La planta ornamental gallega llevará el sello ‘Galicia Calidade’

La marca, que permitirá diferenciar la oferta gallega en el mercado internacional, se aplicará a la producción obtenida de acuerdo con una normativa específica. Se controlarán trazabilidad, uniformidad y criterios ambientales

Publicidade
Publicidade
La planta ornamental gallega llevará el sello ‘Galicia Calidade’

Presentación de la adhesión de los viveros ornamentales al sello Galicia Calidade.

La Fundación Juana de Vega ha acogido la firma de un convenio entre Galicia Calidade y la Asociación de Viveristas del Noroeste (Asvinor), para que los productores gallegos de planta ornamental que produzcan de acuerdo con la Norma de Calidad para la Planta Ornamental de Galicia, elaborada por la Fundación Juana de Vega en colaboración con el sector, puedan llevar como distintivo el sello de Galicia Calidade. El objetivo final es lograr una mayor diferenciación de la planta gallega en los mercados, tanto nacionales como extranjeros, y así mejorar la competitividad de un sector que en la comunidad tiene un elevado potencial de desarrollo futuro.

En el acto estuvieron presentes el conselleiro de Industria, Francisco Conde, y la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, así como el vicepresidente de Asvinor, Jaime Fernández Cornide, y el presidente de la Fundación Juana de Vega, Enrique Sáez. Mediante este convenio, que tendrá una duración inicial de tres años, Asvinor hará, con el asesoramiento de Galicia Calidade, las auditorías y los controles necesarios para garantizar que la producción de sus asociados se está haciendo según la norma redactada por la Fundación Juana de Vega.

El distintivo representa un apoyo en el mercado. El sector considera que tiene gran potencial en Galicia

Enrique Sáez recordó el proceso que se siguió hasta llegar a la firma del convenio y recordó que este es «el tiempo de los emprendedores» y que para ellos la labor será más fácil con esta «norma que orienta y va a hacer crecer el sector».
Por su parte, el vicepresidente de Asvinor, Jaime Fernández, agradeció el apoyo de la Xunta y de la Fundación Juana de Vega y destacó la «potencialidad» de los productores, en un sector «fuerte en Galicia» y que es «una alternativa a otros cultivos en una fase de declive». Asimismo, destacó la singularidad y la importancia de la norma: «No hay otra comunidad con una normativa así».

Ángeles Vázquez agradeció la labor de la Fundación Juana de Vega, por estar siempre «pendiente de lo fundamental: nuestra tierra». La conselleira de Medio Rural aseguró que Galicia tiene «las mejores condiciones edafoclimáticas» para el cultivo de la planta ornamental pero que «el mercado globalizado exige cada día más», por lo que la norma y el convenio con Galicia Calidade le facilitarán a los emprendedores un camino más fácil para «seguir trabajando a favor de la tierra» y pasar «de ser únicos en España a ser únicos en Europa».

Francisco Conde, quien afirmó que el desarrollo de la economía tiene que seguir con el «espíritu de colaboración entre el campo público y el privado», puso en valor «la excelencia del trabajo realizado por la Fundación Juana de Vega» en estos años, que ponen a Galicia «a la vanguardia de España» como «la primera comunidad con una norma de calidad» en este campo, que ahora se complementa con el convenio con Galicia Calidade, lo que permite una mayor «vinculación con el territorio y con la calidad».

El primer paso de la adhesión a Galicia Calidade fue la elaboración de una Norma de Calidad para la planta ornamental gallega

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria destacó que el sector “del que el 80% está agrupado en Asvinor”, da empleo directo a 1.500 personas, «el 90% vinculados al mundo rural y, sobre todo, son mujeres». Además, recordó que «exporta el 20% de su producción» y la firma de este convenio «marca el camino para seguir creciendo».

Por último, Francisco Conde destacó que ya hay 83 empresas vinculadas a Galicia Calidade y 300 productos», lo que supone en empleos «unas 5.000 personas y el 4,5% del PIB» gallego. En este sentido, el conselleiro incidió en los últimos sectores incorporados a Galicia Calidade, la biomasa y el hotelero, «a los que ahora se suma también la planta ornamental».

La firma de este acuerdo llega después de la elaboración de la Norma de Calidad para la Planta Ornamental de Galicia, por parte de la Fundación, que se redactó en colaboración con el sector productor, técnicos, Xunta de Galicia y comercializadores de planta. Otro de los antecedentes que hizo posible este acuerdo fue la creación por parte de Asvinor de la marca colectiva «Planta ornamental de Galicia», que podrán emplear todos aquellos productores que trabajen según los estándares recogidos en esta norma.

La planta gallega es valorada por su adaptación a climas duros

Norma de Calidad de la Planta Ornamental de Galicia
La Norma de Calidad de la Planta Ornamental de Galicia, que se presentó hace dos años, nació para tratar de resolver los problemas del sector, afectado por una fuerte atomización y una falta de asociacionismo que provoca dificultades para competir y acceder a los mercados exteriores. En este sentido, Galicia cuenta con una ventaja competitiva, determinada por las condiciones climáticas y edafológicas, lo que permite un potencial para la producción superior al de la mayoría del territorio nacional.

Además la planta de Galicia es muy valorada en los mercados exteriores por su rusticidad y capacidad de adaptarse a condiciones climáticas más duras que la planta producida en otras zonas del territorio nacional, como Cataluña, Valencia o Andalucía, por lo tanto, “en este contexto resulta imprescindible la diferenciación”, señalan desde la Fundación Juana de Vega.

Galicia exporta un 20% de su producción, principalmente a Alemania, Reino Unido, Francia y Portugal

Para conseguir esta diferenciación, la Fundación Juana de Vega inició a finales del año 2009 varias reuniones de trabajo con la Asociación de Productores de Plantas Ornamentales de Galicia (hoy ASVINOR), viveristas no integrados en la asociación, representantes de la Consellería de Medio Rural y miembros de las principales comercializadoras de planta de Galicia, en las que se puso de manifiesto la necesidad de elaborar una normativa que permita alcanzar uniformidad y homogeneidad en cuanto a formatos y poder ofrecer así planta de diferentes productores en un mismo lote a los mercados que demandan grandes volúmenes. Además, esta norma serviría de base para la creación de la marca colectiva ‘Planta Ornamental de Galicia’, que hoy ya es una realidad.

Criterios
La norma se apoya en tres pilares: estandarización, para homogeneizar tamaños, altura y proporción de las distintas especies; medioambiente, con el objetivo de seguir criterios sostenibles en la producción, y trazabilidad, para garantizar el seguimiento de la planta, conocer su historia, desde el origen del material vegetal, hasta localización y la trayectoria que siguió a lo largo de la cadena de suministro.

El sector de producción de la planta ornamental en Galicia está formado por alrededor de unos 130 viveros, de lo que están en funcionamiento apenas el 50%. El sector genera en la comunidad autónoma unos 1.500 empleos, siendo un 90% de los mismos mano de obra femenina en el rural. La facturación anual asciende a unos 40 millones de euros, de los que un 20% corresponde a exportación, siendo los países de destino de la planta ornamental de Galicia, por orden de facturación, Francia, Alemania, Reino Unido y Portugal.

Por otra parte, Galicia es, con diferencia, la mayor productora de camelia a nivel europeo. En otras producciones, como hortensia, rododendro, azalea, abelia, acebo y coníferas de cierres, es de las mayores productoras a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información