Consejos para el cultivo de la huerta en junio

Publicidade
Consejos para el cultivo de la huerta en junio

Las intensas lluvias del mes de mayo retrasaron en buena medida la plantación de los cultivos de verano, por lo que, si aún no lo hicimos, debemos aprovechar estos días de sol para plantar judías, pimientos, tomates, lechugas o calabacines.

He aquí algunos consejos generales:

-Con la humedad que hay en la tierra las hierbas competidoras se propagarán en nuestras huertas, por lo que deberemos hacer varios binados en nuestros cultivos. El acolchado bien con plástico o bien con hierba es una alternativa interesante para pequeñas huertas, y que además de reducir la competencia de las hierbas, ayudará a retener la humedad del suelo.

-La humedad y las elevadas temperaturas crearon las condiciones idóneas para plagas de hongos, especialmente el mildiu. Se recomienda hacer un tratamiento de fumigación a base de caldo bordelés (cobre) cada 10 días en los cultivos más sensibles: patatas, ajos, cebollas y tomates. En el caso de los ajos, debemos combinarlo con algún tratamiento contra la roya a base de azufre mojable.

El oídio afectará sobre todo a las cucubirtáceas (calabacín, sandía…etc) y lo notaremos en las clásicas manchas blancas en las hojas. Una buena aireación de la planta y un tratamiento a base de azufre o de infusión de ajo ayudará a controlar este hongo.

-Siembras: Se puede hacer semillero al aire libre de lechugas, acelgas y remolacha roja que plantaremos en el mes de julio-agosto. Al mismo tiempo, podemos hacer la siembra de las verduras de invierno (reponerlo, coliflor, berza…) que plantaremos en verano. Si nuestra huerta es pequeña y para autoconsumo, nos resultará más rentable comprar la planta de cepellón en el momento en que la vayamos a plantar.

-También podemos hacer siembra directa de zanahorias, que cosecharemos en los meses de septiembre-octubre, así como de judías, que recogeremos hacia los meses de agosto-septiembre.

-Trasplante: podemos trasplantar remolacha roja, coles, lechugas, puerros, cebollas, acelga,..etc. Si aun no plantamos pimientos, tomates o berenjenas es el momento de hacerlo. Recordar que a la hora de plantar el abono nunca debe estar en contacto directo con la raíz de la planta.

-Tomates: durante este prestaremos especial atención a estas plantas, haciendo las podas periódicas de los brotes de las partes bajas y medias de la plantas y entutorándolas.

Cada dos semanas, de ser necesario, les aplicaremos un tratamiento de cobre para evitar problemas de mildiu. Si cultivamos en exterior debemos elegir las variedades más rústicas y resistentes para reducir los tratamientos fitosanitarios.

-Entutorados: judías, pimientos y berenjenas precisarán de entutorado para un correcto desarrollo de la planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información