Eslovenia, donde la ganadería cuida del paisaje y atrae turismo

Un grupo de técnicos y ganaderos gallegos han visitado granjas de pastoreo en zonas montañosas del país balcánico para conocer su manejo y perspectivas

Publicidade
Eslovenia, donde la ganadería cuida del paisaje y atrae turismo

Pastizales en una ganadería de vacuno de leche de Eslovenia.

¿Qué desafíos comunes encaran las granjas extensivas de Eslovenia, Francia y Galicia?. Ese es el punto de partida del proyecto europeo PastorEA, en el que participan centros de formación agraria de los tres países. En el marco de la iniciativa, un grupo de una docena de técnicos y ganaderos gallegos, coordinados por la EFA Fonteboa, acaba de visitar granjas de pastoreo en Eslovenia para conocer cómo trabajan. Los acompañamos y conocemos sus impresiones.

Lo primero que llama la atención de la ganadería en Eslovenia es que es percibida en el propio país como un factor clave para la conservación de la naturaleza y el desarrollo local. En una de las zonas más turísticas del país balcánico, en el parque nacional Triglav, en plenos Alpes, subrayan el importante papel que juegan las alrededor de 500 pequeñas granjas que mantienen actividad en el interior del parque: “Los pastos, que suman un 10% de la superficie del parque -más de 8.000 hectáreas de un total de 83.000-, son fundamentales para la conservación de la biodiversidad. Su abandono y transformación en matorral es un serio problema”, reconocen.

Vacas en pastos del valle.

Vacas en pastos del valle.

Las montañas eslovenas se caracterizan por un mosaico ordenado en el que se combinan tierras de cultivo, bosques y pueblos. En los valles, los asentamientos, con una cuidada arquitectura tradicional, se rodean de praderas y tierras de cultivo, que dan paso a extensos bosques de coníferas y frondosas caducifolias en el inicio de las laderas de montaña.

En la parte superior de las sierras, donde acaba el arbolado, en el entorno de los 1.500 metros de altitud, aparecen de nuevo los pastizales, normalmente de propiedad comunal, que son aprovechados desde la primavera hasta inicios del otoño.

Eslovenia es, junto con Finlandia y Noruega, uno de los Estados de la UE con mayor porcentaje de superficie forestal, pues un 58% de su territorio son bosques, pero la conflictividad entre usos de la tierra aparenta escasa, salvo el hecho de que en teoría, por ley, no se permite el pastoreo bajo arbolado, una práctica que de autorizarse, podría contribuir al control del matorral y a reducir el peligro de posibles incendios, como reconocen los propios técnicos eslovenos.

Ovejas en un cierre de montaña.

Ovejas en un cierre de montaña.

Pastizales en alta montaña
Una práctica singular de la ganadería de los Alpes eslovenos es el mantenimiento de la trashumancia estacional. Buena parte del ganado sube en conjunto de los valles a la montaña a partir del mes de abril, ascendiendo alrededor de mil metros de altitud. Atrás quedan los prados del valle que rodean los pueblos, donde en verano se recogerá la hierba seca y se harán silos para alimentar los animales en invierno.

En el alto de la montaña, se conserva mientras un sistema de cooperación vecinal para el cuidado del ganado. En función de los animales que tiene cada granja en la montaña, los ganaderos se reparten en turnos para cuidar y ordeñar las vacas. Las comunidades disponen allí de establos e instalaciones idóneas en común, incluyendo queserías, en las que maestros queseros pasan el verano para elaborar piezas tradicionales con la leche ordeñada cada día.

Dimensión y actividades complementarias
Las granjas eslovenas son en general de pequeño tamaño, con un promedio de 7,5 hectáreas de tierra y 6,9 vacas. Con frecuencia, son granjas que trabajan con varias especies de animales (vacas, ovejas, cabras y también caballos), lo que les permite un aprovechamiento mayor de los distintos tipos de pasto.

