«El turismo rural es un complemento a un sector primario que tenga rendimiento económico»

Hace ocho años que el biólogo vigués Marcos Reinoso cambió su vida urbana para comenzar en el Courel una andadura ligada a la organización de actividades en la naturaleza

Publicidade
«El turismo rural es un complemento a un sector primario que tenga rendimiento económico»

En la Sierra del Courel aun está viva la Galicia que fue y de la que ya poco queda. Sotos centenarios con castaños de más de veinte metros de altura, arándanos silvestres que brotan en los caminos, setas genuinas desde la primavera hasta el otoño, bosques densos, alvarizas cuidadas, castros prerromanos, necrópolis, minas de oro e, incluso, hasta osos pardos. Eiquí séntese ben o pouco que é un home, decía Uxío Novoneyra y ese fue el testimonio que Marcos Reinoso cogió e hizo suyo para echar a andar el proyecto naturalista Pía Paxaro.

Hace ocho años, este biólogo vigués, reconvertido ahora en courelao, cambió radicalmente su vida urbana para fundar esta empresa que, entre otras cosas, quiere divulgar la importancia de mantener vivo el sector primario, sin el que el turismo rural no tendría el más mínimo sentido: <<el turismo rural debe entenderse como complemento a un sector primario con rendimiento económico. Es muy sencillo de comprender. Si no hay quien cuide los sotos, los caminos desaparecen. Si no hay vacas que pasten en las zonas más altas, los pastos también desaparecerán>>.

 Castaños del Courel

Rehabitar el rural

Pía Paxaro se dedica a organizar andaduras guiadas por todas las rutas forestales de senderismo de la comarca y todo tipo de actividades para el tiempo de ocio: jornadas micológicas, catas de miel y aceite, alquiler de bicicletas, prismáticos… Todo con una misión divulgativa clara: <<dar a conocer la enorme riqueza paisajística, botánica, faunística y etnográfica de la sierra. Por resumirlo, transmitir la esencia del Courel>>, explica Reinoso.

Es fácil de entender. Si no hay vacas en las zonas altas de montaña, los pastos desaparecerán

Aunque la pirámide poblacional del Courel lleva décadas invertida, iniciativas como la de Marcos <<dan trabajo, traen gasto a la comarca y, en definitiva, ofrecen oportunidades para rehabitar el rural. Son nuevos enfoques que, además, son una alternativa real al canon turístico que sólo da la opción de crear casas rurales>>, reivindica el también presidente de la Asociación de desarrollo rural Sierra del Courel.

En nuestros supermercados encuentras lo mismo que encontrarías en la ciudad. No hay producción primaria

<<Desde nuestra asociación llevamos años demandando a las instituciones que el Courel reciba la catalogación de Parque Natural y, así, poder contar con los recursos necesarios para proteger nuestro ecosistema>>, añade. Además de eso, Marcos explica la necesidad que existe de que se profesionalice el sector primario: <<El campo sólo se emplea para hacer huertas de autoconsumo. Nos nuestros supermercados encuentras el incluso que encontrarías en la ciudad. No hay producción primaria. Los visitantes no pueden mercar castañas ni setas del Courel>>, concluye.

 Boletus edulis de la Sierra del Courel

El futuro de los castaños

Sin duda, resulta contradictorio que no se aproveche la potencialidad de un ecosistema tan rico. De hecho, el estado actual de los sotos está favoreciendo la aparición de plagas como la de la avispilla. Este insecto asiático está afectando gravemente una gran parte de los castaños del Courel, atacando las hojas y truncando su proceso de fotosíntesis. Los vecinos y vecinas ven cómo las recolectas de castaña disminuyen e incluso algún árbol llega a morir.

