Sulfatadoras contra el coronavirus: La gente del rural se organiza para parar el Covid-19

Agricultores, viticultores y ganaderos ponen a disposición de los Ayuntamientos tractores y sulfatadoras para colaborar en las tareas de desinfección de las poblaciones y reducir el riesgo de contagio del Covid19

Publicidade
Publicidade
Sulfatadoras contra el coronavirus: La gente del rural se organiza para parar el Covid-19

Tareas de desinfección realizadas por produtores en Xinzo de Limia.

En estos tiempos de confinamiento a causa del coronavirus, agricultores, viticultores y ganaderos volvieron a sacar sus tractores a la calle. Esta vez no fue para reclamar un precio justo para sus productos, sino para colaborar en las tareas de desinfección contra el Covid19. Sulfatadoras, cubas y tractores que habitualmente se emplean para los tratamientos fitosanitarios del viñedo, las patatas o el maíz se emplean estos días para la limpieza de calles en aldeas y villas.

En distintas zonas de Galicia se dieron en los últimos días ejemplos de esta colaboración ciudadana que surgió de los propios productores, que se brindaron tanto a las Administraciones locales como a la Xunta para encargarse de estas tareas. Así, proporcionan conocimientos en el manejo de estos aperos y su maquinaria para la lucha contra el coronavirus.

Los productores se brindaron tanto a las Administraciones locales como a la Xunta para encargarse de estas tareas de desinfección

Javier García, un viticultor y bodeguero de Petín (Ourense) fue uno de los que se ofreció para estas tareas. «Ví que en otros países se estaban haciendo desinfecciones en las calles con equipos similares a los que empleamos en el viñedo y le ofrecí a la Xunta y al Ayuntamiento de A Rúa poder colaborar en estas tareas con nuestros equipos en las zonas rurales, para así liberar de ese trabajo a otros profesionales», explica el viticultor.

Su propuesta tuvo una muy buena acogida entre los viticultores de la zona y en poco tiempo tenían muchos voluntarios para participar en estas tareas. «Resultaba sencillo coordinarnos porque ya tenemos un grupo en el que estamos en contacto», apunta. Lo primero que hicieron fue evaluar los recursos con los que contaban para realizar la desinfección y decidir cuáles se adaptaban mejor para cada zona.

Coordinados con Protección Civil y el Ayuntamiento se organizaron para afrontar la desinfección del municipio. El punto de encuentro para comenzar con las tareas fue la explanada próxima a la gasolinera del pueblo donde cargaron el desinfectante que le proporcionó la Administración y desde allí se repartieron en 8 áreas de actuación para cubrir tanto las aldeas como el núcleo urbano. «En poco más de 3 horas teníamos todo el municipio desinfectado», concreta.

Desinfeccion-coronavirus-A-Rua-_

En A Rúa, productores y Protección Civil se coordinaron para realizar la desinfección. // Foto: David López Nogueira.

Ahora esperan que el Ayuntamiento les vuelva a solicitar colaboración para hacer otra limpieza cuando lo estimen preciso. «Hay zonas por las que casi no pasa nadie, por lo que tampoco es preciso estar desinfectando constantemente, pero nosotros seguimos disponibles para afrontar otra limpieza cuando se precise», recuerda Javier.

En el Ayuntamiento vecino de O Bolo, los viticultores también se brindaron para llevar a cabo tareas de limpieza de las calles y de aquellos lugares de mayor riesgo de contagio, donde se concentra mayor cantidad de personas. De nuevo la gasolinera fue el punto de encuentro y donde cargaron sus equipos con desinfectante que luego repartieron por las calles.

El-Bollo--trabajos-desinfeccion-coronavirus-

Productores de O Bolo también se organizaron para realizar una desinfección.

En O Ribeiro, en municipios como Beade, los viticultores también se ofrecieron a colaborar con las tareas de desinfección de las que se estaban encargando las brigadas de extinción de incendios de la Consellería de Medio Rural. Las desinfecciones estaban realizándose sobre todo en aquellos puntos con mayor riesgo, como las farmacias o los comercios de alimentación así como los centros públicos.

«Este tipo de acciones tienen que hacernos ver el papel fundamental que el mundo rural tiene»: Juan Casares, presidente del Consejo Regulador de O Ribeiro

«Este tipo de acciones tienen que hacernos reflexionar sobre el papel fundamental que el mundo rural tiene para nuestra sociedad», reflexiona el presidente del Consejo Regulador de O Ribeiro, Juan Casares. Recuerda que esta crisis del coronavirus «nos está permitiendo ver que el rural es el gran abastecedor de productos de primera necesidad pero también el papel de cuidadores del medio ambiente que tienen, así como la calidad de vida que ofrece el rural y la solidaridad que existe y que se demuestra con gestos como la colaboración de los productores en estas limpiezas», reivindica Casares.

En Xinzo, los productores de patatas pusieron sus equipos de sulfatado y los tractores a disposición. «En cuanto se propuso colaborar con estas tareas de prevención de contagios, agricultores y ganaderos se ofrecieron a echar una mano», explican desde la Asociación de Empresarios, Ganaderos y Agricultores de A Limia (Adegal).

Tractor-ruas-Xinzo-aldeas-Covid19_

Labores de desinfección realizadas por productores en Xinzo.

Desde el Ayuntamiento estaban desinfectándose todos los días aquellos puntos críticos y con mayor concurrencia como los supermercados, las residencias o la Plaza de la Abastos, pero al mismo tiempo querían llevar a cabo una desinfección general en todo el municipio. Amador Díaz Penín, productor de patata y concejal de Rural fue el encargado de coordinar la colaboración de los agricultores.

«Todos aquellos productores a los que les servía el equipo para realizar las desinfecciones se mostraron disponibles a colaborar», explica Díaz, que es también el presidente de la Asociación de Productores de Patata de A Limia, lo que le permite estar en contacto con la mayoría de los productores.

«Están poniendo a disposición sus tractores, los equipos de sulfatar, el gasóleo y su tiempo»: Amador Díaz, presidente de la Asociación de Productores de Patata de A Limia

«Ellos están poniendo a disposición de los vecinos tanto sus tractores, como los equipos de sulfatar, así como el gasóleo y su tiempo, que estos días es muy valioso, puesto que en el campo no se para», concreta Díaz. De hecho, están comenzando ya con los trabajos propios de esta época del año como la preparación de las tierras para las patatas o en aquellas zonas en las que ya se puede, están realizando la siembra.

Ya hicieron una primera desinfección en la que 8 tractores se encargaron de desinfectar las 32 aldeas y la villa. En estos días están volviendo a repetir las limpiezas regularmente. «Ahora, como ya tenemos un poco de experiencia, en 2 o 3 horas dejamos la villa desinfectada», indica. Están yendo calle por calle para desinfectar todas las zonas. «Creo que se está haciendo una desinfección completa, queda todo empapado para ver si así conseguimos frenar esta pandemia», apunta.

Además de la labor de desinfección de los núcleos frente el coronavirus, los coordinadores de estas tareas coinciden en señalar la importancia que estas acciones tienen en el rural, ya que ayudan la visibilizar que hay un esfuerzo activo por evitar la expansión del Covid19 también en las aldeas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información