La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Toxo, una nueva biofábrica gallega para combatir el gorgojo del eucalipto

La empresa coruñesa de servicios agroforestales y medioambientales Toxo comienza a comercializar esta temporada los parásitos contra lo Gonipterus del eucalipto. Conocemos cómo trabajan

Toxo, una nueva biofábrica gallega para combatir el gorgojo del eucalipto

Javier Carnota, uno de los socios de la firma Toxo Servicios Agroforestales y Medioambientales. // Adolfo Enríquez.

La firma Toxo Servicios Agroforestales y Medioambientales lleva desde el 2012 centrada en ofrecer todo tipo de servicios relacionados con el ámbito agrario y forestal y desde este mismo año está también siendo una de las pocas biofábricas de Anaphes nites, el parásito con el que se combate el gorgojo del eucalipto, el Gonipterus platensis, una de las principales plagas para las plantaciones gallegas, que afecta especialmente a la variedad Glóbulus.

La mayor parte de los trabajos de Toxo se centran en servicios de ingeniería y desarrollo de proyectos, así como consultaría para particulares, pero dan respuesta a una gran variedad de necesidades agroforestales. “Desde un principio decidimos no establecer limitaciones siempre y cuando se trate de propuestas centradas en el sector agrario y forestal”, explica Francisco Gómez, ingeniero técnico agrícola y responsable técnico en la empresa, además de uno de los 3 socios fundadores de la entidad.

“Para nosotros es fundamental el conocimiento del territorio y de la realidad gallega”

Con su oficina en Compostela, abarcan toda la comunidad gallega y se centran tanto en las demandas de propietarios particulares como de peticiones de Administraciones o entidades como comunidades de montes. “Para nosotros es fundamental el conocimiento del territorio y de la realidad gallega, por eso decidimos trabajar en Galicia y no atender la demanda de otras zonas limítrofes como Castilla, con unas características muy diferentes”, detallan desde la firma.

Conocer el rural gallego

Precisamente, ese conocimiento del mundo rural gallego y su capacidad técnica, puesto que tanto los socios como el personal que contratan cuentan con formación especializada, fue uno de los motivos por los que se decidieron a comenzar con la biofábrica. “Al trabajar día a día con la gente y en el terreno vimos las dificultades que estaban teniendo las plantaciones por la presencia del gorgojo y la necesidad de contar con más producción de parásitos para hacer sueltas”, explica Gómez. También detectaron una importante demanda por parte de particulares y comunidades de montes para llevar a cabo estos tratamientos.

“La lucha biológica es un campo en expansión, puesto que cada vez se opta por tratamientos más respetuosos con el medio ambiente”

Decidieron apostar por la producción de Anaphes nitens puesto que valoran que los tratamientos biológicos son un método con una eficacia probada a lo largo de los años y más respetuoso con el medio ambiente que otras soluciones como los fitosanitarios. “Es un campo en expansión, puesto que cada vez se está optando por alternativas que provoquen menos daños en el medio y la lucha biológica está en esa línea”, concreta Gómez.

Un ejemplar de gorgojo que crían en la biofábrica para obtener ootecas.

Un ejemplar de gorgojo que crían en la biofábrica para obtener ootecas, que luego parasitarán con Anaphes nitens. // Adolfo Enríquez.

Desde la firma de servicios agroforestales inciden en que los tratamientos biológicos serán una herramienta más en el cuidado de las plantaciones de eucalipto de cara a obtener una mayor productividad y rentabilidad. “La proliferación sin control de plantaciones de eucalipto provocó que hoy en día haya cada vez más restricciones para continuar con las plantaciones, se reduce la superficie disponible para este fin y, por lo tanto, es más importante hacer tratamientos adecuados para garantizar la productividad de las plantaciones”, detalla el ingeniero técnico.

“Las plantaciones forestales, sobre todo en el caso del eucalipto, se van a parecer cada vez más a los cultivos de forrajes, puesto que precisan de cuidados de silvicultura para ser rentables, y que durante muchos años se han descuidado”, concretan desde Toxo.

Instalacions-da-biofabrica-de-anaphes-contra-o-gorgullo-de-Toxo-Servizos-Agroforestais-

La biofábrica cuenta con dos trabajadores encargados del cuidado y supervisión de los insectos. // Adolfo Enríquez.

Una biofábrica en el rural

El proyecto de la biofábrica surgió a comienzos del 2018 y ya en el 2019 fue tomando forma. Esta primavera es la primera campaña para la que cuentan con producción. “La cría de Anaphes es un proceso lento, pero ahora ya contamos con una producción para cubrir unas 30 hectáreas a la semana, con perspectivas de seguir incrementando la producción”, detalla Francisco.

Cuentan con una producción de Anaphes nitens para cubrir unas 30 hectáreas de eucalipto a la semana

La biofábrica está situada en una pequeña aldea de A Baña (A Coruña). “Podíamos haber optado por cualquier ubicación para este tipo de producciones, pero nos decidimos por apostar por el rural para contribuir también a darle vida”, explican desde Toxo. Reconocen que esta decisión les ha supuesto hacer frente a atrancos como la falta de servicios que en otras ubicaciones tendrían más disponibles, tales como la conexión a internet, una problemática que, como le aseguran, tiene difícil solución a corto plazo.

En estas instalaciones, que atienden durante todo el año 2 trabajadores, disponen tanto de Anaphes nitens, como de Gonipterus platensis, puesto que también precisan de las puestas de Gonipterus, las ootecas, para preparar las sueltas del parásito. Así, bajo condiciones de humedad y temperatura determinada, en una sala crían los Gonipterus, mientras que en otra llevan a cabo la parasitación con los Anaphes, que dejan listos para las sueltas. “Pese a que estas instalaciones tienen un funcionamiento semejante al de cualquier otra granja, puesto que también criamos y atendemos animales, las características de esta producción hacen que se asemeje más a un laboratorio que a una granja convencional”, reconoce Gómez.

Javier-Carnota-socio-de-Toxo-Servizos-Agroforestais-con-gurgullo-de-eucalipto-na-biofabrica_--

Javier Carnota, uno de los socios de la firma, muestra ejemplares de gorgojo en ramas de eucalipto. // Adolfo Enríquez.

Las sueltas recomiendan hacerlas tanto en primavera como en otoño, una vez que se detectan daños en las plantaciones. “Este año las condiciones meteorológicas de lluvia y temperaturas suaves están favoreciendo el crecimiento de los brotes nuevos y puede darse un incidente importante de gorgojo, por lo que hace falta mantener vigiladas las plantaciones”, recomiendan desde Toxo.

Insisten en que las sueltas se deben realizar cuándo se detectan los primeros daños, para evitar que la incidencia de la plaga sea muy alta y pueda peligrar su supervivencia. “Aunque las sueltas son una inversión importante a lo largo del año, si no se trata el gorgojo las pérdidas de producción se estiman que pueden ascender a 1.400 euros por hectárea”, concreta el experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información