«Yo nunca pensé crecer tanto en tan poco tiempo. Esto con holstein sería imposible»

Ganadería Milhombres SC, situada en el municipio asturiano de Navia, ha pasado de ordeñar 90 vacas en el año 2014 a tener hoy 195 en produción. Casi toda su cabaña actual es ganado Procross. Han sido precisamente las ventajas que aporta el vigor híbrido de los cruzamientos las que han animado a Sergio e Iván, los dos hijos, a tomar el relevo y quedarse en la explotación

Lorenzo, Genma, Sergio e Iván en la nave de producción de la ganadería con sus vacas procross

Lorenzo, Genma, Sergio e Iván en la nave de producción de la ganadería junto a sus vacas Procross

Lorenzo Fernández García lleva toda una vida ordeñando vacas. «Empezamos la mujer y yo en el año 1986 con 2 vacas», cuenta. Él ya se ha jubilado, pero Genma Rodríguez Pérez sigue en activo. Hoy la granja tiene 300 cabezas totales, unas instalaciones modernas y el relevo generacional asegurado. Sergio e Iván, los dos hijos del matrimonio, han decidido continuar con la ganadería.

Contar con un tipo de ganado más rentable ha sido clave en su decisión. En el año 2016 Ganadería Milhombres decidió apostar por los cruzamientos y aquella decisión ha sido un revulsivo en la granja. «Yo nunca pensé crecer tanto en tan poco tiempo. Esto con holstein sería imposible», afirma Lorenzo.

El día que vea salir a la última frisona por la puerta seré el ganadero más feliz del mundo

Con décadas de experiencia produciendo leche, Lorenzo destaca la facilidad de manejo del ganado procross. «Vaca frisona que pare, vaca que hay que operar o que no se levanta. Con las procross nada de esto pasa. Paren solas y no dan ningún problema. Sólo hemos mandado dos desde que empezamos con ellas. No hay color, así es fácil crecer. Sólo nos quedan 14 holstein puras, pero tengo ganas de despedirlas a todas. El día que vea salir a la última frisona por la puerta seré el ganadero más feliz del mundo», remarca.

Animales trihíbridos

Terneras procross de tercer cruce: frisón, montbeliard y rojo sueco

Terneras Procross de tercer cruce, tras completar la rotación entre frisón, montbeliard y rojo sueco

En 2016, cansado de la fragilidad de sus vacas y tras visitar otras ganaderías que llevaban tiempo apostando por los cruzamientos, Lorenzo decidió incorporar a su cabaña de ganado las primeras novillas cruzadas. «Compramos en Huesca y en Portugal y empezamos también a inseminar nuestras vacas con rojo sueco y montbeliard. Hemos completado ya el ciclo de rotación y estamos empezando a poner ya otra vez frisón», detalla.

Las primeras novillas cruzadas que compraron procedían de Huesca, de una ganadería con 600 vacas procross en ordeño, Explotaciones Ganabar SL, situada en Sangarrén

«De todos los cruzamientos, con el que más contento estoy es con el tercer cruce, el de montbeliard con roja sueca. Cada raza aporta sus aspectos positivos y el resultado final se ve al completar la rotación. Aquí hay primerizas de roja sueca con 62 litros», cuenta.

Semen sexado y cruces cárnicos

Machos de raza Inra, un cruce cárnico que aplican a las vacas de más de dos partos

Machos de raza Inra, un cruce cárnico que aplican a las vacas de más de dos partos gracias al excedente de recría

Ganadería Milhombres insemina todas sus novillas con semen sexado. «Yo no regateo en el precio del semen, quiero toros buenos», indica. Hasta ahora usaban toda la recría que generaban para crecer en número de cabezas, pero en este momento ya han completado la capacidad de las instalaciones y la menor tasa de reemplazo necesaria del ganado procross hace que les sobren novillas.

