamento de los pies afectados. Es visible por las grietas y zonas rojizas que causa en el tronco y ramas de los árboles afectados. Se está combatiendo con la inoculación de cepas hipovirulentas, unos tratamientos que se están demostrando exitosos, pues en el 2020 cicatrizaron total o parcialmente el 40% de los pies inoculados.

En el 2021 y 2022, la Xunta prevé inocular 32.000 castaños, para lo cual destina un presupuesto de 635.000 euros. Las personas con castaños afectados por el chancro pueden comunicarlo en la Oficina Agraria Comarcal o en el Distrito Forestal que les corresponda. Distinto es el caso de la avispilla del castaño, pues dada la expansión de la plaga por toda Galicia, la Consellería está haciendo sueltas sistemáticas de su parásito en todo el territorio, en colaboración con asociaciones y cooperativas de productores, por lo que no es preciso dar aviso de la existencia de la plaga.

Del parásito de la avispilla, el ‘Torymus sinensis’, se soltarán este año 1,6 millones de ejemplares, igual que el pasado año. El esfuerzo de lucha biológica que está acometiendo Galicia ya está dando sus frutos, según la Xunta, pues se constató el asentamiento del ‘Torymus’ en los sotos. Alrededor del 3% de las agallas de la avispilla analizadas están ya parasitadas, según la Consellería, que destaca casos de sotos puntuales donde el parasitismo llegó a superar el 20%, con un lugar donde se consiguió el 44%.

Con todo, el promedio de un 3% de agallas parasitadas por el ‘Torymus’ es claramente insuficiente para contener por el momento la plaga. La esperanza es que la reproducción y expansión de los ‘Torymus’ liberados pueda aumentar en los próximos años su parasitismo de las agallas de la avispilla.

Unidad dos soutos
El conselleiro de Medio Rural le trasladó también a la IGP Castaña de Galicia que se está trabajando en la creación, dentro de la Consellería, de una unidad de los sotos, que se dedicará exclusivamente a la gestión de este recurso. Esta unidad será la que desarrolle en su conjunto el Plan de recuperación para el castaño.

Asimismo, José González señaló que se le dará un impulso a la Mesa de la castaña, el órgano colegiado de carácter consultivo y asesor en el que además de la Administración autonómica, están representados los principales agentes sociales y económicos gallegos relacionados con este fruto, con el objetivo de consolidar aun más el sector por la vía de la calidad diferenciada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información