Aperfasa anuncia seis reclamaciones judiciales contra Tecores por daños del jabalí

La Asociación de Perjudicados por la Fauna Salvaje (Aperfasa) considera que es la única vía que le queda a agricultores y ganaderos para mitigar las pérdidas. Sostiene que las incursiones del animal van a más y pide medidas drásticas de la Xunta para reducir el censo de la especie

Publicidade
Aperfasa anuncia seis reclamaciones judiciales contra Tecores por daños del jabalí

Daños del jabalí en el maíz. / Archivo.

Las pérdidas provocadas por el jabalí en el campo continúan sin soluciones en el horizonte, más allá de las ayudas de hasta 2.000 euros por explotación que ofrece Medio Ambiente. El problema es que hay productores con pérdidas muy superiores, lo que deja a las explotaciones en la disyuntiva de asumir las pérdidas o denunciar a su Tecor de caza para pedir una indemnización. En vista de que los problemas van a más, la Asociación de Perxudicados pola Fauna Salvaxe (Aperfasa) ha iniciado los trámites para presentar reclamaciones judiciales contra seis Tecores, de los que por ahora no revela los nombres.

“Denunciar a los Tecores es la única vía que nos queda para reclamar, ya que las pérdidas en lugar de reducirse van a más. Tenemos un socio que este año tuvo que sembrar cuatro veces maíz, lo que le supone un costo brutal, pero más alto es el costo de comprar la alimentación para los animales”, reflexionan en Aperfasa.

La Asociación considera que la «vía diplomática» de buscar soluciones con la Administración sirvió de poco, por lo que apuesta por la vía judicial, igual que otras organizaciones del sector, como Unións Agrarias. «La salida a esta situación pasa por una reducción importante del censo del jabalí, con el ejército o como sea. No pedimos que se acabe con la especie, ni mucho menos, pero sí que se reduzca mucho el censo», demandan.

Reacciones de los Tecores
Las denuncias judiciales que están recibiendo los Tecores llevaron ya a una sociedad de caza, la de Dozón (Pontevedra) a renunciar al aprovechamiento cinegético de las zonas en las que reciban denuncias. Es un intento de evitar de este modo el pago de indemnizaciones de miles de euros a las que la sociedad dice no tener capacidad para hacer frente.

Desde Aperfasa consideran que «ni nos va ni nos viene» que los Tecores tomen esas decisiones. «Si los Tecores renuncian a esas parcelas, tendrá que ser la Administración quien se haga cargo de los daños y de la gestión de la fauna en las zonas libres de caza. A nosotros el tiempo del miedo se nos acabó, es una cuestión de vida», concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información