Inician la aprobación de los polígonos agroforestales de Oímbra y Cualedro

Ambos proyectos, impulsados por Medio Rural, procuran el aprovechamiento de tierras abandonadas o infrautilizadas en los dos municipios ourensanos. En Cualedro constará de 64 hectáreas para ganadería extensiva y en Oímbra tendrá casi 22 hectáreas para el cultivo de huerta

Publicidade
Inician la aprobación de los polígonos agroforestales de Oímbra y Cualedro

El polígono agroforestal de Cualedro estará pensado para un aprovechamiento con ganadería extensiva. / Archivo.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) ha publicado los dos acuerdos de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, dependiente de la Consellería de Medio Rural, con los que se inician los procedimientos de aprobación para el desarrollo de dos polígonos agroforestales de iniciativa pública en los ayuntamientos ourensanos de Oímbra y Cualedro. Dichos procesos se realizarán mediante procedimientos de concurrencia competitiva y al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia.

Así, tras las solicitudes por parte de estas dos administraciones locales y después de abrir un período de información o actuaciones previas para conocer las circunstancias de cada uno de los casos, la Consellería de Medio Rural acaba de iniciar los procedimientos para su tramitación. «El objetivo prioritario será poner en producción áreas de tierra agroforestal con buena capacidad productiva que con el paso del tiempo quedaron abandonadas o infrautilizadas, recuperando de este modo una acaída actividad de explotación agrícola o forestal», indican desde Medio Rural.

El polígono agroforestal de Cualedro constará de 64 hectáreas, con unas 70 parcelas de 70 propietarios, que se dedicará esencialmente a la ganadería en extensivo. El polígono de Oímbra dispondrá de una superficie de casi 22 hectáreas repartidas en unas 70 parcelas de 73 propietarios. En este caso, el polígono se destinará a cultivo de productos de huerta, incluyendo los de la indicación geográfica protegida Pimiento de Oímbra.

Estos dos polígonos agroforestales se impulsan debido a que al menos un 50% de la superficie de dichos polígonos se encuentra abandonada o infrautilizada. Además, los propietarios del 70% de la superficie de las tierras incluidas dentro de este perímetro está de acuerdo con la iniciativa.

Instrumentos de recuperación de las tierras agrarias

Por otra parte, este lunes la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, participó en una nueva reunión de la Mesa de Coordinación de los grupos de desarrollo rural de Galicia, donde se abordaron los objetivos y los instrumentos que ofrece la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, en el marco del convenio firmado entre esta agencia y la Asociación de Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de Galicia.

mesa coordinacion GDR

Reunión de la Mesa de Coordinación de los grupos de desarrollo rural de Galicia.

Inés Santé destacó en esta reunión trimestral la importancia de que los propios grupos puedan aconsejar y orientar a los jóvenes que se incorporen a la actividad agraria en materia de información, formación, análisis técnicos y asesoramiento jurídico. Además, incide en que el trabajo de estos 24 GDR favorece el desarrollo de los territorios, ya que facilitan el intercambio de información y experiencias entre distintas zonas y agentes del rural.

En esa línea, desde Medio Rural recuerdan que la Agencia Gallega de Desarrollo Rural compensará los gastos en los que incurra la Asociación de GDRs de Galicia para impulsar estos proyectos, al haber firmado un convenio de colaboración que se prolongará hasta finales del 2022, pudiendo prorrogarse por un período de hasta cuatro años adicionales.

En la mesa también abordaron la nueva línea de ayudas para futuras estrategias de desarrollo local en el período 2023-2027. Santé explicó que los GDRs, que se encargan de la tramitación de las ayudas ligadas al plan Leader, deberán desarrollar estrategias afines a las nuevas políticas europeas como son el Pacto Verde, la Estrategia de la Granja a la Mesa, la Estrategia de Biodiversidad para 2030 o la Estrategia Forestal de la UE y, para eso, contarán con cerca de 900.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información