«El ganadero de Clas cobra más que el resto porque participa del beneficio industrial»

El director general de Central Lechera Asturiana (Clas), Francisco Sanmartín, considera que se podrían estudiar integraciones cooperativas en el sector lácteo si aportan beneficios mutuos. "Siempre hay que preguntarse, crecer para qué y para obtener qué", valora

«El ganadero de Clas cobra más que el resto porque participa del beneficio industrial»

Francisco Sanmartín, director general de Clas, en las jornadas organizadas por el Idega (USC) en Lugo.

Las explotaciones lácteas de Galicia miran con envidia en los últimos años a sus vecinos de Asturias, donde el precio medio de la leche supera en varios céntimos al gallego. En el último año, el diferencial llegó a ser durante varios meses de hasta 5 céntimos y en el último mes con datos, diciembre, fue de 3,7 céntimos. Esa diferencia de precios se debe en buena medida a lo que cobran las granjas socias de Central Lechera Asturiana (Clas).

El presidente de Clas, Francisco Sanmartín, atribuye el éxito de Central Lechera a los buenos resultados de la apuesta cooperativa por la transformación. «Es cierto que el ganadero de Clas cobra más que el resto, pero esa tendencia se inició en los últimos años, a partir de que Central Lechera se consolidó a través de Capsa y obtiene buenos resultados económicos. Si miramos lo que sucedía antes del 2007, veremos que las granjas socias de Clas tenían precios en línea o por debajo del resto» explica Sanmartín, que estuvo el viernes pasado en Lugo en unas jornadas sobre el sector lácteo gallego.

«Antes de 2007, los socios de Clas cobraban menos por la leche, pero estaban invirtiendo en su futuro»

Clas Sat, una cooperativa de 7.113 socios, de los que 1.300 entregan leche, tiene ahora mismo un 81% de participación en Capsa, la corporación que envasa las marcas Clas, Larsa y Ato. El restante porcentaje corresponde a Caja Rural de Asturias y a Liberbank. «Hay que tener en cuenta que el ganadero socio de Clas participa a lo largo de toda la cadena, es accionista de la sociedad y percibe también beneficios de la parte industrial» -apunta Sanmartín.- «Cuando el socio cobraba menos por la leche, era una forma de inversión en su empresa», compara.

Integraciones
Los ganaderos socios de Clas producen unos 390 millones de litros de leche al año, alrededor de un 40% del que envasa Capsa. Tras la salida en 2015 de la francesa Bongrain del capital de Capsa, en el sector se especula con la posibilidad de nuevas alianzas o entradas de socios en la corporación. Por ahora, el único movimiento fue la alianza entre Leche Celta y Capsa, a través de la sociedad Iberleche, para la comercialización conjunta de marcas blancas. «Es una operación con la que buscamos concentrar la oferta de esa gama de producto y ganar fuerza ante la distribución», explica Sanmartín.

«La creación de Iberleche nos permite ganar fuerza ante la distribución en la venta de marca blanca»

Preguntado por posibles operaciones de integración cooperativa de Clas-Capsa con cooperativas gallegas, el director general de Clas señala que se podría estudiar, pero se pregunta por el sentido de un proyecto así. «Siempre que se crece, hay que preguntarse para qué y para obtener qué», valora.

Larsa
En cualquier caso, Sanmartín considera que la apuesta de Capsa por Larsa y por las dos plantas de Capsa en la comunidad (Outeiro de Rei y Vilagarcía) está garantizada. «La planta de Outeiro de Rei se renovó al 100% en los últimos años y en la de Vilagarcía se hicieron inversiones y se están estudiando cosas», apunta. De cara al futuro de Capsa, el director general de Clas marca tres claves: «innovación, marca e internacionalización».

«El decreto de cesión de precios no va a salir»

El sector cooperativo tiene un pronóstico claro sobre el decreto de cesión de precios proyectado por el Ministerio de Agricultura, del que hay un borrador desde hace meses. «No va a salir», augura el director general de Clas, Francisco Sanmartín. Tanto Sanmartín como el director general de Feiraco, José Luis Antuña, que también participó en las jornadas de Lugo, consideran que hay presiones de parte para que no salga adelante ese decreto, que permitiría conocer lo que le paga la distribución a las industrias por la leche.

Otras demandas de la parte ganadera para enfrentar la crisis, como el aumento en Europa de los precios de intervención de la leche en polvo y de la mantequilla, tampoco tienen buenas perspectivas, al entender de los máximos responsables de Clas y de Feiraco. «No gastemos energías en algo que no se va a cambiar», recomienda Sanmartín.

«Hay instrumentos que podrían asumir una regulación de excedentes, como las OPs, pero no se desarrollaron»

¿Qué hacer? «Cada parte del sector tiene su responsabilidad», valora el director general de Clas. «Vemos que los ganaderos están aumentando la producción de leche, pero ninguno preguntó donde se va a vender esa leche» -reflexiona.- «Tenemos instrumentos que podrían asumir una regulación de los excedentes, como las organizaciones de productores (OPs), pero no se desarrollaron». Entre el público también se advirtió de la responsabilidad de las industrias en la parálisis de las OPs por no querer sentarse a negociar con ellas.

Para los ganaderos, las expectivas a corto plazo pasan por capear el temporal y por desarrollar medidas que permitan que el próximo ciclo bajo de precios no se transforme en una grave crisis. «Evitar la quemadura cuando el aceite está cayendo sobre la piel ya no es posible», concluye Francisco Sanmartín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información