Los parásitos nativos se suman a la lucha contra la avispilla del castaño

Una investigación de la Escola Politécnica de Lugo comprueba que un 23% de las agallas generadas por las puestas de huevos de la avispilla estaban parasitadas por insectos autóctonos

Publicidade
Los parásitos nativos se suman a la lucha contra la avispilla del castaño

Equipo de la Universidade de Santiago recogiendo agallas de castaños el pasado año.

La avispilla del castaño, una plaga que se detectó en Galicia por primera vez en el 2014, ya tiene colonizado casi todo el territorio de la comunidad. Para combatirla, la vía más eficaz que se conoce es la lucha biológica por medio de la suelta del ‘Torymus sinensis’, un insecto originario de Asia, igual que la avispilla, que se alimenta de ella y parasita sus puestas de huevos. Pero el ‘Torymus’ no está solo en el combate frente a la avispilla. Una investigación de la Escola Politécnica Superior de Lugo (Universidad de Santiago) ha comprobado la existencia de parásitos autóctonos que también se alimentan de la plaga.

Durante la primavera-verano del 2017, un equipo de la Escola Politécnica coordinado por la profesora María Josefa Lombardero recogió un total de 8.678 agallas en árboles atacados por la avispilla . El objetivo era comprobar la presencia de parasitoides autóctonos. «En las masas de robles gallegas hay unas 56 especies de cinípidos -avispillas que originan la formación de agallas- que tienen más de 100 parasitoides asociados. Es posible que parte de esos parasitoides pasen también a los sotos de castaños para alimentarse de la avispilla», valora Josefa Lombardero.

«Los parásitos autóctonos no van a acabar con la plaga, pero suman en su control» (Josefa Lombardero)

La ‘colaboración’ de los parasitoides autóctonos en la lucha contra la avispilla es importante, pues aunque este año las sueltas de ‘Torymus’ se van a multiplicar por doce en relación al 2017, su eficacia no es inmediata. «Puede suceder que el ‘Torymus’ tarde en instalarse en determinadas zonas y también hay que tener en cuenta que no es todo lo específico que nos gustaría, pues puede atacar también a algunos cinípidos de las carballeiras», explica Josefa Lombardero.

Evaluación
La investigación analizó la presencia de parásitos autóctonos en un total de 102 localidades de Galicia. Se instalaron además 4 parcelas de seguimiento en las que se hizo un control semanal. Estas parcelas, creadas en los concellos de Baleira (Lugo), Lugo, Guísamo (A Coruña) y Pantón (Lugo)), así como otras 17 parcelas de control, se ubicaron en algunos casos cerca de carballeiras, a fin de comprobar si había una mayor presencia de parasitoides que pudieran desplazarse desde los robles próximos.

Tras un año de trabajo, el equipo de la Escuela Politécnica detectó un total de 16 parásitos autóctonos que operan sobre la avispilla del castaño. El proyecto precisará de más años para tener una conclusiones definitivas, pero los resultados apuntan a que los parásitos autóctonos están sumando en la lucha contra la avispilla.

Parásito nativo en una agalla.

Parásito nativo en una agalla.

Conclusiones
Un 23% de las agallas muestreadas estaban parasitadas, un porcentaje que se reduce al 17,2% si se tienen en cuenta el número de individuos parasitados. «Es cierto que los parásitos autóctonos no van a acabar con la plaga, pero tampoco el ‘Torymus’ lo va a hacer. Lo importante es que los parásitos nativos suman en el control de la avispilla», señala Josefa Lombardero.

Lombardero apunta que el ‘Torymus sinensis’ deberá tener un impacto muy superior al que logran los parásitos autóctonos, aunque también advierte de que «no funcionará siempre igual ni en todas las áreas igual». Un aspecto a cuidar en las sueltas es el momento de la liberación de los ‘Torymus’ en el medio, «pues la dureza de las agallas aumenta con el tiempo y dificulta la puesta de los parásitos», explica Lombardero, que expuso las investigaciones de su equipo en unas jornadas sobre el castaño organizadas recientemente por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información