La crisis del coronavirus disparó las importaciones de leche y quesos

Las entradas de leche se doblaron en abril, en comparación con el mismo mes del 2019, en tanto las compras de quesos al exterior aumentaron casi un 50%. Las factorías gallegas se mantienen al margen de esa tendencia

La crisis del coronavirus disparó las importaciones de leche y quesos

Ganaderos gallegos revisando una cisterna de leche importada en el 2016. / Archivo.

La importación de leche y nata sin concentrar para su procesado en industrias lácteas españolas se disparó durante la crisis del coronavirus, según revelan las estadísticas de comercio exterior. En abril, entraron en España 30.200 toneladas de leche y nata sin concentrar, más del doble que en el mismo mes del 2019, cuando habían sido 13.200 toneladas. Los datos confirman lo que ya venían denunciando organizaciones agrarias, cooperativas e incluso industrias gallegas, el aumento de la entrada de camiones cisterna de leche a bajo precio.

Ese aumento de las importaciones de cisternas de leche, procedentes tanto de Francia como de Portugal, está generando tensiones en el campo, pues las granjas tuvieron que competir estos últimos meses en un mercado con mayores volúmenes de leche. El problema se agrava porque según se critica desde el sector, las importaciones se corresponden además con excedentes que las industrias de Francia y Portugal canalizan hacia España a menores precios.

De los aumentos en la importación de leche, conviene destacar que parecen quedar al margen las factorías lácteas ubicadas en Galicia, pues los datos de comercio exterior correspondientes a la comunidad muestran incluso una merma de las importaciones de leche en abril en relación al mismo mes del pasado año.

Situación en Europa
Las dificultades que se han producido estos meses en el comercio internacional fuera de la UE generaron excedentes en el sector lácteo de Francia y de otros países de Centroeuropa. A esa situación hay que unirle los cierres temporales de la hostelería y restauración en los distintos países de la UE, otro factor que hizo aumentar la oferta de lácteos comunitarios a nivel interno.

Tal escenario provocó un aumento de las exportaciones de otros países hacia España a partir de abril, último mes con datos. La mayor entrada de productos lácteos del exterior se percibió sobre todo en las cisternas de leche y en la compra de quesos para las cadenas de supermercados. Las importaciones de quesos crecieron casi un 50% en abril en comparación con el mismo mes del año anterior, 37.200 toneladas este año frente a 25.400 en abril del año pasado.

En conjunto, en leche equivalente, el aumento de las importaciones en abril de leche y quesos se mueve en el entorno de las 100.000 toneladas de leche, una situación que preocupa en el campo, después de que durante los últimos años se hubiesen reducido las importaciones de lácteos y casi desapareciese la entrada de leche en cisternas procedente de los países vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información