La Xunta simplifica la declaración de cosecha de uva para más de 10.000 viticultores

En el marco del acuerdo firmado hoy con la Consellería de Medio Rural, los viticultores no tendrán que acudir a las oficinas agrarias comarcales sino que podrán declarar la cosecha a través de los respectivos consejos reguladores

Publicidade
La Xunta simplifica la declaración de cosecha de uva para más de 10.000 viticultores

Firma del convenio esta mañana en Santiago de Compostela

Los más de 10.000 viticultores de las cinco denominaciones de origen (DO) del vino gallegas se beneficiarán este año de la simplificación tecnológica impulsada por la Xunta para declarar la cosecha de uva, que ya probaron de manera piloto en 2021 los productores de Rías Baixas. Así, el director de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria, José Luis Cabarcos, y el director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, firmaron hoy los respectivos convenios de colaboración con los presidentes de los consejos reguladores.

Los firmantes del acuerdo pusieron de relieve las ventajas de la medida, que además de la denominación de origen Rías Baixas, beneficiará ahora a las de Ribeira Sacra, Ribeiro, Monterrei y Valdeorras. En concreto, las principales modificaciones están orientadas a simplificar la declaración de cosecha de uva de los viticultores gallegos acogidos a denominaciones de origen, ofreciendo la vía electrónica y la intermediación de los consejos reguladores en lugar de los trámites en las oficinas agrarias comarcales.

Cambios en los trámites

De este modo, estas declaraciones podrán efectuarlas directamente dichos consejos reguladores al Fondo Gallego de Garantía Agraria (Fogga), previa autorización de los viticultores implicados. En estos casos las personas viticultoras entregarán su autorización a la bodega o bodegas que empleen su uva en el momento de la entrega. Las bodegas, por su parte, deberán remitir dichas autorizaciones al consejo regulador correspondiente.

En caso de que la persona viticultora se acoja a esta opción, el Consejo Regulador en cuestión se encargará de recabar de las bodegas la información precisa de entregas de uva con el objeto de proceder a la remisión y validación de la cosecha. Los viticultores, por su parte, recibirán un borrador de esa validación al que deberán dar conformidad en un plazo máximo de 10 días naturales.

Una vez validada la cosecha, los consejos reguladores suministrarán al Fogga la información relativa a la declaración de cosecha de los viticultores que prestaran su conformidad, antes del 10 de diciembre de este año. Asimismo, pondrá en conocimiento de esta entidad dependiente de la Consellería de Medio Rural el listado de personas viticultoras que, de ser el caso, no otorgaron su autorización para la transmisión de estos datos o no dieron su conformidad y las parcelas de ellas acogidas a su denominación.

A la firma del convenio acudieron, junto con el director de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria y el director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, los presidentes de los consejos reguladores de las cinco denominaciones de origen vitivinícolas: Juan Gil de Araújo, de Rías Baixas; José Manuel Rodríguez, de Ribeira Sacra; Juan Manuel Casares, de Ribeiro; José Luis García, de Valdeorras; y Lara Da Silva, de Monterrei.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información