Recomendaciones para el cuidado de la huerta en septiembre

Publicidade
Recomendaciones para el cuidado de la huerta en septiembre

“Setembro: ou secan as fontes ou levan as pontes”, advierte el refrán popular gallego. De momento, las previsiones son de tiempo seco y caluroso, por lo que tendremos que estar atentos al riego de los cultivos de nuestra huerta

He aquí algunos consejos generales:

-Podemos empezar a sembrar los abonos verdes, incluidos los nabos, en las parcelas en las que a partir de la primavera plantaremos plantas exigentes en nutrientes, especialmente en nitrógeno, como las patatas, los pimientos o los tomates. Conviene estar atentos a las previsiones meteorológicas para sembrarlos unos días antes de que anuncien lluvias para asegurarnos una buena nacencia. Este mes de septiembre sería el último recomendado para sembrar los nabos.

-Seguiremos podando las partes altas de los tomates para que toda la energía de las plantas se concentre en los frutos y maduren antes de la llegada del frío y de las lluvias. Aunque este verano seco está favoreciendo que no haya enfermedades fúngicas, las nieblas y las previsibles lluvias que van a llegar en las próximas semanas aconsejan hacer un último tratamiento con cobre para asegurarnos la cosecha de los últimos tomates. No es raro que si el otoño sigue seco podamos seguir recogiendo tomates hasta el mes de octubre. Es necesario respetar en todo caso los plazos de seguridad recomendados para cada producto fitosanitario.

-Seguiremos plantando todo tipo de huerta de invierno hasta finales de mes, como muy tarde. Así, plantaremos repollo, brócoli, coliflor, lombarda, puerros..etc. Podríamos realizar la plantación más tarde pero la planta no desarrollaría lo suficiente, al contar con menos horas de luz y menos calor. Dado la grave sequía que estamos padeciendo, conviene asegurarnos que la plántula tenga humedad para que pueda enraizar, así como realizar riegos periódicos. Colocar alrededor de la planta un acolchado de restos de hierba seca es una solución muy práctica y barata para mantener la humedad del suelo, evitar la nacencia de hierbas y mejorar la fertilidad del suelo.

-También podemos plantar este mes lechugas de invierno y escarolas, que agradeceremos como ensalada en los meses más fríos.

-Como ya dijimos, un buen método para evitar el crecimiento de las malas hierbas y favorecer el crecimiento de las plantas es el acolchado con hierba. Para eso abonaremos la tierra -por ejemplo con el compost que hemos acumulado- la labraremos para enterrarlo, y luego extenderemos una capa de hierba. A continuación, con un plantador de mano, iremos realizando la plantación de las plántulas con cepellón, y finalizaremos regándolas para que prendan mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información