¿Qué opciones tiene el sector agroalimentario de optar a las ayudas Next Generation?

Analizamos las posibilidades que se le abren al agro, tanto a productores como a cooperativas e industrias, de optar a los fondos europeos de recuperación tras la Covid

Publicidade
¿Qué opciones tiene el sector agroalimentario de optar a las ayudas Next Generation?

La Cidade da Cultura acogió hoy el 8º Foro Next Generation Galicia - Sector agroalimentario

La Unión Europea ha puesto en marcha los fondos Next Generation con el objetivo de ayudar a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia. Del total de fondos, a España se le adjudicaron unos 140.000 millones de euros, que el Gobierno gestionará de acuerdo con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en el que se detallan los cuatro ejes sobre los que deben pivotar estos fondos: transición ecológica, transición digital, cohesión social y territorial, e igualdad de género.

¿Qué oportunidades tendrá el campo en el Plan de Recuperación del Gobierno?. El sector agroalimentario protagoniza uno de los 6 Planes Estratégicos de Recuperación y Transición Económica (Perte) en los que se divide el Plan de Recuperación.

En el Perte agroalimentario, que previsiblemente arrancará en enero del 2022, hay dos grandes líneas de acción: proyectos tractores y convocatorias de ayudas.

En cuanto a los proyectos tractores, de colaboración público – privada, se trata de iniciativas que aspiran a movilizar un gran volumen de fondos públicos. En Galicia, en el marco del sector agrario, la Xunta aspira a que el Gobierno destine fondos para iniciativas como la creación de una fábrica de fibras textiles a partir de la madera, la recuperación de tierras agrarias abandonadas o la puesta en marcha de una macroplanta de tratamiento de purines y otros residuos.

Inversiones públicas y ayudas específicas para el sector agroalimentario

Una segunda vía por la que llegarán fondos al campo es a través de inversiones públicas y de convocatorias de ayudas específicas. Los fondos previstos son unos 1.000 millones de euros y tienen una gestión conjunta entre el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Industria.

Previsiblemente, las convocatorias de ayudas serán aprobadas por el Consejo de Ministros a principios de enero del 2022, según señaló esta semana Enrique Porta, de la consultora Kpmg, en una jornada online organizada por Cooperativas Agroalimentarias de España para analizar los fondos Next Generation.

Las inversiones previstas se dividen en las siguientes cuestiones:

  • Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en el regadío: 563 millones de euros. Dentro de este plan, Galicia se beneficiará de inversiones en los regadíos de A Limia, ya pactados entre Xunta y Gobierno central.
  • Plan de impulso de la sostenibilidad y competitividad de la agricultura y la ganadería: 355 millones de euros.
  • Plan de impulso a la sostenibilidad, investigación, innovación y digitalización del sector pesquero: 95 millones de euros.
  • Estrategia de Digitalización del Sector Agroalimentario y Forestal y del medio Rural: 38 millones de euros.

Creación de una oficina técnica para asesorar a las empresas gallegas

La Xunta y el Clúster Alimentario de Galicia (Clusaga) pondrán en marcha una oficina técnica que será la encargada de informar y asesorar a las empresas gallegas del sector sobre los fondos Next Generation, según anunció hoy el conselleiro de Economía, Francisco Conde.

La nueva oficina técnica facilitará el desarrollo de distintas acciones, actuando como observatorio de los programas que se convoquen a nivel estatal y europeo; identificando las oportunidades y definiendo los proyectos tractores y singulares compatibles con diferentes programas y líneas.

También prestará asistencia y soporte a las empresas y entidades en la preparación, tramitación y presentación de propuestas de interés, apoyando su tramitación técnica y administrativa y haciendo un seguimiento y evaluación de los proyectos llevados a cabo.

Ayudas transversales de interés para el campo y el sector agroalimentario

Además de las ayudas vinculadas al Perte agroalimentario, pueden surgir ventanas de oportunidad para el sector en otros ámbitos transversales, como pueden ser las convocatorias de energías renovables para el autoconsumo. En los casos de las ayudas transversales, los tiempos de solicitud y los recursos tienden a ser más bien limitados, sin superar las 3 o 4 semanas desde la apertura de los plazos de solicitud.

Diez convocatorias de ayudas y financiación: requisitos y plazos

Las ayudas orientadas a empresas agrícolas y agroindustriales son muy plurales. En el seminario sobre los fondos Next Generation de Cooperativas Agroalimentarias de España, Victor Hugo Osorio, responsable de financiación pública en Insomnia Consulting, destacó las siguientes 10:

1) Ayudas a inversiones, dentro del Plan de impulso de la sostenibilidad y competitividad de la agricultura y la ganadería.

Los beneficiarios son personas físicas y jurídicas -incluyendo cooperativas- y los objetivos de la convocatoria son la mejora de los sistemas de gestión de purines en explotaciones ganaderas (con una inversión mínima de 10.000 euros); la modernización y transformación integral de invernaderos de hortalizas, flor cortada y planta ornamental (160.000 euros hectárea en caso de transformación integral y 100.000 en el caso de modernización); realización de actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias, el aprovechamiento energético de subprodutos ganaderos y, por último, los apoyos a la agricultura y ganadería de precisión.

2) Subvenciones para la realización de proyectos de investigación aplicada en el sector apícola y sus productos.

