Oposición ecologista a las quemas controladas en monte

El uso de los fuegos prescritos, con fines agroganaderos o cinegéticos, es rechazado por la Plataforma ‘Por un monte galego con futuro’, que reclama de la Fiscalía de Medio Ambiente la apertura de diligencias por estas prácticas en zonas de Rede Natura

Publicidade
Oposición ecologista a las quemas controladas en monte

Quema controlada en Vimianzo. / Cedida.

El empleo de quemas controladas en monte durante el invierno e inicios de la primavera, una práctica habitual en Galicia, se está encontrando con la oposición ecologista. La Plataforma ‘Por un monte galego con futuro’, considera preocupantes estas quemas, que conviene recordar que son autorizadas y ejecutadas por la Administración. Los ecologistas le trasladaron algunas de las quemas a la Fiscalía de Medio Ambiente y piden que los fuegos prescritos se detengan en zonas de Rede Natura o Reservas de la Biosfera.

Con las quemas controladas, suele buscarse una mejora del hábitat para el ganado extensivo o para especies cinegéticas. Se trata así de controlar el matorral y de facilitar la generación de pastos. Lo habitual es hacerlas en pequeñas superficies inferiores a 10 hectáreas, previa solicitud de los montes vecinales o propietarios interesados.

De manera indirecta, en el sector forestal se considera que también tienen un efecto de prevención de los fuegos, pues se evitan posibles incendios posteriores con un objetivo de ‘limpiar’ el monte.

La polémica con los fuegos prescritos saltó este mes al perderse el control de alguna de las quemas, según los ecologistas, que inciden en el caso de Folgoso do Courel (Lugo), en el lugar de Hórreos, donde señalan que una quema controlada derivó en un incendio forestal que afectó a la Red Natura.

La plataforma ‘Por un monte galego con futuro’ subraya también que este mes la fauna está en pleno periodo de apareamiento y cría, por lo que considera que los fuegos “afectan gravemente” a los animales. Otra cuestión a tener en cuenta, según los ecologistas, es la erosión y degradación de los ecosistemas que provocan estas quemas, así como las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información