La Xunta prevé aumentar la superficie de pastos y forrajes en terrenos forestales en 225.000 hectáreas

Medio Rural considera posible tanto actuar en superficies desarboladas como crear áreas de pasto bajo arbolado que contribuyan a reducir el matorral

Publicidade
La Xunta prevé aumentar la superficie de pastos y forrajes en terrenos forestales en 225.000 hectáreas

Pastizales en un monte vecinal. / Archivo.

El Plan Forestal de Galicia 2021-2040 aspira a que el aprovechamiento agrario cobre peso en el monte. El documento, que será aprobado previsiblemente en el Consello da Xunta este primer semestre del 2021, habla de aumentar la superficie de pastos y forrajes en terrenos forestales hasta en 225.000 hectáreas.

El aprovechamiento agrario del monte generaría un doble beneficio. De un lado, las ganaderías aumentarían su base territorial para pastos y forrajes. De otro, los usos agroganaderos contribuirían a reducir el riesgo de los incendios forestales.

Medio Rural proyecta fomentar en el monte un paisaje mosaico, en el que las zonas de pasto ocupen espacios entre el arbolado, de forma que haya discontinuidades en el combustible forestal, -sin matorral y sin arbolado-, que ayuden a frenar posibles incendios.

Una segunda línea de trabajo se centrará en la creación de áreas de aprovechamiento silvopastoril, donde el ganado paste en montes arbolados aclarados o en superficies no arboladas mediante el pasto extensivo, ayudando a la protección de los terrenos forestales.

Como ejemplo de una posible actuación, Medio Rural apunta el interés de fomentar la actividad productiva de madera a bajas densidades, en particular de chopos resistentes a suelos ácidos en zonas orientales de Galicia, compatibilizando este uso con el aprovechamiento silvopastoril.

Registro de terrenos forestales en pastoreo
Las tierras de monte que se dediquen a pasto deberán inscribirse en el registro de tierras forestales en pastoreo, un registro que en la actualidad tiene poco más de 4.000 hectáreas inscritas, aunque lógicamente la cifra real de superficie de montes con uso agrario sea mayor.

La Xunta señala en el Plan Forestal que los pastizales en monte deberán figurar también en los correspondientes instrumentos de gestión forestal. En el caso de las comunidades de montes vecinales, además, se exigirá un documento de asignación de los lotes de tierras de pasto. En tierras particulares, se pedirá en su lugar un contrato de arrendamiento.

Los objetivos de la Xunta para aumentar el uso agrario del monte son bien recibidos por el sector agrario, si bien también hay incredulidad sobre las superficies que proyecta dedicar la Xunta a usos agrarios, toda vez que en los últimos años las actuaciones anuales para crear pastizales en el monte son mínimas, con un presupuesto reducido.

Más información
Este es el monte que viene: regulación del eucalipto y fomento de coníferas y castaños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información