Medio Rural anuncia la implantación exitosa del insecto parasitoide de la avispilla del castaño

La Consellería recuperó en el 2020 un total de 3.150 'Torymus sinensis' de agallas parasitadas, lo que supone más del doble de los ejemplares recuperados en todo el periodo 2016-2019

Publicidade
Medio Rural anuncia la implantación exitosa del insecto parasitoide de la avispilla del castaño

Castaño con bugallas de la avispilla.

La lucha biológica contra la avispilla del castaño comienza a dar sus frutos, según la Consellería de Medio Rural. Tras unos primeros años en los que las sueltas de ‘Torymus sinensis’, el insecto parasitoide de la avispilla, parecían poco exitosas, Medio Rural anuncia que el índice de parasitismo está aumentando de manera significativa. En el 2020, el departamento autonómico recuperó un total de 3.150 ‘Torymus’ de agallas parasitadas, lo que representa más del doble del total de ejemplares recuperados en todo el periodo 2016-2019, que sumaban 1.393.

La Consellería no informa del porcentaje de agallas parasitadas, si bien, si el año pasado se recogió el mismo número de agallas para muestreo que las previstas este año, un total de 12.000, el porcentaje de agallas parasitadas podría rondar alrededor del 20 – 25%.

Con una población de insectos parasitoides ya asentada en campo, la Xunta espera que los ‘Torymus sinensis’ vayan colonizando de manera progresiva todos los sotos de castaños, aumentando la tasa de parasitismo, que por el momento estaría en un nivel bajo, según la clasificación del Ministerio, que considera que el parasitismo medio comienza a partir del 25% y el alto a partir del 50%.

Distribución en Galicia
Otra buena noticia es que el insecto parasitoide está prácticamente presente en toda Galicia, pues se recuperaron ejemplares en 131 de las 141 cuadrículas de suelta.

Para el 2022, está previsto mantener una suelta de parasitoides similar a la de este año, de 1,6 millones de ejemplares, en los que el Gobierno gallego invertirá 2,2 millones de euros. De manera paralela, la Xunta analizará las agallas que se recogerán este año, a fin de comprobar la evolución del grado de parasitismo.

Si continúa la tendencia que revelan las agallas muestreadas en el 2020, todo apunta a que la plaga de la avispilla, que afecta a toda la comunidad, podría estar controlada en pocos años. En Italia, donde la plaga llegó a hacer estragos en los sotos, calculan que la avispilla se controla en un periodo de 6 – 8 años desde el inicio de las sueltas masivas, que en Galicia comenzaron en el 2018, tras unos años de sueltas a pequeña escala a partir del 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información