¿Existe suficiente pino para abastecer una demanda de madera en ascenso?

La previsión en Galicia y en Portugal es que haya un déficit de coníferas en el futuro para abastecer a aserraderos e industrias. En la actualidad, la demanda para serrado y piezas de madera maciza se mantiene fuerte, si bien el sector de los tableros registró en los últimos meses un descenso de consumo

Publicidade
¿Existe suficiente pino para abastecer una demanda de madera en ascenso?

En Portugal, un informe del Centro Pinus concluye que la industria de la madera de Portugal está serrando muy por encima de la capacidad de suministro que tienen los pinares portugueses. En concreto, el informe señala que el déficit estructural de madera se sitúa en el 57% del consumo.

En cifras, Portugal cortó el pasado año 4,1 millones de metros cúbicos de madera de pino, pero el crecimiento anual de pino en los montes lusos ronda 1,77 millones de metros cúbicos, que sería el volumen de madera que se podría cortar de manera sostenible. Ese importante déficit, que en parte se suple con importaciones, genera incertidumbre para el sector industrial en el futuro.

El informe constata el crecimiento de la demanda de coníferas y, asímismo, evidencia las dificultades que tiene el sector para abastecerse. La producción industrial de derivados de la madera de pino sufrió un amplio aumento. Este crecimiento se observa a través de los datos de 2021 que da el informe ‘La cadena del pino 2021’ con respecto al año anterior: la producción de madera serrada de coníferas aumentó un 7%, la del papel kraftliner un 2%, la de los paneles de partículas un 6%, la de los paneles MDF un 23%, y la de los paneles compuestos un 13%.

Fonte: Centro Pinus

Distribución da demanda de piñeiro en cantoá produción industrial por sectores

En paralelo al aumento de la demanda, mejoraron las exportaciones de la cadena de la madera portuguesa en un 38%. El mobiliario es el principal sector exportador en el país vecino, con un aumento del 17% durante el año pasado, lo que supuso 795 millones de euros en exportaciones.

Riesgos
El informe hace hincapié en el riesgo que suponen los incendios, así como la plaga del nematodo en la madera de pino. Este tipo de factores externos, junto con la mayor demanda de los productos transformados de coníferas, comprometen el futuro de la industria portuguesa de la madera.

Haciendo balance con los datos expuestos, el Centro Pinus establece que “la dinámica de plantación es insuficiente para compensar la pérdida de área de pino bravo”. Eso a pesar de que en el 2021 creció un 103% la cifra de planta de pino implantada en monte.

Situación en Galicia

La demanda de coníferas mantuvo en los últimos meses unos ritmos de crecimiento altos a nivel mundial, algo que se reflejó también en el mercado gallego. Desde la Fundación Arume reconocen que desde junio se está produciendo un cierto enfriamiento de la demanda, pero en cualquier caso, apuntan que en el corto y en medio plazo las perspectivas son buenas para la madera serrada, con sectores que por el momento se mantienen firmes, como el de los palés y envases, y con otros en crecimiento, como el de la construcción en madera.

“Hay nuevos usos para la madera y necesidades, como la busca de materiales sostenibles, que apuntan en la línea de que la buena demanda para la madera maciza continuará en el futuro”, concluyen en Arume.

Por parte de la Asociación Forestal de Galicia, su director técnico, Xosé Covelo, enmarca la actual bajada de demanda “en las flutuaciones típicas del mercado”. “Se está promoviendo una industria que le da un valor añadido al pino y que mantendrá en unos niveles de demanda a medio y largo plazo”, valora Xosé Covelo, de la Asociación Forestal de Galicia.

Donde más ha tenido repercusión la actual crisis, marcada por la inflación y la incertidumbre derivada del conflicto de Ucrania, es en el mercado de tableros, pues bajaron las ventas en los últimos meses en sectores como el del bricolaje. Esa es la situación que llevó a la gallega Finsa a plantear un Erte para el personal empleado en sus líneas de tablero. Pero se considera en principio una situación coyuntural.

En Galicia, con unas cortas de 3,8 millones de metros cúbicos de pino en el último año, existe también temor en el sector industrial a un desabastecimiento futuro de madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información