Yo no regateo en el precio del semen, quiero toros buenos

Por eso, en las vacas de segundo parto usan semen convencional en vez de sexado y a partir del tercer parto inseminan con cruces cárnicos. «Ponemos Inra porque no tenemos sitio para recriar tanto, pero si tuviera espacio para recriar terneras procross no pondría Inra, porque en este momento hay mucha venta de terneras cruzadas y me dejan más dinero», indica.

Nave alquilada para la recría

Las novillas disponen de un establo alquilado con un patio al que pueden salir

Las novillas disponen de un establo, alquilado a una ganadería próxima, con un patio al que pueden salir

El rápido crecimiento en número de cabezas y la mejora en la fertilidad que también les han aportado los cruzamientos, han hecho que las instalaciones dedicadas a la recría hayan quedado pequeñas en poco tiempo. Por eso han alquilado el establo a una ganadería vecina que había cerrado y abandonado la actividad para albergar a las novillas.

Aquí en el pueblo solo quedamos dos ganaderías en activo

«Las terneras cuando nacen las tenemos aquí, en el establo viejo, y al cumplir los 7 meses las llevamos para la nave que tenemos alquilada, donde las inseminamos y completamos la recría. Vuelven para aquí próximas al parto», explica Lorenzo. En estas instalaciones alquiladas a la ganadería Bígaro les caben 50 animales.

Inseminaciones programadas

Inseminan a las terneras con semen sexado entre los 13 y los 14 meses

Inseminan a las terneras cruzadas con semen sexado entre los 13 y los 14 meses

Además del establo, las novillas disponen de un trozo grande de terreno para salir y entrar cuando quieren, pero aún así la capacidad disponible está habitualmente al completo. «Si echásemos semen sexado a todo necesitaríamos el pueblo entero», bromea Lorenzo en relación a la fertilidad procross.

El veterinario aquí viene poco, solo a hacer reproductivo, porque con este ganado no tenemos enfermedades ni problemas metabólicos

También destaca el mayor crecimiento de las terneras cruzadas, que alcanzan antes la condición corporal necesaria para su primera inseminación. «Nosotros a los 13 o 14 meses inseminamos. Pero no lo hacemos nosotros, sino que vienen veterinarios, así que hacemos todo con reproducción programada y con muy buen resultado», cuenta.

Nuevas instalaciones para vacas en producción

La nueva nave de producción, construida hace 7 años, destaca por su altura y ventilación y tiene capacidad para 200 animales

La nave de producción, construida hace 7 años para 200 animales, destaca por su altura, ventilación y claridad

Hace 7 años Ganadería Milhombres optó por construir un establo nuevo para poder seguir creciendo. Teníamos 90 vacas en ordeño pero trabajábamos muy incómodo. En ese momento se incorporaron los dos hijos del matrimonio, Sergio e Iván, aunque el incremento de la rentabilidad que les ha supuesto la apuesta por el ganado cruzado ha sido un factor determinante en su decisión.

La explotación tiene el relevo asegurado. El aumento de rentabilidad tras pasarse a los cruzamientos ha sido un factor determinante que ha animado a los hijos del matrimonio a quedarse en la granja

«Lo digo de corazón, si yo tengo que volver a las frisonas cierro», dice Iván. Animado por el aumento de rentabilidad de la granja ha optado junto a su hermano por modernizar también la sala de ordeño. «Era tercermundista donde ordeñábamos; desde que vinimos para aquí no ha vuelto a haber otra mamitis», afirma.

Sala en vez de robots

GANADERIA MILHOMBRES (Navia) sala de muxido2Sergio e Iván se han decantado por una nueva sala de 2×12 puntos en vez de instalar los robots de ordeño para los que había sido diseñada na nave construída en 2014. «El establo está preparado para poner los robots, pero los hijos no quieren saber nada de robots, prefieren sala. Ahora en esa zona que quedó reservada para los robots vamos a ampliar la cornadiza y hacer 14 cubículos más», explica Genma.

