Reny Picot descarta «actualmente» la compra de la planta de Outeiro de Rei

La instalación, que había estado operada por el Grupo Santé, en el que participaba Tegestacín, se ve así abocada a un futuro incierto, a la espera del proceso concursal en el que entrará el Grupo

Reny Picot descarta «actualmente» la compra de la planta de Outeiro de Rei

Reny Picot, la industria asturiana con sede en Navia, descarta «actualmente» la compra de la planta del Grupo Santé en Outeiro de Rei (Lugo), la antigua fábrica de Pascual. La empresa señala que «la complicada situación patrimonial de Tegestacín, actual dueña de las instalaciones, y del grupo al que pertenece, en situación de preconcurso, hace inviable la operación».

En el sector lácteo se daba estos días por casi hecha la compra de la planta por Industrias Lácteas Asturianas (Reny Picot), pero la empresa precisa que esa operación no es posible: «Los contactos mantenidos no pasaron de la fase preliminar por la dificultad de consensuar una solución en la actual situación de moratoria concursal, que la normativa Covid le otorgó a las empresas en crisis hasta el próximo 30 de junio».

La venta a Reny Picot, según apuntan fuentes del sector, se frustró, entre otras cuestiones, por las incertidumbres que había en relación a las deudas del Grupo Santé. Sobre la mesa estuvo la posibilidad de que Reny Picot abonase parte de las deudas del Grupo Santé con los ganaderos, pero esa operación crearía una situación de inseguridad jurídica para Reny, pues podría enfrentarse a reclamaciones de otras deudas que arrastra la planta, por lo que finalmente decidió desmarcarse de la operación.

La entrada de Reny en Galicia era vista con buenos ojos por el sector, pues se trata de una industria que tiene desde hace años acuerdos estables de compra con granjas y cooperativas gallegas, que ya en varias ocasiones le han reclamado que invierta en una planta industrial en Galicia.

Así las cosas, todo apunta a que la venta de la planta tendrá que resolverse ya con el Grupo Santé en concurso de acreedores. El Grupo Santé, participado por Tegestacín y la castellana LCG Fruits, entre otros socios, se encuentra en situación de preconcurso de acreedores y es previsible que entre en situación concursal en los próximos meses. Si se llega a esa situación, la venta de la planta se tendría que hacer cuando menos con autorización de la administración concursal.

Aparte de Reny Picot, hay otras industrias que también mostraron interés por la planta, por lo que, a pesar de que se haya frustrado ahora su venta a Reny, se espera su vuelta a la actividad en el medio plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información