Sat Casa Fernando, el camino de la mejora continua

Manuel Docampo, socio de la granja SAT Casa Fernando, una de las ganaderías de mayor dimensión de Galicia, habla de los retos del sector lácteo y de las claves que sostienen su empresa

Sat Casa Fernando, el camino de la mejora continua

Manuel Docampo, a la izquierda, con su mujer y su hijo.

En el año 1984, Manuel Docampo y su madre, que entonces se dedicaban a la producción de carne, comenzaron a vender leche, después de pérdidas consecutivas de becerros y vista la necesidad de una diversificación que asegurara su negocio. <<En aquel momento ordeñábamos a mano y vendíamos leche en cántaras>>, recuerda con cierta nostalgia uno de los tres socios de la granja familiar SAT Casa Fernando (Trazo, A Coruña).

La extensión de la tuberculosis de finales de los años ochenta entre las vacas del Estado también dañó significativamente a esta granja del concello de Trazo: <<Nos llevaron casi todas las vacas y tuvimos que ir a Alemania a comprar nueve novillas para poder ponernos a trabajar de nuevo>>, explica Manuel. Poco después vieron que necesitaban ampliar su infraestructura. Ya no les llegaba con el espacio de la casa familiar. Fue entonces cuando decidieron salir del núcleo de la aldea y hacer un establo más grande, algo que de aquella no era nada habitual en la zona.

Aun hoy, en Casa Fernando conservamos intacta el establo que construimos hace ya veinte años

Se arriesgaron en la decisión buscando un futuro mejor y para ellos fue la salvación: <<Aun hoy el establo original sigue en pie. Eso quiere decir que algo habremos hecho bien. Conseguimos hacer intercambios de fincas con los vecinos y fuimos cogiéndolas todas alrededor de la granja>>, explica. Desde entonces, siguieron día y noche con el ganado en el pasto hasta que, en el 2001, comenzaron a construir el establo que aún hoy cubre a los más de 450 animales que tienen.

casa-fernando-vaca

Una de las granjas más grandes de Galicia

Hoy, Casa Fernando tiene alrededor de sí más de 50 hectáreas dedicadas a la plantación de maíz y raigrás, todo para la alimentación de su ganado: <<Seguimos el ciclo más habitual entre los ganaderos de la comarca. Donde sacamos el maíz, ponemos el raigrás. Lo intentamos hacer de la mejor manera. Plantar lo menos posible para producir lo máximo posible. Igual que las vacas. Tener las menos posible para producir la mayor cantidad de leche.

A nosotros nos interesa tener una leche de calidad y eso, muchas veces, se confunde con conseguir grandes números

A Manuel no le obsesionan las cantidades de leche ni de vacas: <<a mí me interesa tener una leche de calidad y eso, muchas veces, se confunde con grandes números. No por facturar mucho ganas más>>, explica mientras ahonda en sus intereses de puertas para dentro: <<queremos optimizar todos los procesos que podamos. Tenemos aún muchísimo margen de mejora>>, matiza.

Sobre los precios de la leche y los costes de los piensos, Manuel admite que los ganaderos poco pueden hacer: <<Es como estar navegando entre costes y precios de venta, pero siempre con el agua a la altura del cuello>>, explica, haciendo referencia a la subida del maíz y de la soja de comienzos de marzo. <<Hacemos planificaciones sesudas, pero no podemos controlar que un día los americanos cojan y cierren la llave, como pasó hace dos meses>>, lamenta.

Vacas da Casa Fernando

Vacas da Casa Fernando

La composición de las raciones

Las vacas de la granja Casa Fernando comen alrededor de 57,5 kilos al día por cada res, una cantidad que depende en parte de insumos externos. En líneas generales, la composición se distribuye así:

  • 25 kg de silo de maíz
  • 15 kg de silo de hierba raigrás
  • 7 kg de orujo de cerveza
  • 7,5 kg de mezcla de pienso
  • 3 kg de colza

Con estas cifras, están ordeñando unas 200 vacas dos veces al día, produciendo sobre 40,2 litros por vaca. El porcentaje de grasa está entre 3,40 y 3,50 y el de proteína sobre 3,20 – 3,30.

Otra de las características de la granja son las camas de arena para las vacas lecheras; de serraduras para las novillas de más de año y medio; y de paja para la recría más joven. Del ordeño se ocupa un operario en una sala totalmente informatizada, de dos por ocho y en espina de pescado; en tanto otro trabajador se encarga del manejo del ganado.

Tódolos traballadores de Casa Fernando

Tódolos traballadores de Casa Fernando

Los avances de la mejora genética

Manuel Docampo, que sigue liderando el rumbo de la granja junto a su mujer y su hijo, admite que llevan algo de ventaja en la mejora genética de embriones: << Nosotros tenemos ya una cantidad enorme de animales nacidos por esta vía. Calculamos que, en medio año, toda la recría que va a nacer en la granja será de alto valor genético. Estamos invirtiendo mucho dinero en trasplante de embriones y muy pronto notaremos el avance>>, explica.

Queremos conseguir vacas funcionales de establo que sean longevas y no tengan problemas de salud

<<La grasa se consigue bajando sensiblemente la producción o con una alimentación diferente, que sería mucho más cara. Queremos mejora las calidades a base de la genética, pero no sólo eso>>, ahonda Manuel, que explica como gestionan todos esos procesos asesorados por uno técnico especialista. Quieren conseguir vacas funcionales de establo que sean longevas, no tengan problemas de salud y que, por supuesto, consigan niveles altos de grasa y proteína gracias a los avances de la experimentación genómica.

El futuro del sector lácteo

<<Todo semeja que el precio de la leche no va a subir y que, además, los mercados extranjeros nos van a seguir condicionando con sus costes>>, relata Manuel. <<Los costes dependen de los magnates que manejan el pienso como el petróleo. Sobre todo la soja y el maíz y nosotros no podemos hacer nada. Llevamos opinando cien años del incluso tema y no adelantamos nada>>, concluye.

Manuel cree firmemente que hay futuro en la ganadería gallega, pero admite que hay que trabajarlo a destajo y seguramente, muy temprano, <<haya que adaptarse a las demandas del consumidor, que, intuyo, irán pidiendo leche de pastoreo que tenga mucho cuidado del bienestar del ganado. Nosotros estaremos ahí, dando la batalla y mejorando todo lo que podamos en nuestra granja>>, remata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información