“El rural sólo existirá si hay gente en edad activa que quiere y puede trabajar en él”

Entrevista a Manuel Requeijo Arnejo, alcalde de Muras, un ayuntamiento lucense que en los últimos años ha puesto en marcha iniciativas pioneras para fomentar el asentamiento de población. Hablamos con él sobre el futuro del rural y sobre las medidas que debería poner en marcha la administración para frenar la despoblación

Publicidade
“El rural sólo existirá si hay gente en edad activa que quiere y puede trabajar en él”

Manuel Requeijo Arnejo, alcalde de Muras

Manuel Requeijo Arnejo es desde el año 2015 alcalde de Muras, un ayuntamiento lucense que cómo prácticamente la totalidad de los 315 municipios de Galicia padece el problema de la despoblación del rural. En el caso de Muras, hoy cuentan con algo más de 700 personas censadas, casi 5 veces menos que las 3200 que llegaron a tener censadas en los años 50 del siglo pasado.

Hablamos con él sobre cómo ve el futuro del rural gallego y sobre las medidas que se pueden poner en marcha por parte de las administraciones para frenar la despoblación de las aldeas.

-¿Por qué crees que la gente joven deja de vivir en el rural?
La Unión europea lleva décadas diseñando una política que marca las tendencias para que la gente compre lo que quieren vender las grandes multinacionales y empresas agroindustriales. En la medida en que el rural no entra en los planes de la élite económica neoliberal, pues no está a la venta, y por tanto nadie lo compra, y menos la gente joven.

Las políticas del Partido Popular en la Galicia desde los años ochenta, en vez de combatir y amortiguar esas tendencias, fomentaron y apuntalaron en la Galicia esas políticas que desembocaron en el abandono del rural, encontrándonos hoy en una espiral imparable muy difícil de revertir.

Llevan años convenciendo a la gente de que la actividad económica en el rural no es rentable si no se tiene un número elevado de animales, y subvencionando con dinero público el cierre de todo tipo de explotaciones. Acabaron con todas las microeconomías que había en el rural, limitaron las producciones, como en el caso de las coacciones a los ganaderos con las multas por las cuotas lácteas, abandonaron el fomento del cooperativismo, no actuaron en su momento ante el abandono de las tierras agrarias. Y con el rural abandonado, surgen nuevos problemas, que son más que los incendios. Desnudaron un santo para vestir a otro. Con este panorama, que crees que hace la juventud de 20 a 25 años…. saben bien lo que no quieren hacer.

-¿Qué medidas pusisteis en marcha desde el ayuntamiento para favorecer que la gente quede a vivir en Muras?
A los ayuntamientos lo único que nos queda es poner en valor toda la parte positiva de vivir en el rural, y evitar en la medida de nuestras posibilidades que la gente marche, dotándonos de servicios que ya deberían estar implantados hace muchos años, y que se ofertan en las grandes villas y ciudades, y dotándonos de espacios de suelo industrial, para que aquellos que quieran ampliar la empresa o emprender un negocio, lo puedan hacer con plenas garantías en su pueblo.

-¿Qué importancia crees que tiene la actividad ganadera para fijar población en el rural?
En nuestro ayuntamiento mucha, dado el número de explotaciones ganaderas que existen en comparación con la población que tenemos. Hay más vacas que personas censadas. Pero vemos que la juventud no acaba de engancharse al campo, sí colabora en el tiempo libre, pero la ganadería no es su actividad principal, es secundaria y se está reduciendo a una actividad complementaria en la mayoría de los casos.

“Intentamos hacer atractivo el ayuntamiento dotándonos de los servicios que puedes encontrar en una villa”

Antes era el sustento económico de una casa, hoy es una actividad complementaria que se mantiene bien por inercias vitales, bien para no tener los prados a monte, bien por un cierto romanticismo.

La actividad ganadera ya no es el único reclamo para que la gente quede a vivir en el rural, hoy quieres que cualquiera venga a vivir a Muras, sea funcionario, tenga una profesión liberal, o sea un retornado de la emigración. Las políticas municipales que hacemos para asentar población, no podemos enfocarlas sólo al campo, tenemos que diversificar.

