Lastrar las ruedas del tractor con agua: ventajas y desventajas

Juan A. Gómez Lavandeira, Delegado de Agricultura y OTR de Bridgestone Hispania explica los problemas que provoca el hidroinflado, una práctica aun demasiado extendida. Participó en la EFA Fonteboa en las Jornadas de Maquinaria Agrícola. Sostenibilidad ambiental: eficiencia energética y la conservación del suelo.

Publicidade
Lastrar las ruedas del tractor con agua: ventajas y desventajas

Tractor con contrapeso delantero.

El hidroinflado consiste en el lastrado de las ruedas mediante agua, ocupando el aire alrededor del 25% del volumen restante. Juan A. Gómez Lavandeira, delegado de Agricultura y OTR de Bridgestone Hispania explicó que «hace 40 años, con tractores que pesaban poco, podía entenderse, pero hoy en día no tiene sentido y los problemas que provoca no compensan el ahorro que podamos tener en no comprar un contrapeso».

Entre las desventajas de este método, Juan A. Gómez Lavandeira enumeró las siguientes:

· Mayor peso, y por lo tanto mayor consumo de combustible. Por ejemplo, para un tractor de 120 caballos lastrando los neumáticos con agua estaríamos añadiéndole un peso de unos 1.700 kilos.

· Incremento de la compactación del suelo, ya que el neumático está más rígido. Esta compactación provocará una menor productividad del cultivo.

· Peor distribución de pesos y, por lo tanto, pérdidas en las eficiencia del motor. En tractores con doble tracción, el 40% del peso debe estar en el eje delantero y el 60% en el trasero. Si lastramos las ruedas del eje trasero con agua desequilibramos el reparto de pesos.

· El tractor tiene mayor inercia interna, por lo que frenazos y las aceleraciones son a golpes, no son continuas. Esto provoca un mayor abuso y desgaste de frenos.

· Aumenta la rigidez del neumático, y por lo tanto disminuye el confort y hay un mayor riesgo de roturas.

· El tractor pasa más tiempo inactivo en reparaciones y montaje/desmontaje de los neumáticos. Es decir, hay una menor productividad del tractor y del tractorista.

«Es decir, hay claramente unos mayores costes operativos con el hidroinflado que con la compra de contrapesos para el tractor. A medio y largo plazo claramente es menos rentable el hidroinflado», concluyó al delegado de Bridgestone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información