El pequeño tamaño de las granjas se compensa con frecuencia con la ocupación de los ganaderos en trabajos complementarios, como por ejemplo en servicios públicos, en trabajos forestales o en actividades turísticas, de gran importancia en el país.

Tres preocupaciones comunes: depredadores, cambio climático y relevo generacional

El viaje de la delegación gallega sirvió para conocer las particularidades de las granjas en Eslovenia, pero también para constatar algunos problemas comunes que comparten con Galicia, como la protección del ganado frente a los ataques de depredadores, el impacto del cambio climático o el relevo generacional.

Relevo generacional

Matevz Gartner, en la quesería de su granja.

Matevz Gartner, en la quesería de su granja.

El promedio de edad de los ganaderos en Eslovenia es de 57 años. Cómo atraer a la gente joven para que vea en la ganadería una actividad de interés, complementaria a otras ocupaciones, es una de las preocupaciones de los centros de formación agraria de Eslovenia.

Durante el viaje, se visitaron granjas gestionadas por ganaderos jóvenes, como la de Matevz Gartner, en Bohinj, que hace cuatro años se incorporó a la ganadería familiar de 15 vacas simmental. Se trata de una granja que transforma en quesos toda su producción, alrededor de 80.000 litros / año, y en la que trabajan tres personas de la familia, si bien una de ellas, la hermana de Matevz, compagina esa labor con un trabajo a media jornada en servicios turísticos.

Depredadores y fauna salvaje
Eslovenia, un país de 20.000 kilómetros cuadrados, equivalente a dos tercios de Galicia, tiene presencia estable de cuatro depredadores que tienen cierto impacto en la ganadería: oso pardo, lobo, chacal dorado y lince boreal. El que más preocupa, por la dimensión de las pérdidas que está causando en los últimos años, es el lobo. Desde 2018, hay dos grupos familiares estables de lobos en el parque nacional Triglav, en tanto otras áreas de Eslovenia también se ven afectadas por daños desde hace más de una década.

La Administración indemniza a los ganaderos por las pérdidas confirmadas, pero no siempre es posible recuperar los cadáveres, pues en la montaña, lo habitual es que animales como ovejas y cabras pasten en verano de manera libre, sin vallados ni control humano, más allá de periódicas visitas a la semana y de collares GPS en parte del ganado.

Igual que en Galicia, un sentimiento habitual entre los ganaderos eslovenos es que frente al lobo, la mejor solución pasa por su caza controlada, para la que pueden pedir permiso en caso de daños.

«Tenemos presupuesto para financiar la estancia de pastores en la montaña, pero es un trabajo para el que es complicado encontrar gente» (Parque Nacional Triglav)

La Administración trata de promover también medidas de prevención, si bien cambiar las prácticas no es sencillo. “Contamos con presupuesto para financiar la estancia de pastores durante el verano en la montaña, pero nos encontramos con que no hay nadie que quiera pasarse todos los meses de la primavera – verano cuidando el ganado en la montaña”, explican en el Parque Nacional Triglav.

Los centros de formación y de investigación abogan además por el uso de mallas eléctricas para la defensa del ganado, que se combinan en ocasiones con perros de defensa. Es un tipo de manejo al que no estaban habituadas las granjas eslovenas, pero el asentamiento de poblaciones estables de lobo lleva a que se esté avanzando en esas líneas de prevención.

Otro serio problema provocado por la fauna salvaje es el de los ciervos, pues su pastoreo en las praderas le provoca importantes pérdidas a las granjas.

Cambio climático
Eslovenia es un país caracterizado por un importante volumen de lluvias y nevadas invernales, si bien durante el verano, los episodios de sequía están agudizándose, lo que afecta a los pastos y también a los bosques, donde el escarabajo de la corteza está causando una alta mortandad en las masas de coníferas.

¿Qué es lo que más os llamó la atención de las ganaderías en Eslovenia?

Integrantes de la delegación gallega y eslovena durante las visitas de campo en Eslovenia.

Integrantes de la delegación gallega y eslovena durante las visitas de campo en Eslovenia.