-¿Qué medidas estáis poniendo en práctica para que apoyar a que la gente quede a vivir en el rural?
Tenemos diferentes líneas de actuación, y la más conocida, es la ayuda que les damos a las unidades familiares censadas en el pueblo para pagar la factura de la luz que sirve para paliar el aumento abusivo e injusto de los precios de la misma, para eliminar la pobreza energética en el ayuntamiento y pretende también que la riqueza que generan los 381 molinos de viento instalados en el Ayuntamiento revirta de una manera directa sobre las personas que viven en el territorio, todo ello con el dinero que reportan los molinos de viento en el ayuntamiento. Este es un incentivo importante para las familias que quieren asentarse en el entorno de la comarca.

Pero aún tenemos más, por un lado ayudas dirigidas al apoyo de los gastos escolares de los niños y niñas y estudiantes de Muras tanto en la enseñanza infantil, primaria, secundaria y FP. y universidad, y por otro lado, medidas como la implantación de un punto de atención a la infancia, para que los padres y madres puedan conciliar la vida laboral con la familiar. Y también tenemos inversiones de promoción económica, con vistas al futuro a corto plazo, pues este año, después de aprobar la modificación del planeamento urbanístico, esperamos comenzar las obras de acondicionamiento de una parcela de suelo industrial, para fomentar nuevas instalaciones industriales, y por tanto el empleo.

-Más allá de vuestro ámbito de competencias municipales, ¿Qué medidas echáis en falta por parte de otras administraciones para frenar la despoblación del rural?
Pues muchas, por no decir todas. El problema es estructural, y afecta a prácticamente a todos los ayuntamientos de Galicia, por tanto la dinámica está generalizada, aunque con más énfasis en la zona del interior. Y los ayuntamientos ni tenemos competencias, ni tenemos financiación, y seguimos cargando con todos los problemas del vecindario, y Feijoo sigue en otro mundo paralelo, sin apostar por los sectores productivos agroganaderos, sin ayudar a solucionar problemas como el de las indemnizaciones por las muertes provocadas por el lobo en el ganado…….pasó más de un año y siguen sin hacer nada, ni estudio sobre el Lobo en el Xistral ni nada….está tomándonos el pelo…ahora en las elecciones no valen excusas de que no tuvieron tiempo…Feijoo como presidente lleva 11 años, sin aportar medidas que frenen esta despoblación, más bien parecen hacer todo lo contrario. La gente sigue emigrando al extranjero, y el PP nos dice que van a aprender idiomas. Será luego que las vacas ya nacen hablando alemán y francés, y no las entendemos.

“En el rural gallego sigue habiendo muchos sitios sin cobertura de internet y de teléfono”

Un ejemplo sintomático y reflejo de lo que acontece es la firma que la Fegamp acaba de firmar con la Amtega un Convenio Marco de colaboración para la puesta en marcha de actuaciones encaminadas a mejorar la cobertura de comunicaciones móviles en el rural de Galicia, que bienvenido el convenio pero destacar que en mi Ayuntamiento en el Siglo XXI no existía tal comunicación en una amplia extensión del territorio y que nos pongamos en la “legislatura del rural” con esto es tomarnos el pelo y tratarnos de tontos, cuando hoy en día las nuevas tecnologías son básicas para estar en el mundo y existir.

-¿Algo más  que quieras añadir?
Los ayuntamientos tenemos la capacidad que tenemos, y el Partido Popular desde la Xunta, sigue potenciando a las grandes empresas, pero olvidara de los autónomos y de los ganaderos. Y las grandes empresas no están en el rural, se instalan dónde tienen buenas redes de comunicación y de transporte. Aquí hay sitios donde hay que subir a un alto para poder hablar por el móvil, y hoy no podemos vender el rural solo para vivir en la jubilación. El rural solo existirá, si hay gente en edad activa, que quiere y puede trabajar aquí. Nuestra existencia pasa porque se cumpla esa premisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información