‘Algunas reflexiones sobre la pérdida de la aldea de Vilar, en el Courel’

Artículo de opinión de David López, que en la actualidad trabaja en Almería como técnico de operaciones en la defensa contra incendios forestales. David López es vecino de los Ancares y en los últimos años vino desarrollando una destacada labor de dinamización a través del Centro de Desarrollo Rural de los Ancares y de la cooperativa A Carqueixa

Publicidade
‘Algunas reflexiones sobre la pérdida de la aldea de Vilar, en el Courel’

El incendio que arrasó el Courel calcinó la aldea de Vilar y el museo etnográfico que albergaba.

Quien haya conocido la aldea de Vilar, en el Courel, antes del incendio que la calcinó, con su museo etnográfico dotado de aperos relacionados con la cultura rural y forestal courelana, recopilados con mucho esfuerzo por Xan de Vilar, y letreros que hizo el difunto Paco O Forestal; con el castro celta, con una capilla del seculo III d.c. y la preciosa tipologia constructiva de las viviendas de la aldea, valorará como enorme la gran pérdida que tuvimos como sociedad.

Y también se hará multitud de preguntas. La más recurrente es ¿cómo se desaloja una población y no se envía ningún medio o recurso del dispositivo público de defensa contra incendios (PLADIGA) a defenderla?.

Cuando un frente de fuego alcanza en su avance una población, el impacto dura pocos segundos, no es una fuente de calor mantenida durante tiempo, en esos momentos comienzan a quemarse las ventanas, los marcos de las puertas y las estructuras del techo, pero esto no es inmediato, no comienza a arder de pronto, sino que se desarrolla en varias fases, una primera de ignición, en los primeros instantes, que ofrece una ventana de oportunidad, si se cuenta con camión de incendios (camión autobomba) cerca, para atajar la ignición de las estructuras de madera en las primeras fases de la ignición y que el fuego en la vivienda no vaya a más.

La pregunta más recurrente quizás sea cómo se desaloja una población y no se envía ningún medio a defenderla

Otra pregunta más es que, sabiendo que las aldeas están expuestas en el medio rural al riesgo de que un incendio forestal alcance su núcleo, cómo no se forma a la población residente de esas aldeas en medidas para minimizar los daños del impacto: cerrar bien las puertas y ventanas exteriores e interiores, mojar todas las estructuras que contengan madera, techos, puertas, retirar objetos que puedan ser combustibles pegados a las viviendas, cortar la electricidad, y tener identificados y señalados lugares dentro del núcleo donde puedan confinarse en caso de no poder ser evacuados.

Por otro lado, si Vilar contaba con Bienes de Interés Cultural de gran valor, Castro Celta y Capilla del Siglo III, ¿a qué se esperaba para tener un Plan de Protección Frente a Incendios Forestales?, donde se planifiquen medidas para evitar el riesgo de afección al Bien, y se determinen los medios o recursos a utilizar para atajar la emergencia en caso de que esta ocurra, como hacen otras comunidades autónomas.

En Vilar del Courel se celebraban multitud de eventos festivos, las maravillosas Romarias de Vilar, donde se cantaba, bailaba y festejaba en el hermoso soto que envolvía la aldea, en semana santa se celebraba el Via Crucis, y era visitado por multitud de personas. ¿Cómo no contaba con unas franjas de protección con gestión de la biomasa?. ¿A qué se esperaba, a que hubiese ejecutado esas franjas Xan de Vilar, con 80 años?.

Gestión de las plantaciones forestales
También es preciso denunciar la errada gestión del territorio sobre la que muchas personas y colectivos llevan mucho tiempo alertando, con caso omiso. A modo de ejemplo, las subvenciones a la plantación forestal, en las que los conceptos subvencionables se contabilizan por unidad: agujero para plantar, planta, aplicación de fertilizante… Al considerarse una densidad mínima de plantación de 1.600 pies por hectárea para pinos y 1.100 pies por hectárea para frondosas, las empresas forestales que ejecutan los trabajos siempre optan por los pinos, ya que así cobran más dinero por hectárea.

Estos trabajos se ejecutan en terrenos de ladera con mucha pendiente, a menudo en zonas que podrían albergar frondosas por la profundidad de los suelos.

Para las plantaciones se emplea maquinaria apta para grandes pendientes, como las retro arañas, máquinas con patas independientes que se pueden adecuar al terreno. Estas máquinas se pueden utilizar durante la plantación, pero no en los tratamientos posteriores: desbroces, clareos y claras de las masas forestales instaladas, resultando esas plantaciones abandonadas, sin gestión posterior a la plantación.

Eso crea una enorme carga de combustible en el paisaje, haciéndolo poco resiliente al avance de un fuego e incrementando el riesgo de quemar aldeas, como está aconteciendo y seguirá, de continuarse con estas politicas.

Información
Durante la duración de la emergencia por incendios forestales, los mas dañinos de nuestra tierra hasta ahora, no se conoce ninguna rueda de prensa informando a la población gallega del estado de la emergencia, que duró una semana. Tampoco hubo información sobre las medidas aplicadas para atajarla ni por el Director de Extinción, ni por los jefes de Servicio, ni por el conselleiro del Medio Rural.

En otras comunidades autónomas (Andalucía, Catalunya, Islas Canarias), tanto el Director de Extinción como el/la consejero/a ofrecen ruedas de prensa donde explican el estado de la emergencia y el plan de operaciones, en el caso de Andalucia dos diarias, a las 10:00 y a las 20:00 h.

En Galicia, incluso a día de hoy, resulta tremendamente difícil obtener información de ese fuego.

Evacuaciones
Por último, denunciar el desalojo obligatorio e impuesto a toda la población, en muchas ocasiones provocando conflictividad, cuando en la mayoria de las veces son los vecinos los que afrontan la emergencia y salvan las aldeas con contrafuegos eficientes, gracias a su conocimiento en el manejo del fuego.

Además en muchos casos, las evacuaciones exponen a los residentes a más riesgos en los trayectos que un confinamiento seguro en la aldea.

* David López Ramos

Técnico de Operaciones del Centro Operativo Provincial de Almería (INFOCA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información