La ley de la selva láctea

La decisión de Leche Celta de cancelar la recogida de la cooperativa Codegui es vista por el sector como el avance de una primavera complicada. Los productores emplazan al Ministerio a poner orden en el mercado

La ley de la selva láctea

El sector considera que la solución pasa por el Ministerio de Agricultura.

El campo de juego en el que operan granjas e industrias lácteas es conocido. Tiene problemas importantes en forma de excedentes de producción, acompañados de una bajada del consumo de lácteos en España y de dificultades en los mercados de exportación. Ahora bien, ¿quién arbitra esos excedentes?. La decisión de Leche Celta de cancelar la recogida de las 50 granjas de la cooperativa Codegui a partir del 1 de febrero deja una respuesta clara. Nadie. Cada industria se regula como mejor le conviene. «Todos contra todos y sálvese quien pueda», resume una fuente consultada del sector cooperativo para describir el escenario que se avecina en la primavera 2016.

«Todos contra todos y sálvese quien pueda», resumen las cooperativas para describir el escenario que se avecina

La pérdida de la recogida de Leche Celta enfrenta a las 50 granjas de Codegui (Guitiriz, Lugo) a una situación complicada. La única alternativa que les apareció hasta ahora fue la de entregar la leche a 18 céntimos, a precios de leche en polvo, a la espera de que pueda salir en los próximos días alguna otra opción. No es un problema exclusivo de Codegui ni de las cooperativas. También granjas particulares fueron abandonadas en el último mes por primeros compradores (intermediarios), con la única alternativa de entregar la leche a precios en el entorno de los 20 céntimos.

Autorregulación en el pasado
La incertidumbre para las granjas es total y las desigualdades se agravan. Los precios de 18-20 céntimos el litro, puntuales ahora mismo en Galicia, conviven en la comunidad con precios de 31 céntimos. Nunca hasta esta campaña se registraron esos diferenciales de precio. «Antes las cosas se solucionaban a través de una autorregulación de las industrias. Los excedentes no repercutían de manera directa sobre unos pocos ganaderos a los que se les obliga a vender toda la producción para leche en polvo, como ahora, sino que se repartían entre las industrias y se repercutían sobre el conjunto del sector», explica una fuente del sector productor que prefiere mantener el anonimato.

«Antes los excedentes se solucionaban con la autorregulación de las industrias. No repercutían en unas pocas granjas»

«En lugar de haber esas diferencias de precios -continúa la misma fuente-, los excedentes derivados para leche en polvo eran asumidos en conjunto. Todas las granjas tenían que compartir una pequeña bajada del precio». Esa autorregulación desapareció. Las industrias, tras la sanción de Competencia de la pasada primavera, que las multó con 88 millones de euros por pactar precios pero también por gestionar excedentes en conjunto y por repartirse volúmenes de producción, operan ahora a machete.

Deslocalización
Cuando a los excedentes actuales se sumen los excedentes de cada primavera, estación en la que crece la producción, el panorama, auguran en el sector, va a ser muy complicado en Galicia. La comunidad es además el territorio sobre el que las industrias están aplicando los mayores recortes de precios y de recogida. «Toda la regulación recae en Galicia, Cantabria y, en menor medida, en Castilla y León; en tanto comunidades como Castilla La Mancha o Andalucía están aumentando la producción muy por encima del promedio nacional», explican fuentes del sector. En el caso andaluz, la producción creció en lo que va de campaña un 7% frente al 2,6 % de promedio en España.

«Toda la regulación recae en Galicia y Cantabria, en tanto Andalucía y Castilla La Mancha disparan las entregas»


Soluciones

¿Qué soluciones hay sobre la mesa? Quien puede hacer algo, coinciden fuentes de cooperativas y organizaciones agrarias, es el Ministerio de Agricultura. «Podría hacer presión sobre las industrias para pactar una autorregulación ordenada de los excedentes que no repercutiera de manera tan directa sobre algunas granjas», valoran fuentes del sector productor. El problema, lamentan, es que Agricultura no tiene voluntad de abordar con las industrias la regulación del mercado.

