Trabajan en un sistema para elaborar raciones de precisión que reduce un 10% los costes de alimentación

El Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo y el Ligal desarrollan una técnica analítica que permitiría ser más competitivas a las ganaderías de leche gallegas y ahorrar al sector entre 20 y 40 millones de euros al año en forrajes y concentrados

carro mesturador2

El Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) está trabajando, en colaboración con el Laboratorio Interprofesional Gallego de Análisis de la Leche (Ligal), en el desarrollo de un sistema avanzado de valoración nutricional de los alimentos con el fin de determinar con precisión el valor energético y de nitrogenados de los forrajes consumidos en las explotaciones de vacuno de leche.

Se busca tener información precisa sobre el valor nutricional de los forrajes más utilizados en las explotaciones de leche gallegas para realizar un racionamiento más eficiente, reducir costes y ganar competitividad, entre otros aspectos, entre los que estarían también los medioambientales, gracias a la redución de emisiones producidas.

Se trata de un proyecto de investigación cooperativa que persigue incrementar la capacidad analítica del Ligal mediante la creación y mantenimiento de aplicaciones NIRS innovadoras que permitan la predicción directa de la composición química, digestibilidad y degradabilidad rumial de la proteína en forrajes frescos y ensilados (pradera y maíz forrajero), proporcionando los parámetros de energía y proteína requeridos por los modernos programas de racionamiento para vacas de leche.

La mejora en la eficiencia de las raciones podría suponer un ahorro para las explotaciones de entre un 5 y un 10% de los costes de alimentación

A través de esta metodología NIRS, se relaciona la información espectral de los alimentos con los datos de valor nutricional mediante técnicas estadísticas avanzadas, lo que permite mejorar lo manejo de la alimentación animal para garantizar la viabilidad económica y ambiental del sector productor lechero gallego, según destaca e nota de prensa la Consellería do Medio Rural. En este sentido, es preciso incrementar el uso de forrajes de calidad y su eficiencia de utilización en el racionamiento de las vacas de leche para que el propio sector pueda ser cada vez más competitivo.

Así, un incremento de precisión en la valoración nutricional de los forrajes se podría traducir en una reducción estimada de hasta un 5-10% del coste de la ración en las granjas lecheras. Por lo tanto, para un gasto estimado en alimentación anual de las granjas lecheras gallegas de aproximadamente 400 millones de euros, la aplicación generalizada de las nuevas tecnologías podría proporcionar un beneficio de hasta 20-40 millones de euros cada año  en el conjunto del sector respeto de la situación precedente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información