Si una explotación no vive con 200 vacas tampoco vive con 500

Es esa, por ahora, la capacidad máxima que prevén alcalzar, unas 210 vacas en ordeño, porque opina Lorenzo, «si una explotación no vive con 200 vacas tampoco vive con 500». Sergio e Iván ven sin embargo en los robots un factor limitante a la hora de seguir creciendo. «Ahora mismo, con la sala nueva que hemos puesto, se pueden ordeñar tranquilamente 250 vacas, mientras que con los robots, si quisiésemos crecer, cuántos robots necesitaríamos poner? Además de que los mantenimientos y reparaciones son mucho más caras», afirman.

Socios fundadores de Central Lechera Asturiana

Imagen del tanque vertical, instalado por Central Lechera al lado de la sala de ordeño

Imagen del tanque vertical, instalado por Central Lechera al lado del edificio de la nueva sala de ordeño

A mayores de la nueva sala, puesta en funcionamiento hace solo un par de meses, la explotación ha incorporado un tanque vertical de leche de la marca GEA. Se lo ha instalado, sin coste alguno para la ganadería, Central Lechera Asturiana, a la que pertenecen como socios fundadores, para poder así acoger el incremento de producción de la granja.

Si cobrasen en Galicia la leche como nosotros, las ganaderías duplicarían producción

Están cobrando la leche a un precio final de 39 céntimos. «Si cobrasen en Galicia como nosotros, las ganaderías duplicarían producción», dice Lorenzo. Situada en el occidente asturiano, Ganadería Milhombres tiene mucha relación con Galicia. «Compramos muchas cosas en Galicia, como la maquinaria y muchos suministros. El sector lácteo se está modernizando más en Galicia que en Asturias y hay más oferta», destaca.

El 50% del establo son novillas

Novilla procross recién parida con 24 meses con su ternero cruzado de rojo sueco con frisón con factor pasiego

Novilla procross recién parida con 24 meses con su ternero cruzado de rojo sueco con frisón con factor pasiego

La producción media por vaca se sitúa en esta explotación en 35 litros a dos ordeños, con un 3,67% de grasa y un 3,43% de proteína. «Hemos bajado algo a la grasa porque estamos ordeñando en este momento muchas primerizas, el 50% de lo que ordeñamos son novillas», explican.

Las vacas cruzadas tienen más cuerpo y aguantan mejor la condición corporal; cuando haya que mandarlas al matadero dejarán el triple que las frisonas

Sin embargo, esperan recuperar los niveles de grasa y proteína gracias al mayor aporte de sólidos del ganado procross, del que destacan también su mejor mantenimiento de la condición corporal a lo largo de la lactación. «Estas vacas tienen más cuerpo que las frisonas y aguantan más tanto la producción de leche como su condición corporal. Esa es también otra ventaja, ya que cuando haya que mandarlas al matadero dejarán el triple que las frisonas», destaca Lorenzo.

Relevo asegurado

Sergio e Iván han preferido instalar una nueva sala de ordeño, a pesar de que el establo había sido diseñado para robots

Sergio e Iván han preferido instalar sala de ordeño, a pesar de que el establo había sido diseñado para robots

Insiste también en la menor incidencia de problemas de patas en la granja con el ganado cruzado. «Cojeras en las procross, por ejemplo, no hay ninguna, no hay comparación, aunque esta temporada con el hormigón recién echado y el rayado de los pasillos hemos tenido algún caso», reconoce. Al salir de la sala de ordeño, las vacas pasan por un baño de patas, aunque los casos de dermatitis son practicamente nulos.

Han cambiado los cubículos de arena por camas de colchoneta y van a instalar una amamantadora

Entre los cambios que han hecho recientemente se encuentra también la sustitución de la arena de los cubículos por camas de colchoneta. «Teníamos arena, pero no nos convencía porque para el pozo es malo, así que decidimos poner colchonetas. Pero para poder ponerlas tuvimos que suplementar los cubículos», detallan.

