La Xunta recibe casi 1.000 solicitudes para recuperar 21.400 hectáreas de tierras abandonadas

El 62% de las hectáreas solicitadas serían para ganadería, el 9% para orientaciones agrícolas, el 7% para producción forestal y el 22% restante para explotaciones mixtas. La Administración gallega solicitó fondos Next Generation para ponerlas a producir

Publicidade
Terra abandonada na zona do Regadío do Val de Lemos, en Monforte

Tierra abandonada en la zona del Regadío del Valle de Lemos, en Monforte

El Consello de la Xunta analizó este jueves el informe de la Consellería de Medio Rural en el cual se detallan las solicitudes recibidas sobre superficies de tierras en estado de abandono o infrautilización, a través de la manifestación de interés de proyectos del sector primario y agroalimentario gallego, así como de otros interesados en este campo.

En total, la Xunta recibió cerca de 1.500 iniciativas de pequeñas y medianas empresas, entre encuestas simplificadas y proyectos, que quieren optar a los fondos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central. De todas ellas, un total de 994 indican la localización geográfica de la tierra demandada y suponen la puesta en valor de 21.322 hectáreas.

Algo más de 13.200 hectáreas demandadas son para la orientación productiva ganadera. De estas, cerca del 94% de la superficie, es decir, más de 12.400 ha, se corresponde con peticiones de ganadería bovina, seguida por la ovina con el 2,7%, unas 350 hectáreas.

La mayor parte de las peticiones proceden de explotaciones de ganado vacuno de leche y de carne

El informe de la Consellería de Medio Rural recoge también que más de 1.900 hectáreas demandadas son para la orientación productiva agrícola, de las cuales el 40,8% corresponde con viñedo (779,1 ha), seguida del 28,7% para frutales (547,5 ha), el 8,4% para cultivos forrajeros (161 ha) y el 7,2% para plantación de patata (137 ha).

En el caso de la orientación productiva forestal se demandaron algo más de 1.400 hectáreas y las variedades más frecuentes son las frondosas caducifolias (369 ha) y las coníferas (344 ha). El resto de superficie demandada (más de 4.700 ha) sería para explotaciones que demandan tierras mixtas, es decir, para producción agrícola, ganadera o forestal.

Análisis de la demanda de tierra por ayuntamientos

Tras esta primera revisión, se constata que existen demandas de superficie en el ámbito de ayuntamiento para 197 de los 313 ayuntamientos de Galicia. Los ayuntamientos con mayor demanda de superficie en la provincia de A Coruña fueron el de Dumbría (es el de mayor demanda de superficie con 382 ha), Cerdido, Narón, Camariñas, Muxía y Arzúa.

En lo tocante a la provincia de Lugo, la demanda de tierra se centra en el ayuntamiento de Friol (este es el ayuntamiento de Galicia con mayor superficie demandada con 2.577 ha, de las que 2.524 ha son para ganadería y 53 ha de orientación mixta), O Incio, Cervantes, Guitiriz, Becerreá y Begonte.

Dumbía en A Coruña, Friol en Lugo, Avión y Beariz en Ourense y Rodeiro en Pontevedra son los ayuntamientos en los que hay más solicitudes

Ya en la provincia de Ourense, los ayuntamientos de Avión y Beariz son los que presentan una mayor demanda (correspondiente a una única solicitud con la que suman 2.000 ha), seguidos de los de Viana do Bolo, Lobios y A Veiga.

Finalmente, en lo tocante a la provincia de Pontevedra, destacan los ayuntamientos de Rodeiro (es el de mayor superficie demandada con 730 ha), A Estrada, Cerdedo-Cotobade, Silleda y O Rosal.

Iniciativa de carácter no vinculante

Hay que señalar que la convocatoria de manifestación de interés de proyectos autonómicos es una iniciativa de carácter no vinculante que permite identificar los interesados en participar en los proyectos tractores y transversales impulsados por la Consellería de Medio Rural al amparo del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central, al tiempo que ayudará a definir las líneas estratégicas de actuación en el rural gallego.

La Xunta quiere poner en marcha de 200 aldeas modelo

Así, el objetivo final de este plan nacional es la reactivación económica a corto y medio plazo y la transición hacia una economía sostenible y resistente a largo plazo. En esa línea, y en el marco de esta iniciativa, la Xunta presentó al Ministerio para la Transición Ecológica y al de Industria, Comercio y Turismo lo Por el para la transformación de Galicia como un proyecto transformador que promoverá el desarrollo de cuatro proyectos tractores y cuatro proyectos transversales, con los cuales afrontar los cuatro grandes retos (transición ecológica, transición justa, transición digital y lucha contra la despoblación y el reto demográfico).

La demanda total de tierras agrarias en Galicia asciende a más de 200.000 hectáreas

Por otro lado, es necesario señalar que en esta primera revisión de la manifestación de interés, se concluyó que existe una necesidad adicional de 213.101 hectáreas de tierra agraria, que no pudo ser geolocalizada y, por lo tanto, no fue posible relacionarla con las tierras que se movilizarán con los instrumentos de recuperación de tierras. Por este motivo, la Consellería de Medio Rural se pondrá en contacto con los solicitantes de estas tierras con el fin de que precisen con mayor exactitud a localización geográfica de las tierras requeridas. De este modo podrán compararse estas necesidades con las tierras que se movilizarán a través de los instrumentos de recuperación que se pongan en marcha al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia.

El sector vitivinícola demandada 10.000 hectáreas

A mayores de estos proyectos, las cinco denominaciones de origen vinícolas gallegas solicitaron más de 10.000 hectáreas para el desarrollo de polígonos agroforestales destinados a viñedo, que se llevarán a cabo en el marco de la nueva Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, al margen de los fondos Next Generation.

Teniendo en cuenta el potencial del sector vitivinícola gallego de calidad, la Consellería le solicitó a cada uno de los cinco consejos reguladores (Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Monterrei y Ribeira Sacra) que delimitasen geográficamente los ámbitos propuestos para el desarrollo de polígonos agroforestales destinados a viñedo acogido a cada DOP.

La denominación de origen que más superficie solicitó fue Ribeira Sacra, seguida de Rías Baixas

Así, el conjunto de las cinco denominaciones de origen de los vinos demandaron más de 10.000 hectáreas, distribuidas en 2.230 ha para a DOP Rías Baixas, 1.434 para a DOP Ribeiro, 311 para a DOP Valdeorras, 407 para la DOP Monterrei y 5.781 ha para la DOP Ribeira Sacra.

La recuperación de esta superficie demandada por los consejos reguladores vinícolas se llevará a cabo al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia con el fin de reforzar estos sellos de calidad mediante figuras de movilización de tierras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información