Imagina que existiera una denominación de origen como Castaña do Courel con la que categorizar las más de 15 especies de castaño que tenemos

<<Hace 70 años, todo el vecindario se organizaba para ir limpiar los castaños y mantenerlos sanos. Les interesaba, claro. Luego podían llegar a alimentar a más de 6.000 personas que vivían en el ayuntamiento>>, explica Reinoso. Ahora, con apenas 1.000 habitantes y una población envejecida, no existe esa voluntad. A pesar de todo, Marcos insiste en que si se profesionalizara y se formara a la gente al respecto, todo el ayuntamiento podría obtener un beneficio económico cómo él incluso hace desde Pía Paxaro: <<a veces imagino que existiera una denominación de origen como Castaña del Courel con la que, aparte de exigir una calidad mínima a los productores, también englobaría las quince especies diferentes de castaños que tenemos en la comarca>>.

 

El asentamiento del oso pardo

Como toda novedad, la reaparición del oso pardo en la Sierra del Courel ha generado opiniones dispares. Según la Fundación Oso Pardo, el oso desapareció a finales del siglo XIX de la Serra do Courel, quedando limitada su presencia en Galicia la algunos enclaves de Ancares, próximos a las sierras del Alto Sil leonés y el occidente asturiano. Mas su historia sigue presente gracias a la conservación del patrimonio etnográfico.

Las numerosas alvarizas de piedra que quedan repartidas por la sierra courelá reflejan siglos de convivencia entre osos y humanos

Las numerosas alvarizas de una piedra que quedan repartidas por la sierra courelá reflejan siglos de convivencia entre osos y humanos y también los enormes esfuerzos que realizaron los antiguos habitantes para proteger las colmenas. Ahora, excepto algunos vecinos que viven más aislados en el bosque y sienten un cierto <<miedo al desconocido>>, está siendo bien recibido.

<<Gran parte de esta normalización se debe a la enorme labor educativa que hacen los y las docentes del colegio del Courel. Las crianzas aprenden la importancia de la presencia del oso. Lo entienden cómo una loanza a nuestro ecosistema. Luego, llegan a sus casas, conversan con los padres y sigue el ciclo de la sensibilización>>, explica Reinoso.

Los apicultores, contra lo que se pudiera pensar, son de los más interesados en conservar el ecosistema para el oso

El hecho de que el oso no ataque el ganado le hace tener mejor reputación entre los ganaderos, en comparación con el lobo. Además, los apicultores, que podrían ser los más afectados <<son de los más abiertos e interesados en la preservación de la especie>>. Gran parte de este mérito lo tiene el Proyecto LIFE Oso Courel, que ha financiado la rehabilitación de las alvarizas, la compra de pastores eléctricos para proteger la mayor parte de las colmenas y la recuperación de ciertos ecosistemas llave.

 

Un año en pandemia

La crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus también afectó, como es lógico, a proyectos como Pía Paxaro: <<tengo la suerte de tener más alternativas y otra fuentes de ingresos como investigador, pero está siendo un año complicado para todos, para qué engañarnos. Además, aconteció algo que no habíamos visto hasta el momento y que otros compañeros de los Ancares también han confirmado. El perfil turístico de playa y chiringuito vino a la sierra procurando espacios semejantes a aquellos>>. Esto produjo un evidente choque cultural, pero a Marcos le ayudó a reafirmarse en su postura y no sucumbir a una suerte de <<colonización turística>>.

Por otra parte, la pandemia les impidió celebrar muchas de las jornadas micológicas que generan mucho interés, andaduras con grande afluencia y fiestas como la de la cantarela -un tipo de seta-, que, además de ser grandes reclamos turísticos, cubren esa labor divulgativa y convergen en un ánimo económico para la comarca.

Delicias do Souto y Caurelor están emprendiendo dos iniciativas de transformación de productos del soto 

Con todo, el proyecto de Marcos Reinoso no es el único que trata de aprovechar las potencialidades del Courel. Además de Pía Paxaro, Delicias del Souto y Caurelor son ejemplo de dos iniciativas de transformación de productos del soto y de las devesas que van más allá de la miel. Mermeladas de arándano silvestre, licores artesanales y todo tipo de tartas, bicas y galletas hechas -como no- con harina de castaña. <<Si con la voluntad de la sociedad civil hemos conseguido lo que estamos haciendo, imagina lo que haríamos con un poco de ayuda institucional>>, concluye Marcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información