Las cooperativas, por su parte, comparten el mismo diagnóstico y recuerdan que advirtieron a Agricultura de las dificultades que se avecinaban, pero se encontraron con una escasa colaboración del Ministerio: «Tendría que haber voluntad en el Ministerio para actuar y no hay esa voluntad» -critican.- «O aquí paramos de producir todos en todo el Estado o vamos en dirección a una primavera complicada», pronostican. Desde el sector cooperativo dicen echar también en falta una «mayor solidaridad» de las organizaciones agrarias con los problemas a los que se enfrentan las cooperativas primero compradoras.

«El Ministerio podría negociar una autorregulación ordenada de los excedentes, pero no hay voluntad política para hacerlo»

El sector productor reconoce el trabajo ministerial a la hora de legislar cuestiones como el decreto que permitirá conocer los precios de cesión de la industria a la distribución, que aún no se publicó en el BOE, pero cuestiona que Agricultura se desentienda de ordenar el mercado lácteo, con las consecuencias que se están viendo en las granjas.

Entre las organizaciones agrarias gallegas, sería también unánime el apoyo a una regulación europea de los excedentes de producción, pero conociendo a la Comisión Europea y al comisario de Agricultura, Phil Hogan, poco partidario de la intervención en los mercados, consideran que la alternativa de solución europea es a día de hoy poco realista, de un calibre similar a pedirle peras al olmo.

«O todos reducimos la producción en todo el Estado o vamos hacia una primavera complicada», valoran las cooperativas

Importaciones
Los problemas de excedentes pusieron el foco las últimas semanas sobre las importaciones de leche líquida en Galicia, sobre todo de las procedentes de Portugal, si bien fuentes del sector productor conocedoras del mercado le restan importancia a la entrada de leche de fuera, ya que buena parte de la misma, aseguran, va dirigida a las torres de leche en polvo de Larsa (Lugo), que trabaja a maquila, y de Reny Picot, en Asturias.

También hay históricamente una comercialización de leche portuguesa hacia queserías de Castilla a través de un primer comprador gallego. Por otra parte, el sector percibe que Galicia está aumentando la canalización de excedentes hacia Portugal, por lo que la relación entre las dos orillas del Miño se presume actualmente equilibrada.

Medio Rural cuestiona la decisión de Lactalis de no subir la leche

La conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, que firmó ayer un convenio de colaboración con el Centro Galego de Control Leiteiro (Cegacol), contestó en el acto a las preguntas de la prensa sobre la crisis láctea. En aquel momento, aún no había trascendido la decisión de Leche Celta de abandonar la recogida de Codegui y Vázquez centró su discurso en pedir «seriedad» de las diferentes partes de la cadena láctea, distribución, industrias y ganaderos.

«No puede ser que unas industrias hagan una cosa y otras lo contrario»

En cuanto a la industria, la conselleira advirtió de que «no puede ser que unos digan que hacen una cosa y otros digan que hacen la contraria», señaló en alusión al diferente comportamiento de Lactalis, que no le subió el precio de la leche a las granjas, y de Leche Celta, que sí repercutió una subida de 0,5 céntimos por litro en los ganaderos después de que la distribución subiera, en diciembre pasado, los precios de compra de las marcas blancas. Lactalis y Leche Celta son dos de los principales proveedores de marcas blancas de las cadenas de supermercados.

Del mismo modo, Vázquez también demandó seriedad de los ganaderos y les pidió «unión» y negociación de precios a través de las organizaciones de productores. Sobre la protesta que hay convocada para mañana viernes en Lactalis, la conselleira entiende que es lógico que el ganadero tenga «inquietudes» porque señala que son ya demasiados meses esperando una subida progresiva de los precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información