España recibirá 64,5 millones de euros para compensar al agro por el aumento de costes

La Comisión Europea activa el fondo de crisis para apoyar a agricultores y ganaderos frente al alza de precios de materias primas y de la energía. El ministro de Agricultura anuncia que el Gobierno estatal complementará la cantidad aportada por Bruselas

Publicidade
España recibirá 64,5 millones de euros para compensar al agro por el aumento de costes

El ministro de Agricultura, Luis Planas, anunció que España recibirá 64,5 millones de euros, de los 500 millones de la reserva de crisis habilitados por la Comisión Europea. Esta decisión se enmarca en el artículo 219 de la Organización Común de Mercados Agrarios para ayudar a los agricultores y ganaderos a afrontar el alza de precios de las materias primas, y de los costes de producción, motivada por la guerra en Europa.

Estas ayudas pueden complementarse con ayudas estatales, por lo que, desde el Ministerio afirman que “España, al igual que otros países miembros de la UE, aportará fondos nacionales para completar las ayudas”. De esta forma, el gobierno va a trabajar en conjunto con las comunidades autónomas y las organizaciones agrarias para definir cuáles son los sectores más afectados por las perturbaciones del mercado, para así determinar cómo se repartirán las ayudas.

Sobre la urgencia de las medidas, el ministro explicó que “hay que conocer el marco comunitario de apoyo para que las medidas tomadas en cada país resulten eficaces”. Por lo tanto, las necesidades del Ministerio se centran en conocer las líneas de apoyo de la Comisión Europea, que se completarán con las que decida el Consejo Europeo los próximos días 24 y 25. Después, el Gobierno ultimará las medidas complementarias de apoyo a los distintos sectores productivos.

Otras medidas: flexibilización de la PAC


El Consejo de Ministros de la UE también se mostró favorable a flexibilizar determinados requisitos de la Política Agraria Común para que se pueda disponer de tierras actualmente en barbecho, y así cultivarlas para mejorar los niveles de abastecimiento. En el caso de España, se trataría principalmente de maíz y de oleaginosas ya que “el 22% del maíz que importa España, y que se usa principalmente en la alimentación animal procede de Ucrania, que es también el principal suministrador de aceite de girasol”, detallan desde el Ministerio.

De esta forma, la PAC obliga a dejar un 5% de la tierra en barbecho, si bien en España se declararon el año pasado en barbecho un 10% de las superficies -2,2 millones de ha- de los 21,5 millones de hectáreas totales declaradas. Esta medida, junto con la flexibilización de determinados requisitos para importar maíz, facilitará la entrada de materias primas destinadas a la alimentación animal.

Otra de las medidas adoptadas fue el almacenamiento privado para la carne de porcino, un sector que también está atravesando una situación difícil en el conjunto de los Estados miembros, sobre todo aquellos afectados por la peste porcina africana. Igualmente, el ministro reiteró “la necesidad de que se incremente el porcentaje de anticipo de las ayudas directas de las PAC, para que el sector pueda contar con mayor liquidez”.

Próximamente la Comisión Europea debe remitir a los Estados miembros su carta de observaciones a los planes estratégicos. A este respeto, el organismo precisó que “la perspectiva estratégica de esta PAC es la consecución de sistemas alimentarios sostenibles”. Aunque afirman que “las condiciones ambientales y la lucha contra el cambio climático siguen ahí, otra cosa es la modulación del calendario de aplicación de determinadas medidas habida cuenta el escenario derivado de la invasión rusa de Ucrania”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información