Impulso a la doble certificación FSC y PEFC del monte gallego

El grupo de certificación forestal impulsado por las asociaciones empresariales de la madera ultima el proceso para aplicar los dos sellos en una misma parcela

Publicidade
Impulso a la doble certificación FSC y PEFC del monte gallego

La certificación forestal es clave para el acceso de la madera a mercados internacionales.

El Grupo Gallego de Certificación Forestal y Cadena de Custodia, creado por las asociaciones empresariales de la madera, ha ultimado el proceso para poder certificar una misma parcela forestal bajo los dos principales sistemas internacionales, el PEFC y el FSC. La doble certificación se podrá hacer de un modo “ágil, sencillo y económico” para propietarios y empresas, según destaca el grupo de gestión forestal. Esa posibilidad de una doble certificación permite que los propietarios se adapten a las necesidades de las empresas, que a través de los sellos FSC y PEFC mejoran las posibilidades de exportación.

La mayor parte de los propietarios que forman parte del Grupo Gallego de Certificación Forestal se adscribieron hasta ahora al sello PEFC, que cuenta con 11.460 hectáreas de más de 7.100 propietarios; en tanto el grupo FSC tiene 32 propietarios con 118 hectáreas. El tamaño medio de las parcelas en ambos casos ronda las 0,5-0,6 hectáreas. El Grupo, que acaba de superar la primera auditoría de seguemento de FSC y renovó la PEFC, aspira ahora a impulsar la doble certificación en los próximos años.

Los 7.100 propietarios que conforman el grupo suman unas 11.500 hectáreas certificadas

El trabajo del Grupo Gallego de Certificación Forestal se centra en los pequeños propietarios forestales, mayoritarios en el monte gallego. El Grupo, nacido en el 2010, diseñó planes de gestión conjunta para las pequeñas propiedades de las distintas comarcas geoforestales en que dividió Galicia (costa norte, costa atlántica, meseta interior, etc.). Los planes conjuntos permiten un abaratamiento del proceso de certificación y facilitan el acceso del minifundio a los sellos FSC y PEFC. Actualmente, los propietarios del 70% de los ayuntamientos de Galicia podrían acceder a uno de estos planes, según destaca el Grupo Gallego en nota de prensa.

Los gestores del Grupo Gallego de Certificación Forestal lo presentan como líder en España en la certificación del minifundio. En Galicia, la certificación forestal está implantada en alrededor del 12% de la superficie forestal, mayormente en montes vecinales conveniados con la Administración autonómica, aunque de manera progresiva también va ganando peso la certificación de los pequeños propietarios. El Grupo Gallego impulsado por las empresas madereras gestiona alrededor del 7% del monte certificado en Galicia.

Para la industria del sector, el impulso a la certificación forestal en la comunidad es un proceso clave, ya que hoy en día los sellos PEFC y FSC son imprescindibles para el acceso de la madera y de sus productos (pasta de papel, muebles, etc.) a los mercados internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información