Los beneficiarios de las ayudas podrán ser cooperativas agrarias, sociedades agrarias de transformación, entidades asociativas prioritarias y agrupaciones reconocidas en el sector de la apicultura. Los objetivos se centran en la mejora de las condiciones generales de producción y comercialización de productos apícolas. Esta ayuda financia gastos de personal, de adquisición de equipación científica-técnico, de investigación contractual, viajes o dietas. Aunque el fin de plazo de solicitud de este año fue el día 13 de diciembre, estas convocatorias son recurrentes para 2022.

3) Subvenciones destinadas a inversiones en materia de bioseguridad para la mejora o construcción de centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado por carretera.

Los beneficiarios de las ayudas serán personas físicas, jurídicas o entes sin personalidad jurídica, titulares de centros de limpieza y desinfección registrados. La próxima convocatoria está pendiente, y la cuantía máxima de la subvención son 70.000 euros en el caso de centros existentes y de 140.000 euros en el caso de los de nueva construcción.

4) Proyectos de innovación e inversión en el sector pesquero y acuícola.

El plazo de solicitudes está abierto todo el año.

5) Incentivos regionales, en los que se incluyen empresas del sector agroindustrial.

Esta tipología introduce subvenciones a fondo perdido con una aportación porcentual determinada por cada comunidad autónoma, oscilando entre lo 10 y el 55% del presupuesto total. Pueden presentarse industrias transformadoras y diversos sectores de actividad que procuren la ampliación de la capacidad productiva, la modernización del negocio o la creación de un nuevo establecimiento.

En los incentivos regionales, Galicia subvenciona un 35% en pequeñas empresas, un 25% en medianas y un 15% en grandes empresas

6) ENISA línea de crecimiento.

La empresa pública vinculada al Ministerio de Industria está dedicada a la financiación de proyectos empresariales. Lo que procuran estas ayudas es financiar las propuestas innovadoras de negocios viables que tengan como finalidad la expansión de su negocio, aplicar avances tecnológicos para ampliar la capacidad productiva. Las características principales son los plazos de amortización (9 años y hasta 7 de carencia), con dos tramos de intereses.

7) ENISA Agroimpulso.

Es un programa enfocado a la digitalización de las pymes. El obxetivo fundamental se centra en el impulso a la transformación digital de pequeñas y medianas empresas del sector agroalimentario y del medio rural. El total de la convocatoria son 13 millones de euros y las condiciones son las mismas que en la línea de crecimiento.

Los importes de ENISA en la línea de crecimiento y en el Agroimpulso van desde los 25.000 euros hasta 1.500.000 euros

8) FAIIO (Fondo de Apoyo a la Inversión Productiva) para empresas agroindustriales.

Este fondo pretende ayudar la inversión productiva en empresas, y en general, financia empresas que desarrollen o vayan a desarrollar una actividad industrial productiva y de servicios industriales. Las empresas solicitantes podrán presentar su candidatura los 365 días del año. Los proyectos se financiarán hasta un máximo del 75% del total.

9) Línea CDTI. Proyectos de investigación y desarrollo (PID).

Se dirige a empresas del sector agrícola y agroindustrial. Aquí se encajan proyectos de investigación y desarrollo de carácter aplicado para la creación y mejora significativa de un proceso productivo, en el que se engloban tanto actividades de investigación industrial como de desarrollo experimental. En función del tamaño de la empresa, existe un tramo de subvención no reembolsable -entre el 20 y el 33%- y exención de garantías.

10) Línea CDTI. Proyectos de innovación (LIC) para empresas del sector agrícola y agroindustrial.

A semejanza con el proyecto anterior expuesto, la finalidad de estas ayudas es dar apoyo económico a aquellos proyectos que desarrollen tecnologías novedosas que no se apliquen hoy en día, o adapten tecnologías ya existentes a nuevos sectores. La fecha de solicitud es hasta el 30 de septiembre de 2022.

.

Higinio Mougán. Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca)

“Nuestra preocupación es que esas ayudas lleguen al sector para afrontar los retos medioambientales y de modernización”

Galicia está pendiente de ver cómo se plasman y articulan las nuevas ayudas que provienen de los fondos europeos. “Las preocupaciones de Agaca se centran en ver cómo se establecen esas líneas de ayuda para hacerlas llegar al colectivo de profesionales del campo, así como a aquellas personas y entidades que rodean al sector agroalimentario”, avanza Higinio Mougán, director gerente de Agaca (Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias).

Las líneas de ayudas ligadas a los fondos Next Generation arrancaron este año y tienen un periodo de aplicación corto, pues tienen que estar decididas a finales del 2023, con cuatro años a mayores de periodo de aplicación.

Mougán considera que estos apoyos pueden ayudarle a Galicia a sumarse a las transiciones ecológicas y tecnológicas necesarias, además de hacerle frente a las exigencias -cada vez mayores- de la PAC.

Las expectativas de Agaca sobre estos incentivos económicos son positivas para afrontar los nuevos desafíos que se imponen. En definitiva, “los fondos Next Generation pueden ayudar a afrontar los retos medioambientales y de digitalización del sector”, valora Higinio Mougán.

¿A qué debería estar atenta la gente del sector en estos momentos?. “Lo que sabemos es que salió un real decreto del Ministerio de Agricultura donde se citan una serie de líneas de ayudas concretas para inversiones, en relación a la integración de nuevas tecnologías, a invernaderos, de gestión de purines, etc. Nuestro pronóstico es que la convocatoria debería ser muy próxima”, subraya el director gerente de Agaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información