Le preguntamos a los participantes de la delegación gallega que se desplazó a Eslovenia sobre sus principales impresiones. Varias son las cuestiones comunes que apuntaron, como las sinergias entre conservación de la naturaleza, ordenación del territorio y ganadería.

Jorge Filgueiras y Teresa Molina (Ganadería Roidiz, As Pontes): “A nosotros nos impactó la creación de economía a pequeña escala a través de la diversificación y de la revalorización del producto por venta directa. Otra cuestión que destacaríamos es cómo supieron sacarle valor a un parque nacional como medio de vida; hay un cuidado del paisaje y una estruturación del terreno que repercute en bienestar para la gente. Y una última cosa a destacar es el apoyo que le dan a los ganaderos”, concluyen.

Pablo Lúgaro (Agacal, Medio Rural). “Lo que más me sorprendió fue comprobar cómo en Eslovenia saben bien de la importancia del ganadero para la conservación del paisaje y el desarrollo del turismo”.

Sergio García (Agaca): “Destacaría el sistema que tienen de agrupación de vacas de leche en alta montaña, que es gestionado de manera cooperativa por los ganaderos, con turnos para el cuidado de las vacas y para ordeñarlas”.

Isabel Gómez (Traloagro, Friol): “Vimos que hay un especial cuidado de las granjas de leche en la zona del parque nacional, que es una cuestión que llama la atención, y también son singulares las grandes superficies que emplean en la montaña y el tipo de manejo”.

Yolanda Gómez (Teixeiro e Pistón, Becerreá): “En comparación con Galicia, sorprende lo bien ordenado que está el territorio a nivel de campo y bosques, así como lo cuidados que tienen los pueblos a nivel urbanístico”.

Amaia Santamarta (Ovica): “Para mantener la actividad, combinan la ganadería con el medio natural y con el patrimonio (arquitectura tradicional, etc.). La combinación de esos tres elementos es una fortaleza. También el énfasis que hacen en el apoyo a los productos alimentarios locales”.

Joan Alibés (Beealia): “Las ganaderías en Eslovenia tienen problemas semejantes con el lobo a los que pueden tener las granjas gallegas, pero aquí tienen ayudas agroambientales específicamente para la convivencia con el lobo, como por ejemplo un pago por hectárea manejada con cierres eléctricos. Se percibe también un decidido apoyo de la Administración del parque nacional en favor de los ganaderos”.

Un momento de una visita a pastizales de montaña.

Un momento de una visita a pastizales de montaña.

José Gil (EFA Fonteboa): “Es un país donde consiguieron involucrar a las granjas en su parque nacional. Vimos que no prevalece el turismo o la conservación de la naturaleza sobre la ganadería, sino que hay un equilibrio y un apoyo a las granjas, que son capaces de vivir con poca estructura”.

Santiago Crecente (Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo): “Las granjas eslovenas tienen sus particularidades, pero son homologables a otras de Galicia. Quizás lo que más me haya llamado la atención sea el manejo del bosque porque no vimos en ningún momento grandes superficies cortadas a mata rasa. Se hacen talas menos masivas, lo que mejora el paisaje y representa una inversión en el turismo”.

Rosa Leis (EFA Fonteboa): “Destacaría cómo son capaces de mantener la actividad de granjas tradicionales, pero a la vez generar rentas complementarias con otras actividades asociadas, como el turismo, que a nivel de desarrollo local es importante. Vimos también que hay sensibilidad con producir de una manera ecológica, sea con certificación o sin ella”.

Xan Pouliquen (Xestión Agrogandeira e Natureza): “Me sorprendió el nivel de conservación de una agricultura tradicional que podemos llamar ecológica, respetuosa con el ambiente y ecológicamente funcional. También la imagen que se nos transmitió sobre el diálogo entre turismo y ganadería”.

Encuentro con el responsable de una ganadería de ovino dependiente de la Universidad.

Encuentro con el responsable de una ganadería de ovino dependiente de la Universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información