Las próximas mejoras serán la sustitución del sistema de automatización de la arrobadera y la instalación de una amamantadora para alijerar el trabajo de alimentación de las terneras. El aumento de rentabilidad de la granja y el hecho de que haya relevo asegurado en la explotación animan a hacer este tipo de inversiones en mejora y modernización de las instalaciones.

Acabar con los prejuicios

Vacas procross en la sala de ordeño 2x12 instalada hace dos meses

Vacas procross en la sala de ordeño 2×12 de la marca GEA instalada hace dos meses en esta ganadería de Navia

Tras 40 años produciendo leche, Lorenzo anima también a otros ganaderos a «abrir los ojos» y no aferrarse a prejuicios sobre otras razas diferentes a la holstein. «Cuando empecé a hacer los cruces en mis vacas algún ganadero me decía que estaba loco, pero ahora ven las novillas y se convencen», dice.

A mi nunca me gustó que me mandaran; por eso me hice ganadero

Lo mismo pide que hagan las asociaciones de frisona y de control lechero. «Nosotros estábamos en Ascol, el control lechero de Asturias, pero cuando empezamos con las procross nos echaron porque no eran frisonas puras. Ahora nos dejaban entrar otra vez, pero ya no queremos. A mi nunca me gustó que me mandaran; por eso me hice ganadero», afirma.

50 hectáreas a maíz en terrenos a nivel del mar y con producciones de hasta 70.000 kilos

Parque de maquinaria de Ganadería Milhombres, que incluye dos cosechadoras y carro mezclador

Parque de maquinaria de Ganadería Milhombres, que incluye dos cosechadoras y carro mezclador

Ganadería Milhombres está situada en El Aspra, en la parroquia de Andés, a sólo 3 kilómetros del centro urbano de Navia y a menos de uno de la playa del Moro. Por eso, la competencia urbanística encarece el precio de la tierra en la zona. «Aquí se están vendiendo muchas fincas para hacer chalés, eso sube el precio y es competencia para nosotros. Se están llegando a pagar 500 y 600 euros por hectárea, aunque nosotros tenemos rentas antiguas y por la finca que más pagamos son 300 euros por hectárea», indican.

Nosotros aquí podemos producir barato porque sacamos buena cosecha de maíz

Trabajan unas 80 hectáreas totales, de las que siembran a maíz 50. «Aquí es muy buen terreno y estamos a nivel del mar, así que, si llueve algo, para sacar 70.000 kilos por hectárea no hay que matarse mucho», destacan. Sus fincas están a nivel del mar y estas altas producciones de forraje les permiten abaratar costes. «Nosotros aquí sí que podemos producir barato, porque sacamos buena cosecha de maíz y eso nos permite ahorrar en concentrados y mitigar la carestía del pienso», razonan.

Trabajo agrario

La ración de producción incluye silo de maíz, silo de hierba y pienso

La ración de las vacas incluye silo de maíz, silo de hierba y pienso. Comen más de 50 kilos diarios

La explotación es prácticamente autosuficiente en maquinaria, con un parque amplio que incluye dos cosechadoras o un carro mezclador que acaban de renovar. «Menos segar y aplicar herbicida al maíz, el resto lo hacemos todo nosotros, incluido el sembrado y el ensilado», explican.

Yo pienso que las vacas y las terneras tienen que comer a discreción; yo para que pasen hambre no las tengo

La ración diaria de las vacas en producción incluye 25 kilos de silo de maíz, 18 de silo de hierba y 12 quilos de concentrado más corrector. Para las novillas hacen otro carro todas las mañanas con silo de maíz, silo de hierba, paja y pienso. No escatiman en cantidades, pues prefieren una alimentación abundante. «Nuestras vacas comen 50 y pico quilos de ración al día. Yo pienso que las vacas y las terneras tienen que comer a discreción; yo para que pasen hambre no las tengo», afirma Lorenzo.

  • Reportaje elaborado por Campo Galego con la colaboración comercial de Global Genetics

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información